Para gustos, colores; para momentos, canciones

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
11,77$
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

¿Qué me dirías si te pregunto por To Zanakard? ¿O incluso por Simple and Clean? Probablemente pondrías cara de extrañeza y me preguntarías si estoy loco, pero ¿y si te pongo directamente la música sin decirte el nombre de la canción? Ahí ya serías capaz de relacionarlo ¿verdad? Es el efecto que tienen las bandas sonoras. Desde hace mucho tiempo grandes sagas como Kingdom Hearts o Final Fantasy vienen pisando fuerte, pero no llegarían donde están sin su música, y es que, al igual que sucede con las películas, no puedes escuchar ciertas canciones y evitar que te recuerden al juego.

La magia de la música es transmitir sensaciones en diversas situaciones, magia sin la cual el juego no causaría el mismo impacto ni despertaría sentimientos en el oyente, que hace que automáticamente pienses en un momento concreto del videojuego, y no puedas evitar querer escucharla entera. Tanto es así que diversas compañías hacen conciertos alrededor del mundo con motivo de dar a conocer tal obra de arte, como es la Kingdom Hearts Orchestra o el Final Fantasy: Distant World, ambos con las entradas agotadas.

 

La música es una parte muy explotada en juegos estilo RPG y en los cuales, amantes de este género como yo, reconocerán genios como Yoko Shimomura y Nobuo Uematsu, que hacen que al escuchar su partitura te hagan bailar a su son. Tristeza, alegría, emoción, furor, para todo hay una canción, te invito a tumbarte y ponerte una de estas piezas, cerrar los ojos y dejarte inundar por un mar de sensaciones, a descubrir este género aún por explotar y que aún le quedan años para seguir dando guerra, haciendo que un juego normalito se convierta en una obra maestra de la cual no te olvidarás aunque quieras. Aquí tienes un par de piezas que más me han marcado de los videojuegos que he jugado hoy en día.

https://www.youtube.com/watch?v=QdbpArbk984

Deja una respuesta