Las guerras entre mascotas – Mario vs Sonic parte 1 – Los inicios

Vamos a hablar de una guerra que había en su época, de dos mascotas de compañías rivales, Mario que llevaba casi desde el nacimiento de las recreativas, y Sonic que aparecería para quitarle el puesto a (el mal utilizado) Alex Kidd en la mítica consola de Sega; ahora son compañeros, pues han realizado juegos en conjunto, pero si nos vamos más de 20 años atrás, veremos que esa historia de compañerismo no existía… sino más bien era de ver que mascota podía más, esta es la primera parte de Mario vs Sonic.

Mario vs Sonic, la primera batalla, en 1991

Super Mario World vs Sonic The Hedgehog

 

Después de que Sega por activa y por pasiva intentara que Alex Kidd fuera el rival de Mario, ésta acabo dejándolo de lado, y buscaron una nueva mascota, que luchara contra el Super Mario World que había salido en Super Nintendo y había sido un juego que había encantado, y aparte en la NES teníamos el Super Mario Bros 3, una joya en bruto con muchas opciones que a la gente le había encantado, por lo que algo tenía que hacer Sega rápidamente para que su consola  pudiera luchar con las consolas de Nintendo, es ahí cuando nació Sonic The Hedgehog.

 

Mientras Mario era una mascota muy conocida por su plantel de juegos conocidos y que todos llegaron a gustar, Sega lanzó un erizo que era realmente rápido, brindando un juego de plataformas distinto a lo que era Super Mario, ya que se basaba más en la velocidad, viendo la luz para todas las plataformas de Sega (Megadrive, Master System y Game Gear) y siendo la de 16 bits distinta a la de 8 bits, fue muy apoyado por la gente.

Sus ventas fueron realmente buenas, consiguiendo vender más consolas y viendo que era un personaje que podía luchar contra el fontanero, de ahí empezó la primera batalla de Mario vs Sonic.

¿La ganadora? Super Mario Bros 3 llegó a vender 18 millones de copias, Super Mario World cercano a 20 millones de ventas, Sonic apareció con 15 millones de ventas, está claro que el ganador sería Mario… pero Sonic se hizo un sitio importante posicionándolo además como la mascota oficial de Sega, ya que ayudo a la compañía a vender muchas más Sega Megadrive, siendo por este pequeño punto bajo mi opinión vencedor por muy poco, pues Mario ya era conocido y era más normal sus ventas.

Sega no paraba de sacar Sonic, mientras Mario sacaba juegos alternativos

Sin desviarnos sobre juegos alternativos o spin-off (Mario Kart por ejemplo), Sonic seguía estando en alza, habían sacado su segundo en juego en un año, trayendo un compañero, llamado Tails, este se buscaba que luchara con el hermano de la mascota de Nintendo, Luigi, que era el compañero de Mario.

En ese año, Nintendo decidió sacar un juego de conducción, muy arcade, que gustó mucho, mientras Sega no quería probar a hacer muchos cambios al erizo pues si había funcionado su primer juego querían seguir por esa línea, el resultado, 6 millones de ventas para el erizo en su segundo juego.

El año posterior, la mascota de Nintendo decidió sacar un recopilatorio de los juegos que salieron anteriormente, conocido como Super Mario All Star traía los 3 primeros Super Mario Bros., incluido el Lost Levels que hasta ese momento solo estaba disponible en Japón, y el Mario Bros., mientras que la mascota de Sega había salido con su tercera entrega, Sonic The Hedgehog 3.

Aquí fue la victoria de Mario vs Sonic fue más descarada, pues había vendido más de 10 millones de copias, mientras Sonic The Hedgehog 3 llego solamente a 1 millón de ventas.

Llegó el 94, y Sonic intentaba desbancar a la mascota rival, llegaba a salir Sonic The Hedgehog 3 & Knuckles, lo que se podría decir un “DLC” de Sonic The Hedgehog 3, pues te añadía historia extra a lo que fue la tercera entrega; como dato especial, Knuckles era un personaje jugable, mientras que Mario, había tirado sus licencias por distintas consolas, cayendo en Philips CD-i y saliendo el desastroso Mario Hotel (por suerte no fue Nintendo la que lo realizó), mientras que en su portátil empezaba dando fuerte, hacia un juego junto a Donkey Kong con el que ya tuvo sus roces en los 80, en este caso nos encontrábamos el mismo juego mejorado y que cambiaba su dinámica pasado el estilo de recreativa.

Comparado a sus juegos anteriores, no vendieron tanto, pues Donkey Kong vendió 3 millones y Sonic 1,23 millones. El vencedor en este caso, pese a haber sacado más juegos, es Mario, ya que la mascota de Sega ya estaba siendo conocida, pero no conseguía vender tantas consolas como vendía Nintendo, y con ello Mario empezó a pillar ventaja al erizo.

En el siguiente artículo seguiremos hablando de esta rivalidad Mario vs Sonic cuando llegó el cambio de generación en la era de los 32 bits, en el tercer y último artículo llegaremos al final de su rivalidad.

 

Deja una respuesta