La aventura gráfica según Telltale Games

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,65$
¡Oferta!
¡Oferta!

Decía Ron Gilbert que los jugadores de aventuras gráficas no se han ido a ninguna parte y que la supuesta caída de interés en el género es algo relativo. Lo cierto es que la cuota de mercado que ocupa sí ha disminuido extraordinariamente, por mucho que nos pese, sencillamente porque hay mucho más mercado: más jugadores, más sistemas y más géneros que nunca se han impuesto a la resolución de puzles y a la narrativa más pausada y clásica. Pero el señor Gilbert estaba en lo cierto: los que jugábamos asiduamente a aventuras gráficas seguimos aquí; no nos hemos ido a ninguna parte. De nuestro barco solo se han bajado un puñado: probablemente los que solo reconocerían los más sonados de la época en una lista de cientos. Pero los que cargábamos juego tras juego buscando nuevas historias, enigmas y personajes; los que escudriñábamos cada escenario, píxel a píxel, en busca de ese diminuto objeto que nos permitiera continuar avanzando por la aventura… nosotros, los adictos a las aventuras, seguimos queriendo más. Telltale Games es más. De hecho, es tan «más» que sus juegos se han convertido en un subgénero en sí mismo.

Telltale Games

Cuando una pequeña compañía de videojuegos indie anunció el regreso de sagas tan icónicas e idolatradas como Sam & Max o Monkey Island, hubo una división en el corazón de todos los amantes de las aventuras gráficas de Lucasfilm Games/Lucasarts. Ansiábamos ese regreso, pero… ¿quién era Telltale? Las capturas y trailers que lanzaban a la red eran recibidos con cierto recelo. Gráficos poligonales poco detallados, texturas borrosas y cierta tosquedad estética llamaban demasiado la atención en un género que debe presumir de otros elementos mucho más complicados de mostrar en un puñado de imágenes. Además, desde un primer momento la gente de Telltale tomó una decisión que, a día de hoy, sigue vigente y que se ha convertido en una religión tanto para sus proyectos como para los de otras desarrolladoras: el formato episódico.

Telltale Games

Una decisión que hizo que muchos nos lleváramos las manos a la cabeza, temiendo, esta vez más en serio que nunca, que la aventura gráfica, de expandirse, lo haría en la dirección equivocada. Que pasaría a ser un cóctel rancio a base contenidos descargables, gráficos cutres y grandes licencias con las que atraer a los incautos jugadores a sus redes. Dicho esto… ¿qué es hoy Telltale? Pues, siendo un poco cabroncete: contenido descargable, gráficos cutres y grandes licencias. ¿Entonces? Pues ocurre que hay formas y formas de utilizar los contenidos descargables, los gráficos cutres y las grandes licencias. Pero, incluso sabiendo manejar estos elementos, había un problema añadido que no ponía las cosas fáciles a Telltale: eran inexpertos.

Telltale Games

El equipo que compone la compañía dista mucho de ser un ejército y su ambición los ha superado en varias ocasiones. La irregularidad de sus primeros intentos para crear aventuras de calidad, con ese Jurassic Park que, si bien no creo que sea tan pésimo como muchos dicen, sí es el representante más pobre del catálogo; o ese Back to the Future descafeinado y falto de ritmo. Sam & Max tardó en arrancar en condiciones, aunque posee algunos episodios memorables que merecen ser jugados incluso con independencia del resto. Monkey Island es el intocable de Lucasarts, ya que representa la aventura gráfica en toda su esencia, y Telltale se atrevió con semejante reto en Tales of Monkey Island. Crear una serie episódica de videojuegos basada en una licencia tan exigente, tratando de contentar a viejos y nuevos jugadores por igual, es un trabajo harto complicado que, sin embargo, resolvieron con bastante acierto, no tanto en el arranque de la aventura como sí en sus últimos compases, con un cuarto capítulo espectacular (The Trial and Execution of Guybrush Threepwood, que contiene una de las secuencias de diálogo más brutales de la saga) y un cierre final muy contundente.

Telltale Games

Telltale se encontraba en un punto algo inseguro. Sus juegos se vendían (y se venden) a un precio decente, pero rara vez un episodio recibía críticas verdaderamente altas de manera unánime. Hasta que llegó una maravilla llamada The Walking Dead. Su primer capítulo no es nada del otro mundo, pero a partir del segundo algo sucede. Los breves momentos de tensión interrumpidos torpemente por zonas de búsqueda e investigación empiezan a dar paso a los momentos de ritmo trepidante, los diálogos duros y la toma de decisiones de enorme relevancia para los acontecimientos venideros. El escaso detalle gráfico empieza a pasar desapercibido, sepultado por otros elementos como los diálogos, los personajes y esos «momentos Telltale» que te dejan, literalmente, con la boca abierta. El hecho de que se trate de una licencia conocida le da un impulso importante, pero el juego tiene un alma propia. El formato episódico se convierte, además, en un arma, reproduciendo fielmente ese efecto del que tanto abusan las series actuales, cortando los capítulos donde más duele.

