[Análisis] Pokémon Prism, un juego hecho por fans

Los fans de videojuegos se nota cuando les gusta algo, sobre todo cuando saben programar y crean verdaderas obras de arte, en este caso Rainbowdevs ha sido el creador del que sin duda es el mejor hackrom de Pokemon llamado Pokemon Prism para Game Boy Color, pues ha cogido el Pokemon Cristal y ha realizado grandes cambios incluyendo nuevas regiones y Pokemon de generaciones posteriores.

Pese a que en 2016 Nintendo obligó al equipo desarrollador a que pararan el proyecto, lo siguieron haciendo, eso sí, sin hacer anuncio alguno, arreglando bugs y mejorando de tal manera para evitar los fallos que salían en ocasiones, la última versión actualizada es de Noviembre de 2017, y sin duda han mejorado mucho desde su versión oficial que Nintendo acabo parando.

Una de las grandes cosas que me impresionaron de Pokémon Prism fue el hecho de mejorar mucho el ultimo juego de Pokémon para la Game Boy Color mostrando cómo, en ocasiones, se puede llegar a exprimir una consola en su máximo esplendor, pues no solo trae Pokémon de generaciones posteriores a la segunda, si no que aparte trae nuevas mecánicas como la de correr, como se puede hacer en la tercera generación mediante zapatillas; o el de poder usar picos para minar y conseguir minerales, aparte de otros que iremos viendo poco a poco a lo largo de este post.

Vamos a comenzar hablando de cada mejora, y comenzaré por el tema de los Pokémon ya que en Pokemon Prism ni corto ni perezoso traen hasta la cuarta generación, y no solamente han puesto su imagen, han traído los ataques que no existían en su segunda generación, como puede ser “Flare Blitz” o más conocido como “Envite Ígneo” o «Pulso Umbrío». Aparte de todo esto, cada monstruo tiene su propio icono en el equipo, no como en otros juegos en el que había prediseñados y según su forma salían de una u otra manera, aquí cada uno tiene el suyo propio asemejándose lo mejor posible al Pokemon en cuestión.

Luego, otra gran baza, es el reloj del juego y la personalización, pues podremos elegir fecha y hora que en un emulador por ejemplo aunque pases a velocidades mas rápidas el juego mantendrá el reloj interno, por dar un ejemplo, si abrimos el juego y jugamos a las 9 de la noche, el juego mostrará las nueve de la noche, dejamos la velocidad mas rápida durante 5 minutos, que cuando vayamos a mirar el horario del juego veremos que solo han pasado 5 minutos en el juego (aunque las horas totales jugadas si contabilizara con la velocidad serían más). Esto me sorprendió para bien pues así siempre podrás jugar a la hora que desees para atrapar a los Pokemon sin necesidad de hacer las trampas típicas de darle mas velocidad para cambiar el horario.

La personalización es bestial en el juego, al crear el personaje antes de pedir el nombre de jugador, nos dejarán elegir entre varios estilos de entrenador, así como colores de piel y de la vestimenta, pudiendo hacer un entrenador a nuestro gusto, y trae bastante variedad.

Después algo que es de muy agradecer es una historia algo más adulta de lo que tenemos acostumbrado en la saga de Game Freak, ya que en esta ocasión no seremos el tipico entrenador Pokémon que ha cumplido la edad para andar en aventuras de conseguir ser el mejor entrenador, sino que empezaremos en un campamento viajando con tu madre y una avalancha te cierra el paso donde esta ella acampada, y por una serie de causas acabas en Naljo, ayudando al profesor de aquella ciudad, quien te encomienda la gran aventura de desafiar a los entrenadores y ayudar a la corrupción que hay en Naljo.

Veremos palabras malsonantes como actitudes de personajes, lo que suele alejarse de lo que vemos en la saga original, así como lugares donde nos tendremos que separar del Pokemon para que él solo vaya realizando las tareas necesarias para seguir la aventura, por ejemplo el de salvar a un Totodile que no será tarea fácil, o disfrazarte de uno del equipo “Pallete” para capturar a uno de ellos y encerrarlo, cosas por el estilo serán fáciles verlas y sin duda es un aire fresco a una saga que se había encasquillado en ser casi lo mismo en sus objetivos.

La dificultad es una de las grandes cualidades de Pokemon Prism, pues a diferencia de la saga oficial este se perfila bastante difícil, siendo necesario entrenar bastante para seguir avanzando, ya que la mayoría de veces, aun entrenando, tanto los Pokémon salvajes como los de entrenador suelen estar a tu nivel o superior, y los ataques que aprenden no son los típicos que no suelen hacer daño sino son ataques bastante fuertes, por lo que uno salvaje puede acabar con uno de tu equipo si te descuidas un poco. Aparte de todo esto, también los monstruos están muy nivelados en lo que se refiere a estadísticas, por lo que es otro aliciente del juego ya que te hace pensar cuál es el mejor equipo a llevar y que tácticas utilizar en distintos combates, cosa que en la saga se había perdido un poco (o al menos en mi caso que no me era difícil acabar con los distintos entrenadores y lideres de gimnasio).

20 gimnasios se encuentran en todo el juego compuesto por 4 regiones, Naljo y Rijon aparte de las ya conocidas Johto y Kanto, y necesitaras las 20 medallas para enfrentarte a la Liga Pokémon, no 8 como suele ser habituales en la saga original. Aparte tendremos lo que serían ‘trabajos’ que podremos ir picando para conseguir minerales, fundirlos y poder realizar joyerías que se podrán equipar a los Pokémon para otorgarle mejoras, algo que conseguirá engancharte pues si te gusta el estilo te gastarás pasta en los picos e irás buscando minerales o fósiles que revivir.

Sin duda este juego exprime lo que es una Game Boy Color, mejora un juego que en un principio era de los mejores para la portátil, un aire fresco a una saga algo encasquillada en este punto, y que da una variedad en muchos elementos, como la historia, que sin duda te engancha de principio a fin, ¡totalmente recomendado!

Deja una respuesta