Un ruso demanda a Bethesda por adicción a Fallout 4

La página web rt.com nos cuenta una historia que, aunque parezca increíble, es auténtica: un ruso demanda a Bethesda por adicción a Fallout 4 que le ha hecho perder trabajo y matrimonio. Explicaciones:

Un jugador de 28 años, residente de la ciudad de Krasnoyarsk (Siberia), ve un anuncio de Fallout 4, imaginemos que es éste pero en versión rusa:

Tras verlo, nuestro amigo decide descargarlo para su PC, y empieza a jugar. El problema es que le gustó tanto que se enganchó al juego olvidándose poco a poco de lo y los demás. Dejó de ir al trabajo, así que, como no, le despidieron, dejó de llamar a sus amigos y familiares, y su mujer, harta de vivir con alguien que pasaba de todo menos de su juego, perdió la paciencia y lo abandonó. Cuando se dio cuenta, ya era demasiado tarde, y decidió demandar tanto a los desarrolladores, Bethesda, como a los traductores, SoftClub, por no haber indicado en algún punto del juego lo adictivo que es, como lo explica a los medios rusos:

Si hubiese sabido que este juego era tan adictivo, habría tenido más cuidado. No lo habría comprado o habría esperado a las vacaciones de Fin de Año.

Su adicción a Fallout 4 le hizo mucho daño, así que pide 500.000 rublos (unos 6.500 euros) de indemnización para recuperarse.

¿En serio me culpas a mi, chaval?
¿En serio me culpas a mí, chaval?

Cabe recordar que Fallout 4 tiene una jugabilidad más o menos similar a juegos de mundo abierto como GTA V, The Witcher 3 o Metal Gear Solid V, entre otros, y no contiene ningún elemento que lo haga más o menos adictivo que los demás. Y bueno, estamos hablando de un hombre adulto, de 28 años, con trabajo, y se puede suponer que Fallout 4 no era su primer juego, así que culpar y demandar a los desarrolladores y traductores por no indicar que el juego que han hecho es adictivo me parece muy fuerte. Ya sé que la adicción es algo muy grave, y que la mayoría de los expertos coinciden en que el hecho de volverse adicto a los videojuegos tiene que ver, no con la actividad en sí, sino con un trastorno personal. Sin embargo, yo creo que este jugador ruso, al verse despedido de su trabajo, se inventó una adicción a Fallout 4, no sólo pensando en la reclamación de daños y perjuicios, sino también para hacerse famoso. Enfrentarse a uno de los juegos más esperados de 2015 y a una empresa tan potente como Bethesda es más llamativo que meterse con un juego y una empresa indie. Y a ti, ¿qué te parece?

adicción a fallout 4
6500 euros no son nada para Bethesda

Deja una respuesta