Telltale Games

Si algo temía cuando estas aventuras se anunciaron como si de temporadas de una serie se tratasen, fue que, entre capítulo y capítulo, el interés muriera. The Walking Dead: Season One es la prueba «viviente» (nunca peor dicho) de que el formato episódico puede tener una razón de ser, sobre todo cuando el pack con toda la temporada vale la mitad que un juego AAA. Pero esta adaptación del famoso cómic (la serie de televisión poco o nada tiene que ver con el juego) fue solo el principio. Telltale Games se atrevió con algo mucho más complicado: The Wolf Among Us. La serie de cómics Fable de Marvel sirvió para refinar la fórmula de The Walking Dead, sobre todo en lo jugable. Las partes de investigación y manejo de objetos se vieron reducidas, a cambio de un mayor protagonismo de los diálogos, la toma rápida de decisiones y un ritmo más propio de una serie de televisión que de una aventura gráfica clásica. La transformación había comenzado.

Telltale Games

Si alguien no ha jugado a The Wolf Among Us, probablemente está cometiendo un error, y no es una simple opinión personal. Objetivamente, este juego DEBE ser jugado si te gustan las aventuras. Que el desconocimiento de la licencia (mi caso) no os eche para atrás. Es un juegazo: puede que el mejor de Telltale. Una barbaridad con un guión espectacular y una historia extraordinariamente trabajada. Desde el primer episodio, el juego reluce en todos y cada uno de sus apartados y hasta el mismo punto final no decae en ningún momento. Esencial para entender la evolución de la compañía y de su peculiar forma de interpretar el género. Prácticamente lo mismo podría aplicarse a Tales From the Borderlands, título por el cual no muchos habrían apostado y que ha resultado ser una nueva muestra de la capacidad que atesora Telltale para dar a luz grandes títulos basados, incluso, en otros videojuegos (aunque Minecraft no ha corrido la misma suerte con su Story Mode).

Telltale Games

Sin embargo y a la postre, este intento de llevar un poco más lejos esta evolución ha conducido a obras de calidad discutible, como la adaptación de Juego de Tronos, que no pocos tachan de impropia de un equipo con el talento de Telltale. Se han labrado una reputación y sus seguidores lo sabemos: dan para mucho más y, tal vez en un ejercicio de pequeña traición a su forma de trabajar, han aceptado crear una aventura demasiado comprometida, que incluso cuenta con la imagen de los actores originales de la serie para ponerlos a «bailar» en sus escenarios virtuales. Un error, probablemente, el aceptar una propuesta tan difícil y peligrosa, con otras cosas en mente, porque la idea es excelente, de llevarse a cabo como es debido.

Pero bien pareciera que estos pequeños baches sean, en realidad, un efecto secundario debido a un intento de evolucionar; de subir peldaños hacia terreno inexplorado. Crear series de televisión en formato videojuego es un atrevimiento desde su misma concepción, pero si, además, se intenta perfeccionar la fórmula a marchas forzadas durante el proceso, el resultado puede verse afectado: a veces será para mal y otras será para bien.

Telltale Games

Batman, el último juego-serie de Telltale Games es, sin ninguna duda, para bien. Elimina prácticamente por completo el modo de exploración libre. Adiós al inventario minimalista de otros juegos y a los diálogos prescindibles con secundarios que pueblan la escena. Batman pasa a ser más serie que videojuego, pero hay una participación mayor por parte del jugador en cuando a diálogos y toma de decisiones, lo que, para mí, al menos, es un enorme acierto. Es el punto fuerte de Telltale y es lo que tienen que explotar. Hay otras compañías que se dedican a hacer aventuras gráficas de corte clásico, como Daedalic o Wadget Eye Games, y las hacen de maravilla, así que no hace falta pelearse; eso ya está cubierto. Telltale es otra cosa y este primer episodio de Batman representa le separación definitiva de la aventura clásica hacia otro sub-género, único y rico en posibilidades. Se acabó el pasear de un lado a otro, salvo en momentos muy, muy concretos y sin que parezca un paréntesis en la historia. Nada de puzles: solo análisis de pruebas a la velocidad del rayo. ¿Ir hasta una punta del mapa, coger algo y volver? No, no y no.

Telltale Games

Batman: The Telltale Series es el pináculo de la aventura estilo Telltale, que solo ellos conciben y fabrican. Un juego que, de continuar con el ritmo inicial y resolver bien la historia, puede coronarse como el mejor y más sólido de todos sus compañeros de género. Una muestra de calidad y de madurez en el equipo que debería llamar la atención por su propio peso, y eso sin contar con el hecho de basarse en una licencia de inmenso magnetismo comercial. Eso sí, ya va siendo hora de cambiar de motor gráfico, amigos. El apartado audiovisual empieza a cobrar importancia y no tiene por qué anular otras virtudes. El estilo visual es magnífico, pero pide a gritos un engine en condiciones, al menos para las versiones de consolas y PC. Va siendo hora de evolucionar en todos los sentidos y arrasar por completo. Es el momento de que la nueva aventura gráfica rompa con todo y demuestre que un buen guión puede imponerse a cualquier moda.

Telltale Games

Deja una respuesta