Antagonistas que parecen peligrosos pero en realidad no lo son #1

Se me ha ocurrido una divertida idea que es la de hablar de varios personajes antagonistas en el juego que quieren acabar con la vida de nuestro personaje de distintas maneras y que por una razón u otra nunca llegan a conseguir su objetivo.

Dr. Ivo Robotnik (Dr. Eggman) – Saga Sonic The Hegdehog

Resultado de imagen de Ivo Robotnik videogames

Empecemos con uno de los antagonistas más famosos de la industria, el conocido archienemigo de Sonic, un antagonista que desde el primer juego de la franquicia ha intentado acabar con el erizo, que pese a tener unas maquinas y una inteligencia superior a él, siempre ha caído derrotado en sus numerosas batallas al hacer inventos que no eran un peligro para el protagonista.

Siempre ha ido ideando de todo y nunca le ha dado resultado, pero siempre he pensado una cosa, ¿no es más fácil hacer algún arma u objeto como un perrito caliente con Ketchup y una bomba para que se lo coma y explote?, tanta inteligencia y no hace ningún invento que planteé cara a Sonic y compañía.

Lucien Fairfax – Fable II

Resultado de imagen de Lucien Fairfax

Sin duda alguna la saga Fable es realmente querida, pero pese a tener un primer juego realmente bueno, el segundo lo daña todo con su antagonista, que marca de ser muy poderoso y que pondrá en ocasiones en problemas al protagonista, pero finalmente muere de una manera que muchos les dolió y que fue la mayor crítica que tuvo el juego.

Pues podías pensar en una pelea épica con este antagonista realmente peligroso, pero todo acaba de una manera rápida y sin un combate merecedor de lo fuerte e inteligente que parecía, ¡una verdadera pena!

Joker – Batman Arkham Asylum

Un gran juego de uno de los superheroes más conocidos, y el Joker en esta ocasión parece ser bastante fuerte y peligroso, pero la realidad es que todo quedará ahí cuando nos tengamos que enfrentar a él al final del juego, ya que se transforma en un enorme gigante pero que mayormente se dedicara a enviarnos a esbirros y atacarnos en contadas ocasiones, siendo un enemigo que no es difícil de vencer y quitando lo que tendría que haber sido una pelea épica.

Deja una respuesta