Epic Games y madre de menor en guerra de demandas por Fortnite

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
12,15$
¡Oferta!
¡Oferta!

Fortnite, el juego battle-royale de Epic Games, ha recibido mucha publicidad gratuita, primero cuando uno de los responsables de Playerunknown’s Battleground habló mal del juego, después cuando se daba a conocer que el desarrollador expulsaba a miles de jugadores por usar trampas e incluso llegando a demandar a los que consideraban los peores ofensores. Pues otra oleada de publicidad se ha dado ahora que una madre, cuyo hijo se encuentra entre los demandados, ha contrademandado a Epic Games.

No pretendo saber de leyes ni parecer gran conocedor del tema, pero esta situación parece podría salir mal para las dos partes dependiendo del actuar del chico. Para que se enteren de lo que pasó, según declaraciones de la madre, su hijo menor de edad de 14 años llamado Caleb, ha jugado Fortinite sin su consentimiento (obligatorio según los términos y condiciones del juego para un menor de edad), descargó trampas desde una página pública y después realizó una transmisión del juego usando dichas trampas.

El chico, si se registró como menor en la página de Epic Games, estaría cometiendo dos faltas, la primera sería jugar sin consentimiento por parte de sus padres y descargar trampas y usarlas para modificar el juego. Si se registró como mayor de edad creo que se podría añadir el mentir en una forma al pretender tener otra edad. Esto último es importante en la demanda que la madre de Caleb está realizando.

La madre contrademanda a Epic Games diciendo que la compañía está usando a su hijo como un chivo expiatorio, ya que no tienen forma de probar que su hijo modificó el juego, añadiendo que su hijo tan solo descargó algunas trampas y que en lugar de demandar a quienes tienen la página desde la cual se pueden descargar las trampas y rastrear a quienes las desarrollaron, deciden demandar a los jugadores por usarlas (que no por no hacerlas dejan de infringir el contrato). Sin embargo, para usar estas trampas por lo general se debe de acceder a los archivos del juego y eso constituye una modificación, tal vez no hubiera estado de más que su mamá averiguara cómo se usan dichas trampas.

Una búsqueda rápida nos permite encontrar un cheat para modificar los hitboxes, permitiendo que todo lo que disparemos se tome como disparo a la cabeza, para realizarlo debemos modificar varios archivos del juego

Este sería el cargo con menos peso y razón en la demanda de la madre según mi punto de vista, pero el importante y que podría suponer un gran problema para el estudio pero que depende de la forma de registro de Caleb es el siguiente: Epic Games liberó la información de Caleb ante los medios, provocando una investigación más fuerte por medios públicos que no tuvieron reparo en dar a conocer lo que descubrieron (no todos fueron tan tontos), el problema es que, si Caleb se registró como menor el que Epic Games diera a conocer su nombre completo y otros datos es ilegal, y todos los medios que lo hicieron también estarían en delito. Sin embargo, si Caleb se registró como mayor de edad Epic Games no tenía forma de saber que era menor de edad, haciendo inválida la demanda. De nuevo, esto es lo que puedo inferir ya que no soy experto en leyes.

¿Qué pasará con estas demandas entre una madre indignada y un desarrollador protegiendo de manera agresiva su propiedad intelectual? La moneda está en el aire, pero lo cierto es que Caleb infringió los términos de Epic Games y su mamá lo admitió (sin darse cuenta parece ser) así que la demanda del desarrollador no solo sigue sino que ya está casi ganada, el problema serio es el de los datos de menor, que si el desarrollador es culpable supondría un problema enorme para ellos.

Fuente

Deja una respuesta