[Opinión] Castlevania ya está en Netflix. ¿Merece la pena?

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
11,89$
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

Ya hemos visto «Castlevania». Por fin ha aterrizado en Netflix esta esperadísima adaptación de la famosa saga de videojuegos de Konami Esta primera temporada consta de cuatro episodios, de unos 25 minutos de duración.

Hemos jugado durante muchas horas acompañando a la familia Belmont en su misión de acabar con Drácula, sus seguidores, y sus maldiciones. Sin embargo, siempre que se habla de adaptaciones de videojuegos, nos vienen a la mente ejemplos como «Super Mario Bros» o la más reciente «Assassins’s Creed», y nos entra miedo. ¿Cómo ha resultado esta adaptación? ¿Realmente merece la pena verla? La respuesta es un sí, pero con matices.

«Castlevania» (la serie) hace un buen trabajo a la hora de adaptar el mundo y el entorno de los videojuegos. El guión ha sido escrito por Warren Ellis, reconocido escritor quien es responsable de varias series de cómics de Marvel. Ha contado con la colaboración de Koji Igarashi, quien participó en varias entregas de los videojuegos (entre ellas, «Symphony of the Night»). Cuenta Ellis que Igarashi le pidió hasta 8 veces la reescritura del guión, con lo que parece que el productor se lo tomó en serio.

En este sentido, sorprende el tiempo que se toman para presentar y desarrollar a los personajes. Sin entrar en spoilers, ciertos personajes muy queridos por los jugadores tienen su hueco en la serie, pero no desvelaremos sus nombres para no estropear la sorpresa a todos aquellos que vayan a ver la serie (y no se hayan enterado ya).

Otro aspecto a destacar es la calidad de la animación, muy cuidada; aunque como dicen ya varios espectadores, ya puede serlo con tan sólo cuatro capítulos. El trabajo corre a cargo de Federator Studios y Powerhouse, este último con mucha experiencia en creación de cinemáticas para videojuegos (Epic Mickey, Darksiders 2 entre otros). También está implicado Adi Shankar, quien participará en la adaptación animada de «Assasin’s Creed».

Hay que mencionar también la violencia. En su momento los creadores comentaron que no iban a quedarse cortos a la hora de mostrar sangre y vísceras, y lo cierto es que así ha sido. Castlevania es una serie violenta, tanto visualmente como verbalmente. Algunos momentos son gratuitos y con poco sentido (como el diálogo en la taberna al final del capítulo 1), pero en general todo encaja bien.

Pero no todo iba a ser bueno. Si hacemos cálculos, 4 episodios de 25 minutos nos dan un total de 100 minutos. Es decir, se ha producido una serie, sí, pero su duración es equivalente a una película de 1h 40m. En ese sentido, Castlevania decepciona porque, aunque durante su duración la sensación es de estar viendo algo que respeta el espíritu de la franquicia de Konami, argumentalmente es una serie sin terminar. Muy posiblemente se deba a un movimiento muy, muy conservador de Netflix para observar el «feedback» de los espectadores, y continuar por el camino iniciado si las sensaciones son positivas. Aquí hay que decir que la serie se renovó por una segunda temporada de ocho capítulos, el mismo día en que se estrenó la primera. Con lo que tendremos continuación seguro.

Los fans de Castlevania pueden sentirse orgullosos de saber que tendrán una serie animada a la altura de la saga, o al menos así parece que será cuando llegue la segunda temporada. De momento, no podemos evitar quedarnos con una sensación agridulce de ver cómo se han hecho bien las cosas, pero no se ha rematado debidamente. Habrá que esperar hasta 2018.

Deja una respuesta