Edgar Wright y la influencia de Grand Theft Auto en Baby Driver

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,89$

Edgar Wright, director de Scott Pilgrim contra el mundo, Shaun of the Dead y Ant-Man, es de esas personas que trabajan y procuran salirse de los estándares del género en el que ponen a sus películas, y parece que su nuevo filme, Baby Driver no es la excepción. Él mismo la describen como un musical donde las persecuciones en automóviles sustituyen a los números de baile y canto, además de que es más real en cuanto a las consecuencias que una vida criminal trae a sus protagonistas. Edgar Wright también se ha destacado por la influencia que los cómics y los videojuegos tienen sobre su trabajo y esto es algo que también se nota en Baby Driver, de hecho desde la primera escena se puede ver eso y en entrevista con Gizmodo el director habla de dicha influencia y de cómo esta película va dirigida de cierta forma a la generación Grand Theft Auto.

A pesar de la influencia de los videojuegos Edgar dice que no es un gran gamer, pero su hermano sí lo es y mucha de su experiencia en el gaming es gracias a él, yendo a su casa y jugando con él, que es con quien juega GTA, al escuchar esto el entrevistador le dice que de hecho la primera secuencia, con la persecución de las patrullas tras del protagonista, el helicóptero encima de su coche, parece sacado del juego a lo que Wright responde que el actor Ansel Elgort es de esa generación que creció con GTA y que sin ser muy explícito hay elementos del juego en la película.

Posteriormente menciona una escena en la que Ansel saca a una anciana de su auto a punta de pistola pero al subir a este y ver el bolso de la anciana lo avienta por la ventana, «nadie en GTA haría eso», menciona Wright, quien cree que esto es algo de interesante de ver para la «generación GTA», ya que el compás moral de la película es que empieza con el sueño de ser un conductor de huida, y sea que la gente haya jugado el juego o no, muchos sueñan con estar en una persecución de alta velocidad, sin embargo, en películas del género usualmente el protagonista consigue siempre salirse con la suya, escapar, y librar la ley, pero en Baby Driver las consecuencias y el daño colateral estará presente y será algo más obvio.

Baby Driver salió este pasado fin de semana, así que sería un buen momento para ir a verla y juzgar la influencia de Grand Theft Auto en una película en la que parece Edgar Wright lo ha conseguido otra vez.

Deja una respuesta