[Reflexión] Hardcore vs Casual

De nuevo con el clásico debate sin fin.

Desde que empezó a popularizarse el mundo del videojuego, este se ha llenado de todo tipo de personas, empujando poco a poco a aquellos (como un servidor) que tuvo que aguantar durante mucho tiempo críticas por parte de estos nuevos “gamers” (p*** palabra que odio) que, irónicamente, aunque también jugaban juegos, muchos seguían criticando a esas personas que jugábamos algo más que el CoD de turno o juegos móviles (se llegaron a reír de mí porque dije que Half-Life era mejor que CoD, porque al parecer jugar a un juego que tiene más de 10 años es de idiotas).

Nació así la brecha que separa a jugadores casual, que juegan ocasionalmente para disfrutar de juegos nuevos y sencillos, de jugadores hardcore. En teoría, los segundos juegan a cualquier cosa, siempre y cuando sea “de calidad”. Vamos a pararnos un momentito en esto.

¿Qué entendemos por “de calidad”? Porque yo he visto gente (yo mismo lo he hecho) decir que sólo juegan a juegos de calidad. Si estamos hablando de Half-Life, Bioshock, Portal… entonces no sé si a eso se le puede llamar juego de calidad, porque son OBRAS MAESTRAS. Están a años luz de la mayoría de juegos. No puedes considerar de calidad a un juego conocido como esos, pero decir, por ejemplo, que Castle Crashers no es un juego de calidad porque es arcade puro, cuando es una maravilla de juego. Deberíamos empezar por quitarnos de la cabeza la relación entre el tipo de juego que sea y la calidad del mismo, porque no la hay.

Yo creo que el problema radica en varios puntos. El primero es que muchos jugadores, como ya he mencionado antes, hemos crecido rodeados de personas que nos ridiculizaban por pasar el rato con videojuegos, para ver luego como esas mismas personas se pasaban el día hablando de CoD, Clash of Clans y similares como si fuera algo totalmente normal. Es obvio que eso no es precisamente agradable.

Representación gráfica de un gamer pre-año 2000

Luego está el problema de la cultura gamer. Se ha creado una especie de estándar sobre cómo es la comunidad de jugadores que ha alcanzado unos niveles que dan AUTÉNTICO CÁNCER. ¿No me creéis? Sólo tenéis que ver cosas como los Video Game Awards, que son un festival de mierda con el único objetivo de publicitar los lanzamientos próximos, sin darle importancia real a los supuestos premios que otorgan a los juegos que ya han salido. En la gala del 2015 se olvidaron de entregar varios premios y le dieron el premio de mejor juego indie a Rocket League, que no deja de ser un juego arcade, antes que a Undertale, que es una aventura con una profundidad enorme.

Con esto no digo que Rocket League sea un mal juego ni mucho menos, de hecho, Undertale no me gusta nada y Rocket League me ha entretenido mucho más, pero no eso considero que sea mejor que Undertale, que tiene muchísimas más cosas a tener en cuenta como su historia o su peculiar narrativa.

También tenemos en el carrusel de vergüenza el mundo de los esports, encabezado por Esports Vodafone, un canal que rezuma contenido basura por todos sus poros. Al parecer, los jugadores de esports son una mezcla de raperos, mafiosos y estrellas de rock, porque sólo con ver los vídeos de presentación que se hacen sobre ellos, parece que fueran superhéroes encomendados con el deber de salvar a la humanidad. Si hay algo que consiga escapar de esto, es el Domingamers de DayoScript y Felipez360, que sirve, de hecho, como una parodia del propio canal.

Sólo con deciros, que en el episodio en el que juegan a Silent Hill, a Dayo le preguntan si Silent Hill (que salió en 1999) está a la altura de la película en la que se inspira (que salió en 2006), ya basta para demostrar cómo ni se preocupan realmente de lo que están haciendo, sólo de intentar (patéticamente) aparentarlo.

Basura

Esta mezcla de cosas nos ha impulsado a una situación en la que el mundo del videojuego es tremendamente accesible, lo cual es bueno, pero teniendo una ridícula fachada de presentación dominada por jugadores pros que posan como gangstas y un dominio casi absoluto de la industria por parte de los juegos más cancerígenos, pero populares.

Por culpa de esta gente, los gamers son vistos como niños de 20-30 años que no tienen nada mejor que hacer que malgastar el tiempo y el dinero en jugar juegos para niños. Y la acumulación de ridiculez de gente como Rubius y equivalentes, que hacen vídeos que nos dejan en aún peor posición no ayuda en absoluto. Esto atrae a mucha gente, especialmente niños y adolescentes, que se introducen porque ven a sus ídolos de internet jugarlos, lo que significa más casuals entrando constantemente con una conducta que empieza con indiferencia por el juego en sí, sólo buscando replicar lo que haya hecho el youtuber de turno, para luego evolucionar a toxicidad pura cuando se da cuenta de que no es como pensaba, porque esto lo he visto yo cientos de veces en juegos como Minecraft.

Yo soy de los que piensan que la introducción tan masiva de gente ajena al medio es algo peligroso, porque es por esto que CoD genera cada año más dinero que el PIB de algunos países, mientras que desarrolladores independientes se hunden en la miseria porque no tienen suficientes fondos ni popularidad. Lo correcto sería disipar el mundo de los esports, que se vea mejor el mundo de los juegos “de verdad” (con “de verdad” me refiero a juegos no competitivos de usar y tirar, sino aquellos en los que juegas una historia) y hacer más mención al mundo indie, que tiene ideas fantásticas.

Hay que detener esto

Y luego está el problema del odio indiscriminado a los casuals. No se trata de tratarlos como ciudadanos de segunda clase, sino de introducirlos correctamente en las profundidades del mundo del videojuego. Si tenéis un amigo interesado en probar algo más que Candy Crush, no le pongáis Dark Souls, pero a lo mejor sí un Legend of Zelda clásico o un RPG de acción como Diablo. No tiene sentido despreciar a los casuals, porque entonces nunca dejarán de serlo. Creo que también es una cuestión de orgullo y de sentirse superior por jugar a cosas mejores o más profundas que algo arcade.

¿Os parece esto una manera correcta de anunciar un directo?
Cómo conseguir dinero fácil en Twitch, primera lección

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ya, si ahondamos en este tema, está la puñetera manía de asumir que todas las mujeres son casuals, si es que pueden llegar siquiera a ese nivel. Por culpa de ANORMALES como Kaceytron y compañía, la imagen de chica gamer que nos hemos montado en la cabeza es una camiseta de tirantes muy ajustada con un canalillo hasta el ombligo, jugando a League of Legends o similares. Hay muchísimas mujeres que entran de sobra en la categoría de hardcore, pero tienen que sufrir un intenso acoso machista por culpa de un par de imbéciles que se ponen la cámara directamente en el busto en Twitch para sacar el dinero de imbéciles aún mayores que encima se lo dan. Es repugnante y tóxico, y lo peor es que estas mujeres están perjudicando a un género entero sin importarles siquiera.

En fin. A lo mejor, con un poco de suerte, en un par de años habremos conseguido algunos avances, aunque a este ritmo me da que no.

Y vosotros, ¿qué opináis?

Deja una respuesta