Alcohol y videojuegos – Cómo unas copas de más afectan a tu habilidad

¿Qué es lo que pasa cuando mezclas alcohol y videojuegos? Si alguna vez has echado una partida tras tomarte unas cervezas, puede ser que ya tengas una respuesta en mente. Puedes pensar que definitivamente te hace peor, o quizás que te hace mejor. Sin embargo, los efectos del alcohol no son los mismos para todos los jugadores. Además, no sólo depende de las personas, también de la cantidad de alcohol que tengas en sangre en ese momento.

No tenemos ningún estudio oficial de la universidad de Massachussets que nos pueda dar una respuesta definitiva. Lo que sí tenemos es miles de foros por todo internet en los que la gente comparte sus experiencias y sus conocimientos, además de los propios efectos del alcohol en general. Por lo tanto, recopilando información de varios usuarios, he podido llegar a unas cuantas conclusiones.

¿Qué nos pasa cuando bebemos alcohol?

Esta afirmación es obvia: Si estás completamente ebrio y te metes a una partida de Battlefield, vas a morir más o menos cuatro veces más de lo normal. La cosa cambia cuando todavía tienes control sobre tus actos, cuando podría decirse que estás «contentillo«.

En este punto, el alcohol principalmente ralentizará tu tiempo de reacción, por lo que las decisiones que tomas en una partida y tus reflejos se verán afectados directamente. Sin embargo, no es negativo de por sí. Hay jugadores que piensan «demasiado», que incluso toman una decisión incorrecta por considerar factores que no son importantes en esa situación. Por esto, no tener tiempo para sopesar tantos factores puede ayudar a tomar decisiones más rápidas y, a veces, adecuadas.

Alcohol y videojuegos

Aún así, sabemos que no ocurre así con la mayoría de jugadores. Hay otro factor, derivado de tener menor tiempo de reacción. Tu concentración puede aumentar debido a que, como hemos dicho antes, tienes en cuenta menos factores y por ello tu objetivo es lo único que importa. Esto causa que prestes más atención a una única cosa y tomes mejores decisiones respecto a esta, pero también hace que prestes menos atención a tu alrededor.

Hay que aclarar algo. El alcohol no da superpoderes en absoluto. Sólo provoca que tomes decisiones distintas, que te comportes de otro modo. Por ejemplo, no te hace reaccionar más rápido, si no que provoca que distribuyas tus prioridades de manera distinta.

Aparte del hecho de mejorar o empeorar, hay algo en lo que parece que todos los usuarios están de acuerdo en los foros. Mezclar videojuegos y alcohol siempre es divertido si lo haces con amigos. Así que esto es todo, podéis divertiros haciendo vuestros propios experimentos (pero recordad beber con responsabilidad, no me seáis cafres).

Deja una respuesta