Un espectáculo sonoro y apariciones estelares determinan la conferencia de Sony del E3 2016

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,65$
¡Oferta!

Esta vez nos tocaba mantenernos despiertos hasta las 4:30 de la noche si queríamos enterarnos de lo que escondía la compañía en este E3, y vaya si mereció la pena…

Quizás la forma de iniciar la conferencia no era la más adecuada para mantenernos despiertos, pero sintonizaba a la perfección con el teatro escogido para el evento, una orquesta sinfónica que nos metía de lleno en lo que iba a ser el espectáculo en sí mismo.

El entorno estaba creado: teníamos la música, el teatro, las ilusiones y el Red Bull en la mano para no morir de sueño, aunque después de ver lo que nos mostraron llegué a la conclusión de que no hacía falta ninguna bebida con cafeína.Teatro Sony

Como en una gran obra de teatro se levantó el telón y se hizo el silencio. Empezaba lo bueno, el primero juego estaba aquí. «Sony Interactive Entertainment» rezaba la pantalla. «¿No irán a abrir la conferencia con God of War verdad?» nos preguntábamos todos mientras veíamos a un niño jugar en el

God of Warsuelo nevado. La cámara enfocó a las sombras desde las que procedía una voz grave y profunda. Ahí estaba: el gran Kratos; con unos añitos de más y una barba casi tan hipster como el propio presentador del pre-E3. Pero era él, y teníamos un nuevo videojuego de la saga delante de nuestras narices. Los chicos de Sony nos mostraron que aunque esté un poco desmejorado, Kratos sigue en forma, y todo parece indicar que el protagonista va a ser un niño, del que por el momento, solo sabemos que no tiene muy buena puntería con las flechas. Una vez finalizado el gameplay nos mostraron el título que va a tener: God of War. Sí, sin número. Al parecer Sony ha hecho un «reset» a la saga. Veremos que nos tienen preparado.

Mientras asimilábamos lo que acababa de ocurrir, Shawn Layden aparecía en el escenario para realizar el típico discurso inicial, que siempre suele ser bastante extenso en la conferencia de Sony, no sin antes recordar a las víctimas del atentado de Orlando el pasado domingo, a las familias de las cuales mandamos un enorme abrazo desde patogamer.

Tras esto volvió a levantarse el telón para presentar la nueva IP de Bend Studio. Unas preciosas imágenes de parajes naturales post-apocalípticos con un narrador en off y un motorista que se presentaba como un mercenario y cazador. Por el momento no pudimos ver más, solamente su título: «DAYS GONE».

Inmediatamente después de esto, y sin ninguna presentación previa, nos muestran nuevas imágenes del tan esperado The Last Guardian, que por cierto pinta muy bien, y ¡su fecha! 25 de octubre de 2016 será el día en el que podamos ver como funciona realmente esta promesa de la industria.

El logo de Guerrilla Games aparece entonces en pantalla para dar paso al primer gameplay de Horizon: Zero Dawn. Pudimos ver el mapa (que pinta bastante extenso en principio, con grandes prados y enormes montañas nevadasHorizon Zero Down), el sistema de crafteo, y algunas mecánicas interesantes como montar un toro mecánico salvaje. En cuanto a los gráficos, no hace falta decir que son muy buenos; una de las cosas que han gustado es que no intentan buscar el realismo, pero aún así lucen muy bien. También vimos un par de peleas, las cuales parece que serán muy fluidas. En principio, para derrotar al enemigo tendremos que debilitarlo poco a poco, y terminar con él golpeando el núcleo. Una lástima que aún no hemos podido ver su fecha de salida.

La siguiente escena, cambiando radicalmente de tercio, nos mostró un trailer/gameplay de Detroit: Become human; un juego en el que nuestras decisiones cambiarán el rumbo de la historia. Como nos muestran en el trailer, manejaremos a un Androide detective, y tendremos que pensar muy bien cual va a ser nuestro próximo paso si no queremos arruinar la historia. Lamentablemente el videojuego aún no tiene fecha prevista ya que sigue en desarrollo, así que habrá que esperar.

En este momento de la conferencia ya habíamos asimilado el duro golpe de God of War, así que necesitábamos algo de emoción para poder continuar la noche. Sony lo sabía muy bien. «Si no sales de ahí te van a matar. Sal de ahí ahora.» decía una voz a través del teléfono que contesta el protagonista del gameplay que estabamos viendo. No sabíamos que podía ser lo que iba a pasar. ¿Era eso un Outlast? La verdad es que lo parecía. Su cámara en primera persona, los gráficos, Resident Evilla iluminación, el sonido… No hubo muchos sustos (para la fortuna de nuestros corazones), parecía un juego de terror psicológico. De repente vemos a un hombre andar por el pasillo como si de su casa se tratase. «Tranquilos. No pasa nada», nos decimos a nosotros mismos mientras observamos que no hay nadie al girar la esquina. Nuestro protagonista llega a una sala con un televisor encendido, mete una cinta, y una serie de imágenes aparentemente aleatorias se suceden. Entonces llega el momento… Aparece el número 7 en números romanos, y antes de que nos demos cuenta estamos viendo en pantalla anunciado el nuevo RESIDENT EVIL 7 para el 24 de enero de 2017. Y mejor aún, ¡con una demo pública en Playstation Network a partir de esa noche!

