Camdrome: Un misterio macabro

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,65$
¡Oferta!
¡Oferta!

El Indie Megabooth del PAX Prime de 2013 fue el lugar elegido para presentar bastantes títulos indie que luego recibirían buenas críticas: Invisible Inc.Always Sometimes Monsters, Crypt of the NecrodancerGalak-Z, entre otros muchos. También albergó un espacio algo particular. Un espacio al que los periodistas evitaban acercarse, pero del que no podían alejarse una vez descubrían su misterio. Albergaba Camdrome.

Entre puestos abarrotados de desarrolladores y periodistas, podía encontrarse un pequeño cubículo sin nadie que lo cuidara. Todo lo que había en él eran bolsas de basura, un ordenador con un monitor de rayos catódicos manchado de sangre y una webcam sobre este.

Camdrome
Fotografía de 4PlayerPodcast

En la pantalla, puede verse una sucesión de vídeos grabados con una webcam y que se descargaban directamente de su página web, de la que hablaré más adelante. El nexo común de todos los clips es que las personas que los protagonizaban parecían tener un final violento capturado en vídeo. Entre cada uno de ellos, solo una pantalla con el logo de Camdrome y una consola de comandos que se conecta al servidor que almacena los archivos.

Desde su cuenta de Twitter se enviaron mensajes a los periodistas que iban a asistir al evento, provocándoles para que se acercaran a su stand y, después, insinuándoles que les habían visto a través de la cámara. Otros de los tweets eran noticias reales sobre personas que se habían suicidado en alguna circunstancia relacionada con la tecnología o las redes sociales. También escribieron referencias a la película de culto Videodrome, lo que confirmaba que el nombre era un homenaje y apuntaba al tono que podría tener Camdrome, fuera lo que fuera.

Kris Guthridge, de 4PlayerPodcast (ahora 4PlayerNetwork), recibió uno de estos mensajes y decidió investigar el asunto. Descubrió mensajes ocultos en el código fuente de la página web, que aparentemente solo contiene el logo de Camdrome y un enlace a su cuenta de Twitter. El primero y más inquietante es una cara dibujada con caracteres ASCII que nos observa, como sugiriendo que esa figura es la que nos ha permitido descubrir el secreto de la web.

Camdrome

Debajo de la imagen se puede leer la frase «MEATISMEAT» repetida una y otra vez. Una de las teorías es que esto apunta a que es obra del Team Meat, responsables de Super Meat Boy. Más adelante, podemos encontrar dos frases más: «you are doing this to yourself» [«eres tú mismo quien se está haciendo pasar por esto»] y «feel the knife pull the wire around your neck now i’m watching you» [«siente el cuchillo, enrolla el cable alrededor de tu cuello, te estoy observando»].

Guthridge continuó su investigación buscando el origen de la página web. Estaba registrada en un centro comercial del estado de Arizona y la información estaba asociada a un número de teléfono. Cuando llamaron, se encontraron con el servicio de atención al cliente de una empresa que no conocían y hablaron con un representante de ventas que no tenía la menor idea de qué le estaban hablando.

Camdrome

Finalmente consiguieron encontrar alguna conexión entre la página web, Edmund McMillen (director del Team Meat) y Backseat Conceptions, una empresa que se dedica a crear experiencias de realidad aumentada y probablemente fuesen los responsables de grabar los vídeos que se mostraron en PAX Prime.

Sea como sea, el misterio de Camdrome continúa. No volvió a aparecer un puesto similar en otra convención similar. Hace casi un año desde que apareció el último mensaje en la cuenta de Twitter, pero no es la primera vez que pasa mucho tiempo sin que den señales de vida. ¿De qué tipo de experiencia se tratará? ¿Saldrá a la luz el equipo responsable o simplemente un día nos despertaremos y Camdrome estará esperándonos? Es un misterio que me encanta y del que espero no se haya escrito la última página. Para terminar, os dejo con un vídeo en que se pueden ver los clips del stand de PAX Prime 2013. «Long live the new flesh«.

Deja una respuesta