[Opinión] Un último vistazo a la industria del videojuego en 2016

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,89$
¡Oferta!

¡Feliz año nuevo! 2017 ya está aquí y así será otros 365 días, uno menos que 2016. ¿Que, que tal esas vacaciones? ¿Mucho vicio a los videojuegos? Espero que si, si no ¿a santo de que ibas a leernos día a día, tú, ávido compañero? En fin, dejémonos de tonterías, que ya hay que ponerse a trabajar.

2016 ha sido un gran año para los videojuegos. Si, así de fuerte empezamos hoy. A diferencia de los muchos vídeos y titulares que podéis encontrar por ahí, yo creo que ha sido un muy buen año para nuestro hobby. Hemos tenido variedad, títulos para el recuerdo, lanzamientos estelares, momentos increíbles, noticias sorprendentes… Es imposible decir que ha sido un mal año. Imposible. Puede gustarte más o menos, pero ¿malo? Ni de lejos. Evidentemente hemos tenido nuestras taras, pero no me vayáis a comparar y quedaos con lo bueno, que es lo que importa.

2016 ha sido el año de Pokémon. La franquicia de los monstruitos de bolsillo ha calado hondo, y solo le han hecho falta seis meses para lograrlo. No, no hablo de Sol y Luna. Se que se han convertido en los mejores juegos de la saga, que es el mejor medio para entrar a la franquicia, que se han convertido en un prodigio técnico para la portatil de Nintendo… pero no, no hablo de la última entrega. Pokémon GO fue (y sigue siendo, no os engañéis) una REVOLUCIÓN. Su llegada en verano revitalizó los corazones pokemaníacos de medio mundo, sacando a la gente a la calle, haciendo disfrutar a los jugadores como nunca lo habían hecho. Por primera vez en mucho tiempo un artículo virtual se había convertido en un factor social, y eso es muy importante. Pocas cosas han conseguido traspasar su propia barrera como lo hizo la aplicación de Niantic. Durante meses raro era que nadie hablase de Pokémon GO. En grupos de amigos. En reuniones familiares. En clases. En el trabajo. En los informativos. Internet hasta arriba de capturas de lo que habíamos encontrado y lo que no. Compañías telefónicas con ofertas acordes al consumo de datos por la aplicación. Baterías externas con motivos de los tres equipos del juego. Merchandising por todos lados, oficial o no, que invadía cada portal de ventas. Creo que el mundo todavía no sabe lo importante que fue para su propia existencia. Dentro de veinte años volveremos atrás y recordaremos a Pokémon GO como si de los cartuchos de ET o la ausencia de monedas por las recreativas en Japón se tratase. Quizá no sea el mejor juego del mundo. Tiene sus fallos, muy gordos, y la ausencia de contenido tiene a los jugadores tirándose de los pelos constantemente. Al menos ahora es jugablemente estable. Pero esa no es la cuestión. Pokémon GO no fue el juego. Fue el hecho.

2016 ha sido el año de Final Fantasy. Su decimoquinta entrega numerada ha sido un referente en crítica y ventas desde su lanzamiento. He de admitirlo, no lo he jugado, pero he leído y visto mucho sobre el. Quizá no sea el mejor de toda la saga, pero que ha hecho creer de nuevo a los fans de la franquicia es un hecho. Hacía mucho que no se sentían tantas buenas vibraciones con un juego que perdió su esencia hace años. Acompañado de una serie anime y un corto en live action, FFXV devuelve a la saga, por otros medios que mucho se han discutido, el placer por jugar historias épicas que en el pasado tanto nos enamoraron. No solo eso, World of Final Fantasy es un juego brillante en todos sus aspectos, que su estética infantil no os eche atrás.

2016 ha sido el año de The Last Guardian, a pesar de que nunca creíamos que diríamos esto debido a sus casi diez años de retraso. Nuevamente si, ha tenido sus problemas de rendimiento, no ha vendido lo esperado, algunas (pocas) personas se han sentido decepcionadas con el resultado final, y demás cosas que se han escuchado. Pero es una realidad, y Trico ya está con nosotros haciendonós gozar como crios con su aventura. Puede que Dead Rising 4 haya vendido más, pero el juego que seguirá con nosotros con el paso de los años será The Last Guardian. Ay, la lagrimilla… disculpadme un momento…

2016 ha sido el año de las mentiras y despropósitos de No Man´s Sky. Un juego roto por todos lados, aburrido, repetitivo, incompleto… uno se queda sin adjetivos que ponerle al timo de Hello Games. Un servidor confía en que esto se solucione con el tiempo, es más, su última actualización trae mucho contenido que echábamos en falta, pero los jugadores no pueden sentirse más decepcionados viendo la sarta de estupideces que se creyeron previa al lanzamiento del juego. Todos cometemos errores, es algo humano, pero es imposible no sentirse estafado después de tanto hype que se ha generado alrededor de este juego. Como os decía, es posible que con el paso del tiempo termine siendo un juegazo, tiene aspiraciones y potencial para ello, pero pasará a la historia como uno de los mayores timos que hemos vivido, empezando por ser el juego más devuelto de Steam desde que se implementó esta función. Más que rabia deberíamos sentir pena por encontrarnos con esto.

2016 ha sido el año de las nuevas consolas, para lo bueno y para lo malo. Aquí seré breve. PlayStation Pro, Nintendo Switch y Xbox One Scorpio. La primera llega para convertirse en la consola más potente de la historia, pero el público le da de lado por salir tan cerca del lanzamiento de la PS4 original. Los compradores disfrutan como locos de ella, pero se reportan casos de procesadores quemados, y averías a los pocos días de uso. Aún asi tiene finalmente una gran acogida y probablemente sea un duro competidor este año que entra. Nintendo y su híbrido habían generado mucha expectativa con su proyecto NX, quien resultó se Switch. Todos nos quedamos con cara de «¿que es lo que acabo de ver?» con el trailer de lanzamiento, sin saber muy bien cuanta batería y potencia podrá aguantar esa máquina. Hemos visto como corre Skyrim, y eso a muy pocos días del lanzamiento de la versión remasterizada. Pero sigue siendo una portátil, recordémoslo, es dificil creer en una revolución viendo las proximidades que tiene a una tablet interactiva. Microsoft anuncia su consola más potente del mundo, revisión de la Xbox One S, y el mundo se viene abajo de la emoción. Perdonadme que pregunte esto, pero que diferencia hay con el hecho de PlaStation Pro? Quiero decir, es la misma situación. Por lo visto Xbox ha calado bien a la vista y esperamos la llegada de Scorpio con ansias. Que oye, por mi estupendo, que queréis que os diga.

Me dejo muchas cosas en el tintero, estoy seguro de ello. El cierre de un ciclo en Dark Souls 3 y Uncharted 4, los anuncios de The Last of US y Crash Bandicoot, el batacazo de exclusivos en Microsoft, las nuevas tarjetas gráficas poco accesibles al público pero potentes como ellas solas, la revolución indie de este año con títulos como Stardew Valley o Inside, Overwatch y el círculo de amor odio generado a su alrededor (por cierto, dejad que Tracer ame en paz)… En fin, mil cosas que nos ha traido este año para disfrutar de ellas, o quizá echarles pestes. Un saludo a todos y feliz año nuevo una vez más.

Deja una respuesta