Do Not Believe His Lies – El juego que nunca ha sido terminado

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
12,15$

Una preguntita… ¿se siguen utilizando los memes del Iluminati? Quiero decir, es que igual viene un poco a cuento con este juego que hoy os traigo. Quizás. O quizás no. No lo se. O ellos no quieren que lo sepa. ¿Quienes son ellos? ¿Quien soy yo? ¿Que hago escribiendo esto? ¿Es la pizza con piña un mal mayor a erradicar? ¿Que puñetas es Do Not Believe His Lies? ¿Va a empezar en algún momento esta reseña? ¿Hoy he tomado mi medicación?

Bien, dejémonos de tonterías. Volvamos por un momento al verano del 2014. Bardem había producido un documental sobre la situación de los derechos humanos en el Sáhara que acabó en un conflicto entre Francia y Marruecos, Gravity se llevó el Óscar a mejor película además de otras seis estatuillas, y el escritor Gabriel García Márquez había fallecido. En cuestión de videojuegos habían salido al mercado Destiny, Watch Dogs, GTA V en las nuevas generaciones y Dark Souls 2 sin un tal señor Miyazaki. Y el 10 de julio, aparecía en las tiendas de iOS y Android un misterioso juego llamado Do Not Believe His Lies. Descargado por miles de personas, ninguno de ellos ha logrado terminarlo, o al menos eso pone en su página oficial, cifra actualizada en diciembre del pasado 2016. Pero, ¿como es eso posible?

Do Not Believe His Lies (DNBHL para abreviar, y «No creas sus mentiras» en su traducción) es un juego de acertijos, muy similar a las muchas aplicaciones que corren en el mundo del juego en dispositivos móviles. Pero tiene sus detalles originales, de eso no hay duda. Lo primero que vemos al iniciar el mismo es una pantalla en negro con varios mensajes de bienvenida, entre ellos uno que dice «Te estabamos esperando. Tu viaje acaba de comenzar. Te esperaremos en el otro lado. Buena suerte.». Sin duda es una presentación que llama la atención.

La pista para resolver el primer acertijo dicta que está escondida en la pantalla del teléfono, y no puede llevar más de unos minutos descubrirla, ya que solo consiste aumentar el brillo del smartphone al máximo para poder apreciar unas tenues palabras en la parte superior de la pantalla, un mensaje que dice «Lo vi allí». Esa es la solución al acertijo, y la primera parte de una intrincada historia encubierta que ha mantenido a los jugadores en vilo desde entonces. Según avanza el juego, los acertijos son mucho más complicados, y cuando digo mucho es MUCHO, en mayúsculas y negrita. Desde extrañas adivinanzas a vídeos que debemos parar en ciertos frames. Coordenadas. Links a sitios externos. Matemática avanzada. Puzzles a ordenar. Imágenes trucadas. Todo un sinfín de pruebas que llegan al punto de crearse una comunidad en Reddit donde tratan de superarlas una tras otra. Dicha comunidad aun sigue activa. Algunas les han llevado meses, como la que podéis observar en la imagen que aquí os dejo, donde el truco consistía en hacer una captura, imprimir la imagen y formar la frase.

https://www.reddit.com/r/dnbhl/

Antes os decía que el juego trae como una historia por detrás, y a expensas de convertirme un poco en conspiracionista, es un poco (un poquitito solo) macabra. A grandes rasgos habla sobre un chico, un niño, un chaval, secuestrado en la oscuridad. Alguien llevó a cabo ese delito y no sabemos quien es, solo la historia de nuestro joven acompañante. Cada oración que compone la trama, la narración de la historia, es la solución a cada uno de los acertijos, por lo que en algún momento, tarde o temprano, deberíamos darnos cuenta de lo que en realidad está pasando. Una vez más, en su página oficial podemos encontrar un link que nos llevará a un vídeo de Youtube donde se cuenta la historia descubierta por el momento, dejando otra prueba más dentro del mismo. Para alimentar el misterio, el vídeo se encuentra en privado, es decir, solo podremos acceder a través de ese link (la misma razón por la que no os lo pongo aquí). No solo eso, en la misma página podemos ver también lo que en su momento fue una emisión en directo de unas supuestas pistas, una grabación de una imagen estática con unos pocos números, aparentemente sin relación entre ellos.

No han sido pocas las personas que han intentado llegar al fondo de este asunto terminando el juego, ni tampoco han sido pocos los que quisieron darle un sentido a todo esto, con alocadas teorías sobre organizaciones secretas, asesinos en serie y hasta captaciones de la mismísima CIA para sus operaciones. Lejos de ser cualquiera de estas cosas, Do Not Believe His Lies puede ser considerado el único juego que no ha sido terminado nunca por nadie.

Deja una respuesta