[Opinión] La sexualidad en los videojuegos – Discriminación y futuro (Parte 3)

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,89$

En la última parte de esta trilogía de discusión sobre la sexualidad en los videojuegos, tomaremos el tema de la discriminación. Hasta ahora hemos visto como los juegos y el sexo van llevados de la mano, con juegos eróticos ya existiendo desde hace más 35 años. También hemos explorado la extraña reticencia a mostrar relaciones explícitas y variadas, con avances provenientes principalmente del género del RPG gracias a BioWare con sagas como Mass Effect o Dragon Age, en las que priman las relaciones y las historias entre personajes.

Sin embargo, esta vez vamos a ver algo un poco más inquietante. Y es que, sorprendentemente, la comunidad LGBT tiene una representación increíblemente negativa. Si no entendéis a qué me refiero, os lo explicaré. Prácticamente todos los personajes que difieren de lo “normal”, es decir, fuera de la heterosexualidad, a menudo son representados como villanos, monstruos, pervertidos o depravados, violadores, pederastas, asesinos, enfermos mentales… ¿No me creéis? Comprobémoslo:

https://vignette4.wikia.nocookie.net/streetfighter/images/5/53/Character_Select_Poison_USF4.png/revision/latest?cb=20141104053444&path-prefix=es

Poison (Street Fighter). Villana altamente hiper-sexualizada. Capcom intentó identificarla como transexual para su venta en EE. UU. porque creían que allí se consideraba que (y cito textualmente): “Pegar mujeres se considera grosero”. Al final fue censurada. Aparentemente sádica y manipuladora.

Rasputín (World Heroes). Estereotipo de homosexual afeminado. Su habilidad especial de pelea consiste en (y no estoy de **** coña) raptar a su contrincante y violarlo detrás de unos arbustos.

http://vignette4.wikia.nocookie.net/capcomdatabase/images/1/18/DR2_Amber_and_Crystal_Screenshot.png/revision/latest?cb=20140905165906

Cristal y Amber (Dead Rising 2). Villanas. Perversas. Sádicas. Hermanas. Bisexuales. Incestuosas. El pack completo.

Y esto es sólo el principio. La cantidad de personajes que acaban censurados es increíble. Sólo hay que ver como Los Sims no incluían relaciones homosexuales en sus versiones para consolas de Nintendo. Y la empresa nipona también tuvo su parte de polémica hace unos años cuando sacó su propia versión del género con el juego Tomodachi Life, que no sólo no incluía la posibilidad de relaciones del mismo sexo desde su lanzamiento original en Japón, sino que Nintendo se negó en numerosas ocasiones durante años a incluirlas alegando que “era demasiado complicado y tomaría demasiado trabajo” …

Aún me queda mucho por aprender en programación, pero hasta donde yo sé, no existe demasiado problema en hacer algo así. El Mass Effect original tiene diversos trucos ingeniados por la comunidad para poder tener relaciones del mismo sexo y lo único que hay que hacer es cambiar una línea de código. Dudo mucho que fuera mucho problema para una de las mayores empresas del mundo el añadir eso si un grupo de aficionados lo consiguieron en sus casas en una tarde.

Y porque no entramos demasiado en el tema de la sexualización, que también forma parte de esto. Ya mencioné en la segunda parte que Mass Effect no mostró relaciones homosexuales masculinas hasta su tercera entrega, pero es algo típico en el medio. Los personajes masculinos homosexuales suelen ser tremendamente estereotípicos y no tienen mucho protagonismo más allá de un chiste fácil. Si pasa en un juego como Saint’s Row o GTA lo entiendo, porque la totalidad del juego se basa en lo absurdo y en denunciar cosas como estas.

Pero que la mayoría de personajes bisexuales u homosexuales sean mujeres atractivas me huele a chamusquina. ¿Por qué en Kingdoms of Amalur: Reckoning el protagonista sólo puede elegir entre dos NPCs femeninos para tener una relación, independientemente del género del protagonista? Mientras tanto, Morrigan Aensland y Lilith de Darkstalkers pueden mantener una relación lésbica abierta porque son dos personajes femeninos tremendamente atractivos y sensuales. ¿Hasta esto ha llegado el uso del llamado fanservice para vender? Y hay mil y un casos más, y no sólo en los videojuegos.

Por suerte para todos, esto está cambiando. Cada vez hay más juegos que abrazan la diversidad en todas sus formas, como el excelente Overwatch, la compleja saga Nier o el inolvidable Life is Strange. En estos tres ejemplos se muestran personajes de diversos orígenes que mantienen sus propias preferencias. Esperemos que esto continúe progresando adecuadamente. Esperemos también que no lleguemos a un estado opuesto en el que las relaciones heterosexuales sean las discriminadas. El ser humano a veces no sabe cuándo parar.

Puedes volver a leer la segunda parte pinchando aquí.

Deja una respuesta