El hype estaba por las nubes, pero entonces nos desinflamos viendo el precio de Playstation VR. 400 dolares pretende Sony que nos gastemos en un dispositivo de realidad virtual del que solo disponemos de 50 juegos hasta el momento. Su fecha de salida será el 13 de Octubre. (Con ese precio hubiese sido más acertado lanzarlo el 31 del mismo mes). Sony nos mostró entonces algunos de los videojuegos que podremos disfrutar en realidad virtual, incluyendo entre estos un nuevo DLC para Battlefront que consistirá en una misión con X-Wings.

Los que aún estábamos despiertos en ese momento pudimos disfrutar de un nuevo trailer de Final Fantasy XV, el cual trae muchísimas novedades, y que además, también entrará en el catálogo de realidad virtual de Playstation.

También observamos como Call of Duty ha «evolucionado», quizás no de la mejor forma (os dejo eso a vuestro juicio), con un gameplay del nuevo Infinite Warfare. Al parecer se han subido al carro de la fiebre de las naves espaciales que han provocado Star Wars y No Man’s Sky este último año. Vimos como sus gráficos no son tan malos como parecían en su primer trailer, y que va a tener mucha acción y mecánicas adaptadas al espacio. Más curioso fue ver como los presentes en el teatro se emocionaron con el remake de Call of Duty: Modern Warfare, un shooter de los más queridos de la historia.

La conferencia estaba  llegando a tres cuartos de su total cuando todos empezamos a escuchar la música de Crash Bandicoot. Shawn Layden apareció en el escenario (reconvertido en una playa típica del videojuego) con la sombra del personaje proyectada en el suelo. Volvían los gritos, las emociones y los gritos de «¡lo dije, lo dije!» en los streamings de miles de youtubers. Nuestro querido Shawn Layden recordó la famosa camiseta que nos tocó el corazon hace unos meses, y anunció la remasterización de tres de los clásicos juegos de Crash, además de su presencia en Skylanders. Quizás no es lo que todos esperábamos, pero es mejor que nada, ¿no?

Tras el anuncio de un nuevo Lego Star Wars, y con una banda sonora digna de la realeza, llegó el presidente de Sony Interactive Entertainment para presentar, y cito textualmente, a «uno de los mayores talentos de la historia de los videjuegos». Sonó la música de Mad Max, se bajaron las luces, el telón se levantó por enésima vez en el evento, y ahí estaba, la leyenda Kojima acercándose al escenario mientras las pantallas del suelo creaban un pasillo blanco por el que se supone que tenía que llegar. Nuestro amigo Hideo tenía prisa por presentar su videojuego, y ignoró completamente la animación del suelo, pero se lo permitimos, es Kojima, puede hacerlo. Su nuevo logo brillaba en toda la sala, y los rugidos de los espectadores debieron llegar incluso hasta las oficinas de Konami. Se le notaba feliz, todos lo estaban. «I’M BACK!» grito con alegría al público allí presente. Y era verdad, había vuelto, y por el trailer que nos enseñó parece que a lo grande. Norman Reedus será el protagonista de esta nueva obra de Kojima, que por lo poco que sabemos mezclará terror psicológico y surrealismo al más puro estilo Silent Hill. El trailer comenzó con unas estrofas del famoso poema «Augurio de la inocencia» (William Blake):

I'M BACK

«Para ver el mundo en un grano de arena

y el cielo en una flor silvestre

abarca el infinito en la palma de tu mano

y la eternidad en una hora»

Si buscamos algunas estrofas más por Internet, nos daremos cuenta del terror que vamos a pasar jugando a lo nuevo de Kojima. Y oye, nos gusta.

Al acabar el vídeo nos presentaron un nuevo Spiderman para PS4, del que aún no sabemos fecha, pero pinta bastante bien. Y inmediatamente después de otro discurso de Shawn Layden, sufrimos con un gameplay de Days Gone, el videojuego de zombies presentado al principio de la conferencia. ¿Extraño verdad? Con eso cerró Sony el evento del E3, con un juego que ya habían presentado al inicio, y que, en mi humilde opinión, no era digno de ello. (No digo que el juego sea malo, al contrario, pero no es algo con lo que terminar una conferencia así).

Mucho se ha hablado estos días de que el espacio utilizado por Days Gone estaba en realidad reservado para que Take Two anunciara un nuevo Red Dead Redemption, pero en vista del atentado de Orlando, y teniendo en cuenta que el trailer que iban a emitir mostraba escenas de un hombre entrando a un burdel y asesinando inocentes, decidieron no presentarlo. Tendría sentido, pero en ese caso Rockstar debería publicar algo en las próximas semanas. Esperemos que lo hagan.

Esto fue toda la conferencia. Grandes juegos, sorpresas, emociones… Lo que se espera de un E3, pero estirado casi hasta el límite. Sony consiguió crear el evento perfecto con una fórmula que funcionó: mucho gameplay y apenas algún discurso aburrido. Han sabido dar a la gente lo que quería, y eso se agradece.

Deja una respuesta