Cuarto y mitad de nostalgia: NetHack, una de esas joyas ocultas

Chicos, hoy vengo a hablaros de un juego muy poco conocido, pero que estoy seguro que a más de un fan de los roguelike le va a gustar por varios motivos que mencionaré ahora. Y si alguien está interesado en adentrarse en el género o tiene curiosidad también podría echarle un vistazo.

Para empezar, y por si alguien no lo sabe, un roguelike es un subgénero del RPG que se caracteriza por su aleatoriedad y porque suele tener muerte permanente (pierdes TODO tu progreso), lo que provoca que algunos tramposillos guarden una copia del archivo de guardado por temor de perder a ese personaje(o esos) en el que has invertido tantas horas. Además los niveles son aleatorios, por lo que hay mucha rejugabilidad. Todos estos juegos suelen parecerse al clásico Rogue, que, digamos, es el precursor del subgénero. Las ambientaciones son variadas, aunque es habitual la medieval fantástica y suelen “retarnos” a sobrevivir en mazmorras, algunos ejemplos serían The legend of grimrock o incluso The binding of Isaac.

rogue2

Rogue, el origen de los roguelike.

Quizás la elevada dificultad no sea una pega, como por ejemplo sí que lo es que muchos de ellos son presentados en ASCII, es decir, todo está representado por letras y números. ¿Un dragón? Pues una D. ¿Unas escaleras de subida? Podemos representarlas con > . Por suerte algunos aficionados se encargan de desarrollar interfaces más agradables a la vista y al nuevo usuario. Un jugador nuevo puede verse abrumado por la ingente cantidad de opciones que ofrecen este tipo de juegos, pero con algo de práctica, paciencia y horas se le puede coger el tranquillo, tranquilos.

Pasando al título que da nombre al artículo, NetHack comenzó a desarrollarse en 1987 siendo una especie de sucesor del juego Hack. La palabra Net en su nombre hace referencia a internet, ya que es un juego con un desarrollo peculiar, está coordinado entre varias personas de diferentes lugares del mundo, conocidos como el DevTeam y hoy en día todavía se siguen corrigiendo sus errores.

En el juego encarnaremos a un héroe cuya raza y, por supuesto, oficio o clase podremos elegir de entre un amplio abanico de posibilidades. Nuestro personaje, si jugamos con la interfaz ASCII, estará rpresentado por una preciosa @. Y nuestro objetivo será recuperar el amuleto de Yendor de las profundidades de una mazmorra generada aleatoriamente.

Nethack_screenshot

Uno de los pisos de la mazmorra.

¡Y no solo tendremos que preocuparnos de subir de nivel mientras matamos monstruos! No, no, no…también deberemos comer (podemos ingerir el cuerpo de las bestias muertas antes de que se pudra), comprar en alguna tienda que aparece de vez en cuando, explorar cada gran piso de la mazmorra…

Es un juego lleno de posibilidades, algunas muy imaginativas, algunas es imposible esperárselas, por ejemplo… ¡si vas muy cargado puedes caerte por las escaleras y morir! O ¿quién nos iba a decir que escribiendo “Elbereth” en el suelo una deidad iba a protegernos temporalmente de los monstruos? Pero cuidado, porque puede que nos lleve un turno por letra si escribimos con un arma de filo en un suelo de piedra, así que mejor buscar alternativas como un método mágico o escribir en arena, aunque en este último durará muy poco el efecto.

Y si no os apetece jugar en una interfaz ASCII podéis utilizar Falcon’s Eye, Vulture’s Eye o incluso una interfaz en 3D al más puro estilo Eye of the beholder. Además no tenéis excusa para no probarlo ya que es totalmente gratis y está porteado a Windows y Linux.

48547-NethackFalconsEye

NetHack con la interfaz Falcon’s Eye.

Así que ya sabéis, si buscáis un reto, algo que os dure muchísimo tiempo o alardear delante de vuestros amigos de que acabasteis un juego legendario (algo casi imposible), este es vuestro juego. ¿Te atreves a ir en busca del Amuleto de Yendor?

 

Deja una respuesta