[Recomendación] Bastion. El poder de la narrativa.

 

Os voy a contar porqué deberías jugar a Bastion.

Una de las razones por las que me quedo jugando a un videojuego es la historia. Aunque a día de hoy el apartado multijugador tiene un peso clave en una entrega, no lo es todo. Y es justo ahí donde la historia de este Bastion golpea con fuerza. Como al personaje que manejarás, te rodeará la incertidumbre de no saber qué ocurre y dónde te encuentras; un terreno que se va generando a medida que avanzas y enemigos que aparecen de repente, sin esperarlo. Eso es Bastion. Para calmar los sentimientos de confusión y desasosiego estará Rucks, el narrador. Él nos estará esperando en el bastión, una especia de “arca de Noé” creada por los Caelondianos, la civilización de Kid, nuestro héroe.

¿La Calamidad? Cuéntame más Rucks

La historia se resume en lo que el narrador, Rucks, nos va contando que hace nuestro héroe e información sobre lo que nos rodea. Una historia monóloga y llena de preguntas que en su mayoría me quedaron contestadas a excepción de una de las más importantes: “¿Qué es La Calamidad?” Quizás se responde en el final a la hora de escoger entre las dos opciones que se nos da pero tendré que volver a jugarlo. Por lo tanto, esto deja claro que es un título rejugable a nivel de la historia, y que, si te ha gustado, DEBES volver a hacerlo. Por supuesto que yo lo haré.

No hay gatillo loco que valga

Nuestra misión será recuperar unos cristales, fuente de poder de esta isla flotante y, a base de atacar y rodar, enfrentarnos a todas las criaturas que se nos presenten. Todo esto representado en un curioso modo Hack & Slash con vista cenital, gran variedad de armas con mejoras y, movimientos suaves y bien implementados. Una gran experiencia de unas casi 10 horas donde tendrás alguna que otra “misión” extra y algún que otro reto. Por lo que a nivel de gameplay también será rejugable tanto al terminarlo como a empezarlo en nuevos modos que nos proporciona el propio juego.

Luminoso y colorido

Creo que una de las dos cosas que más se puede resaltar de esta aventura es su ambientación y sus decorados. Un Steam Punk MUY luminoso y colorido, con matices en cada fase que irán desde fondos de ciudadela hasta grandes y amplios parajes. Tanto los diseños de personajes y armas como de fondos y enemigos es bastante original, agradable e incluso, a veces, caricaturesco. Si os gustan los diseños Steam Punk, este juego no os dejará indiferentes ya que rompe con la ligera mecánica sombría detrás del Punk y lo hace más alegre y juvenil.

Una orquesta indie

Las melodías de la banda sonora son ESPECTACULARES. Adecuadas a cada zona; matices musicales de diferentes culturas que se sincronizan a la perfección con el decorado. Además, en cada fase se podrá diferenciar música de exploración o avance y música de combate, siendo esta segunda más intensa y enérgica. La verdad acaban siendo musiquillas pegadizas y motivadoras, para nada monótonas o cansinas.

Lista de Reproducción (también disponible para compra y en Spotify )

Resumiendo

En definitiva, una aventura de una duración media que te dejará buen sabor de boca y que, además, podrás quedarte con las ganas de saber qué hubiera pasado si hubieras escogido la otra elección. Por tanto vuelvo a repetir que es rejugable y tiene final alternativo.

JUÉGALO

P.D. Tengo en mi biblioteca de Steam la segunda aventura de la gente de Supergiant Games, Transistor. Después de esta experiencia, le entraré con más ganas.

 

-Desarrolladora: Supergiant Games
-Distribuidora: WB Games
-Género: Acción, Hack & Slash, Rol
-Versión: Steam-14,99€.

Pros:

1º Buena narrativa
2º Manejo suave
3º Duración

Contras:

1º Narrativa y combates a la vez
2º Gameplay lineal

Deja una respuesta