Mandagon: Una aventura sobre el significado del sacrificio

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
11,65$
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

Por la imagen podrías pensar que se trata de un nivel descartado de Fez o las primeras imágenes de la secuela que nunca llegará. Sin embargo, se trata de Mandagon, una aventura publicada hace tan solo unos cuantos días en Steam de manera gratuita de la mano de Blind Sky Studios.

En ella seremos un pequeño tótem de piedra con el que podremos explorar el escenario que nos presentan. Podremos movernos por este mundo, de inspiración tibetana, líbremente. El nivel está diseñado de tal manera que podremos intuir casi de inmediato qué es lo que tenemos que hacer para completar la aventura. A pesar de ello, el orden en que decidamos hacerlo dependerá de nosotros y será muy importante buscar hasta el último rincón, porque es la manera que tendremos de desvelar la historia de Mandagon.

Es un juego corto —podremos finalizarlo en unos treinta minutos—, pero en él se tratan temas trascendentales como la muerte o el significado del sacrificio de una forma mediante metáforas y lenguaje simbolista. Descifrar de qué nos está hablando el juego es un ejercicio de interpretación, pero, aunque te falte una pieza del rompecabezas, podrás reconstruir en tu cabeza qué ha sucedido gracias al desenlace del juego.

Para movernos de un lugar a otro, contaremos con un puñado de acciones: podremos saltar, movernos y teletransportarnos entre algunos puntos concretos.

Mandagon

Uno de los puntos fuertes del juego es su estética. Es increíble lo que han podido conseguir mostrar con el motor Unity gracias a un diseño artístico muy potente con gráficos en pixel art. Además, los elementos del escenario (ruinas, templos, cataratas, etc.) influirán en cómo podemos movernos por el mundo. Todo esto, acompañado de una música muy apropiada para la experiencia que estamos viviendo.

Otros juegos de estas características, ven el hecho de tener un contenido simple como una necesidad. Mandagon abraza la simplicidad en cuanto al número de sistemas y longitud y da el do de pecho en los aspectos en los que se lo puede permitir (sobre todo en el diseño de los niveles). Por otro lado, hay que reconocer que no es gratuito solo por el hecho de  que es una buena forma de publicitar su futuro trabajo, sino porque sería una apuesta muy arriesgada para una distribuidora, e intentar alargar la experiencia como si fuera un chicle sería contraproducente.

Mandagon

Es asombroso pensar que este juego es el producto de un estudio de cuatro personas. Recomiendo a todo el mundo que le eche un vistazo y tendremos un ojo en el siguiente trabajo de esta gente, que si se parece en algo, estoy seguro de que será muy interesante.

Deja una respuesta