[Nostalgia] Dynamite Headdy – La cabeza flotante de SEGA

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,77$
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

Nos vamos al año 94, donde todavía mi madre me limpiaba los mocos y curaba los raspones de mis rodillas. Pues ese año nace Dynamite Headdy, producido por Treasure Cold. Un maravilloso juego que corría por el aquel entonces la legendaria SEGA Megadrive.

Que contaros del juego que marcó mi infancia tan profundamente que hasta día de hoy lo he jugado en múltiples ocasiones y plataformas distintas.

La historia de esta hermosura de 16 bits trata sobre una marioneta llamada Headdy, que decide regresar a North Town para buscar a sus amigos también marionetas del Treasure Theatre. Pero el antagonista Dark Demon en su afán por secuestrar títeres y convertirlos en parte de sus tropas, atrapa a Headdy y sus colegas.

Headdy es rechazado en la lista del ejercito y deciden  descartarlo en un cubo de basura (el argumento es maravillosamente simple) y abandonarlo para morir.  Enfadado y dispuesto a acabar con Dark Demon, Headdy se verá envuelto en la aventura y puestas en escena (literalmente) de Dynamite Headdy, la obra de teatro en la que nosotros los jugadores seremos espectadores, ya que el juego en si mismo es una obra.

Headdy comienza su primer acto contra la cabeza de gato.
Headdy comienza su primer acto contra la cabeza de gato

Nuestro querido protagonista tiene la extraña habilidad de mantener su cabeza flotante y atacar con ella, pudiendo cambiar una gran variedad de cabezas con la ayuda de HeadCase, su amiguete. Abriendose paso a para llegar al castillo de Dark Demon, Headdy tendrá que enfrentarse a su ejercito y guardianes de la llave, estos en el final de los actos, lo que viene siendo el stage boss. También tendrá la incansable persecución de Trouble Bruin, némesis de Headdy, una cabeza de gato capaz de adaptarse a distintos cuerpos mecánicos para dificultarle el avance a nuestro prota.

Sin duda una mezcla de elementos muy raritos, que han conseguido una maravillosa obra del género plataformas tan habituales en aquellos años. Siendo un juego largo y a medida de su avance se vuelve bastante complicado. Teniendo como recursos nuestra variedad de cabezas y agilidad con el mando, porque sino os la vais a ver negras.

Os recomiendo encarecidamente a que lo juguéis, ya que lo tenéis disponible en el recopilatorio de SEGA Ultimate Collection (PS3 y 360) o por el contrario y para los más puristas, en SEGA Megadrive.

Deja una respuesta