Far Cry 2 vs Far Cry 5

Far Cry es una saga que tiene ya sus años. Comenzó allá por el 2004 como una especie de demo técnica para demostrar la capacidad de su motor gráfico, pero se ha convertido en una de las franquicias más famosas del mundo. Ya van por la novena entrega, Far Cry 5, que ha arrasado desde que salió hace una semana. No hay duda de que cada juego que sale está más pulido que el anterior, pero hay quien está preocupado.

Como suele pasar, a medida que una saga de videojuegos se va haciendo más famosa, sus desarrolladores van simplificando el gameplay mientras intentan mantenerse a la altura del estándar gráfico. Far Cry 5 (como sus predecesores) ha encontrado muchos detractores porque ha abandonado muchas mecánicas que se encontraban en Far Cry 2. Recordemos que este último ha sido un punto de inflexión en el mundo del shooter por sus novedosos añadidos a la fórmula. Esto no quiere decir que juegos como Far Cry 5 sean malos, sólo que han abandonado parte de su esencia para vender más.

Por ejemplo, en Far Cry 2 existía una probabilidad de que el arma que estábamos usando se encasquillase. Eso la volvía inútil mientras que no la arreglásemos, cosa que a menudo debíamos hacer bajo fuego enemigo. Además, también existía la posibilidad de que se rompiese del todo en cualquier momento. Así, nos vemos obligados a buscar constantemente reemplazos entre las armas de los enemigos, que son de mala calidad y es más probable que se estropeen o se rompan. Esto desapareció ya en Far Cry 3 y no ha vuelto a aparecer desde entonces.

Detalles como estos son los que ha comparado el youtuber Crowbcat, que quizás os suene de un vídeo que pusimos de adjunto en una noticia sobre la muerte de Kinect. Este sube vídeos en los que pone a parir la industria y sus mayores fracasos.

¿Vosotros qué opináis de los cambios que ha hecho Ubisoft?

Deja una respuesta