Lagrimita gamer: To the moon

Hay decenas de cosas que pueden hacer que nos emocionemos en diferentes grados, pueden ser películas, libros, series incluso un videojuego. Más de una vez hemos visto con el corazón en un puño y un nudo en la garganta la muerte de un personaje que nos encantaba, o quizás una parte del argumento muy trágica que desconocíamos, como una revelación de última hora. Pero To the moon, el juego indie desarrollado por Freebird Games y publicado en 2011, nos propone una historia conmovedora de principio a fin.

To the moon nos pone en la piel de dos doctores que tratan de cumplir el sueño de un hombre en su lecho de muerte de nombre Johnny, ir a la luna, pero hay un problema y es que Johnny no recuerda el por qué, así que los doctores tratarán de descubrirlo . Para esto, necesitan adentrarse en sus recuerdos haciendo uso de cierta tecnología y de los mementos que van encontrando. Estos les permitirán ir saltando a diferentes épocas del pasado del paciente conociendo más de su vida y descubriendo, poco a poco, su historia, la cual encierra cierto misterio en torno a su difunta esposa Riven.

TTM1

El juego se basa en la resolución de pequeños rompecabezas, manteniendo una estructura bastante lineal, pero la verdad es que no necesitamos más libertad ya que nos meteremos en la historia con gran facilidad, para ello ayuda muchísimo su genial banda sonora, la cual cuenta con temas preciosos como Everything’s Alright de Laura Shigihara.

Los fans del título han realizado traducciones bastante buenas al alemán, al polaco y al español (el que nos interesa) entre otros, lo que demuestra una gran acogida por parte del público, y, además, por parte de la crítica.

TTM6.

En 2012 fue anunciada una secuela en la cual volveríamos a manejar la  Dr. Watts y a la Dra. Rosalene, los protagonistas de la primera parte, pero esta vez tratando a un paciente diferente. Freebird Games también anunció una historia corta llamada A bird story, en la que se nos cuenta la historia de un niño y un pájaro con un ala rota sin hacer uso de los diálogos, este niño crecerá y se convertirá en el paciente de la futura segunda entrega.

Si os gustan los juegos enfocados en la narrativa y con un peso ligero en la jugabilidad este es para vosotros, eso sí, si sois de los que se emocionan fácilmente (como yo) tened los pañuelos a mano.

Everything’s Alright

 

Deja una respuesta