La Saga Metal Gear – Cap. 1: El Nacimiento en MSX (MG1 y MG2)

Pocas veces un videojuego creó tanta polémica, tantos amores, tantos odios. Hoy echamos la vista atrás en busca de uno de los mayores referentes de la industria, un videojuego pionero, revolucionario, demasiado peliculero para muchos, inolvidablemente épico para otros tantos. Una experiencia jugable, visual, sonora y emotiva que si consigue entrar dentro de ti, se convertirá en uno de esos juegos que te provocarán un empacho de nostalgia difícil de superar. Y si ya lo tienes dentro, la espiral de emociones empezará a dar tumbos en tu estómago con la música que te dejo a continuación.  Tanto que hasta para un servidor es difícil mantener el tipo y la objetividad, se hará lo que se pueda. Hoy dedicamos este ‘Cuarto y mitad de nostalgia’ a la mítica saga: Metal Gear.

Nota del autor: Dispones de dos formas para disfrutar del capítulo, continuando leyendo este artículo o con la versión narrada de Youtube que dejamos al final de esta entrada.

Pero no podemos entender Metal Gear sin volver al principio de todo. Nos remontamos a los años 80. En esa época, un joven Hideo Kojima cursaba económicas en la universidad. Una carrera muy alejada de su verdadera pasión, el cine y, más concretamente, convertirse en director. Sin embargo, la familia tenía mucha influencia y le convencieron de que una carrera universitaria tenía más futuro. Hideo cedió y fue aprobando cursos de la universidad con más pragmatismo que pasión.

Así fue hasta 1985, cuando cayó en sus manos Super Mario Bros., un videojuego que no sólo nos marcó a los más viejos del lugar, también lo hizo con el propio Kojima. Esta experiencia consiguió enamorarle hasta tal punto que dejó su carrera cuando estaba muy cerca de finalizarla. Kojima quería entrar de lleno en la industria de los videojuego, así que se armó de valor, y de currículums, y fue visitando a todas las productoras de japón hasta que, en 1986, Konami supo ver en algo en él y le contrató.

quote-super-mario-bros-is-equivalent-to-the-big-bang-of-our-gaming-universe-if-it-were-not-hideo-kojima-76-31-44

Los principios fueron duros, las ideas que tenía no convencían a los directivos de Konami y parecía que su carrera con los videojuegos iba a ser aun más corta que la de la universidad. Pero entonces presentó Metal Gear, un juego que no se basaba en ir pasando pantallas sin más sentido que terminar el juego, algo muy común en esa época. Hideo ideó una historia profunda en donde las bombas nucleares sentaban las bases de un universo que no estaba muy alejado de la realidad política del momento. Recordemos que la guerra fría aun coleaba y la posibilidad de un desastre nuclear copaba las pesadillas de los niños y adultos de la época.

El proyecto entró en fase de desarrollo y así, el 7 de julio de 1987 salió a la venta en Japón la primera entrega de una de las sagas más influyentes que ha conocido esta industria. Había nacido Metal Gear y lo había hecho con toda la panadería debajo del brazo.

maxresdefault

Esta primera entrega aparecida en MSX 2 destacaba por ser un juego en el que el objetivo era infiltrarse, evitar que el enemigo te detectase. Esta novedosa idea, aunque revolucionaria para la época, nació de la pura necesidad. Las limitaciones técnicas de MSX no permitían demasiados enemigos en pantalla disparándote, de ahí que Kojima decidiese cambiar acción por infiltración. Ese cambio de rumbo derivó en mecánicas que se volvieron señas de identidad para el resto de la saga. Enemigos que te detectan y hacen saltar la alarma, el códec e incluso el famoso «!» tuvieron su origen en esta primera entrega.

En cuanto a la historia, basta decir que la profundidad de la misma superaba cualquier cosa vista hasta la época. Intrigas, traiciones, giros de argumento… En realidad todos sabemos que podríamos estar días explicando la historia de Metal Gear y nunca acabaríamos. Lo mejor será que continuemos nuestro viaje pasando de puntillas por este aspecto. Evitaremos así los spoilers y alargar este texto más de la cuenta.

El juego nos llevaba al año 1995, al interior de Sudáfrica. Una nación fortaleza, fundada por un legendario mercenario, dispone de un arma nuclear capaz de cambiar el curso de la historia. Después de enviar a Gray Fox y perderse el contacto con él, Big Boss, eligió a Solid Snake, que acababa de unirse a la unidad FOXHOUND para hacerse cargo de la situación. Rescatar a Gray Fox termina siendo como siempre la punta del iceberg de la historia.

Por lo tanto, Metal Gear había sido un gran comienzo para la carrera de Hideo Kojima, pero no quería estancarse en una única saga, su cabeza rebosaba de ideas nuevas. Así fue como probó suerte con otros proyectos. Como Snatcher, una aventura en la que las catástrofes mundiales volvían a aparecer, en este caso con la explosión de un arma química que mata al 80% de la población.

Pero entonces algo llegó a los oídos de Hideo Kojima: una secuela de Metal Gear había sido desarrollada para la NES sin su conocimiento. El juego, subtitulado Snake’s Revenge fue un absoluto desastre en ventas y crítica. De hecho, parece ser que tuvieron problemas para mostrar el sprite de un Metal Gear y lo cambiaron por un monitor gigante. Eso es, teníamos un Metal Gear sin Metal Gear.

Snake's Revenge

Esto hizo enfurecer al bueno de Hideo, que veía como su creación había sido mancillada y humillada con una secuela que no era digna de llamarse Metal Gear. Y como la cosa no podía quedarse así, se puso manos a la obra para escribir el guión de la verdadera secuela, Metal Gear 2: Solid Snake.

Esta segunda entrega apareció únicamente en Japón en 1990. Situada cronológicamente cuatro años después del Metal Gear original, de nuevo volvíamos a ponernos en la piel de Solid Snake, esta vez destinado a Zanzibar Land, donde una nueva amenaza nuclear le esperaba.

maxresdefault (22)

El juego continuaba y mejoraba todos los aspectos del primero. Nos hacía conocer al coronel Campbell, ampliaba la relación entre Big Boss y Solid Snake y enredaba más una historia que aun hoy en día sigue construyéndose con cada nuevo juego que sale a la venta.

Kojima lo había conseguido, Metal Gear 2 fue un éxito indiscutible. Limpiando de esa manera la ofensa a su honor de Snake’s Revenge. Tanto es así que para muchos es la mejor entrega de la saga, por encima del aclamadísimo Metal Gear Solid, la entrega que elevaría a Hideo Kojima a la categoría de genio. (Continuará…)

Versión Narrada

https://www.youtube.com/watch?v=OswkiDCT2s8

Deja una respuesta