[Nostalgia] G.A.S.P Deadly Arts – El gran repudiado

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
12,15$
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

Muy buenas, lectores de «Pato Gamer». Hoy viajamos en nuestra maquina del tiempo al año 98, durante la batalla de dos titanes de la época: Nintendo vs Sony. Nos centraremos en el género de lucha, como bien sabéis, las recreativas estaban a rebosar y las monedas de 25 pesetas eran nuestra oportunidad de machacar los botones; sobre todo con el gigante Tekken. Pero no voy a hablar sobre ese titulo hoy, hablaremos de G.A.S.P Deadly Arts, un juego de Konami esclusivo en N64, llamado Deadly Arts en las versiones americana y canadiense.

De género lucha, G.A.S.P Deadly Arts aparecía en el mercado sin hacer ruido. Con un breve argumento, que trata de como varios luchadores son citados a un torneo de lucha en nombre de un campeón que ha desaparecido, comenzaba así sin más. Podíamos elegir entre ocho personajes con la posibilidad de desbloquear algunos más, siempre que lucháramos contra él. La ambientación nipona dejaba verse en todos y cada uno de los aspectos, hasta en los personajes supuestamente europeos o americanos. Es cierto que nada tenía que hacer contra Tekken o Virtua Figthers, ya que estos dos títulos tenían una sombra muy alargada. Pero Deadly Arts tenía algunos aspectos que le diferenciaba de sus hermanos mayores y abusones.

Contábamos con un completo (para la época) creador de personajes, me atrevo a decir que novedoso en un juego de lucha con personajes tan carismáticos. Pudiendo adquirir distintos tipos de artes marciales y movimientos de los maestros, que eran los propios personajes del juego. Personalmente, la banda sonora resaltaba mucho en comparación con las demás del género, dando ambientación a cada combate y buen ritmo.  Los personajes, bueno no eran los más originales del momento si comparamos a Kai (Deadly Arts) con Jin Kazama (Tekken), pero realmente ¿cuales son originales de verdad?

G.A.S.P Deadly Arts es un juego de lucha, no es ni va a ser el mejor, pero el hecho de que consiguiera hacerse un hueco (detrás) de los grandes de su época ya es algo. Quizás yo fui uno de los que jugó tarde tras tarde en su nueva consola N64, sin poder guardar partida por no tener el Controller pak de la consola, pero igualmente mereció la pena, ya que el objetivo primordial de un juego es: entretenimiento y diversión.

https://www.youtube.com/watch?v=tINd7dOwAC8

 

Deja una respuesta