«Mighty Final Fight» convertido al ZX Spectrum

Cualquier aficionado al ZX Spectrum sabe que, aunque su vida comercial acabó en los 90, han aparecido multitud de desarrolladores amateur que, hoy en día, siguen realizando nuevos videojuegos para este microordenador de 8 bits. Mighty Final Fight nos llega ahora, de parte de los creadores del espectacular Castlevania: Spectral Interlude. Y de nuevo tenemos un juego excelente.

Todo esto parte de una competición llamada ZX-Dev conversions, donde cualquiera puede apuntarse. El premio consistirá en una suma de dinero dependiente de las donaciones realizadas por los usuarios. Estos mismos usuarios son los que juzgarán los juegos presentados para decidir el ganador. A la categoría «conversiones, demakes o remakes a Spectrum de juegos existentes en otras plataformas» pertenece este curioso título Mighty Final Fight, cuyo juego original de Capcom publicado en la NES. Consiste en una versión chibi del Final Fight original de recreativas, que no se toma muy en serio a sí mismo, y que minimiza los espectaculares gráficos para centrarse en la jugabilidad y en la rapidez de los ataques.

Tenemos un tutorial donde nos explican los controles del juego. El original de NES permitía varios movimientos y combos.

El argumento es el de siempre: Jessica, la hija de Haggar, ha sido secuestrada por la banda Mad Gear. Cody y Guy se unen a la búsqueda, que les llevará por toda la ciudad de Mad City enfrentándose a los diferentes enemigos. Podemos elegir a cualquiera de los tres amigos en nuestra aventura. La cosa empezará fácil, pero poco a poco se irá complicando con más enemigos y más resistentes.

Haggar (en el centro) está rodeado de enemigos. Es el momento perfecto para su movimiento especial.

El respeto al original es máximo, dentro de las limitaciones del hardware: tenemos incluso la intro y sus gráficos, los escenarios, la rapidez de juego es prácticamente idéntica al original, las animaciones son suaves (y muy detalladas para ser un Spectrum)… aunque debido a la potencia del Spectrum se han hecho algunas concesiones: por ejemplo, ya no contamos con un scroll continuo, sino que vamos pasando de pantalla en pantalla (con scroll, eso sí) y en cada una hay que eliminar a todos los enemigos antes de pasar a la siguiente: sólo podremos jugar en el modo individual; el juego funciona sólo en los modelos de Spectrum de 128K, y aun así es multicarga (aunque con los emuladores actuales no es necesario esperar); no tenemos barra de nivel aunque tenemos una barra de furia («rage») con la que hacer movimientos especiales según lo llena que esté; pero la esencia del juego original está ahí, que es lo importante.

Guy está en la azotea. Más dura será la caída de los enemigos desde ahí.

El año 2018 empieza fuerte para los seguidores del Spectrum; el listón está cada vez más alto, ya que juegos como el citado Castlevania, Brunilda, o Metalman Reloaded demuestran que los programadores actuales le tienen cogida la medida a la plataforma; y que aunque sigan pasando los años, es una plataforma atractiva para trabajar (y para jugar). Hay otros juegos geniales en la ZX-Dev Conversions (os recomendamos conocer ZXombies, basado en The Walking Dead) y aunque Mighty Final Fight es un serio candidato a ganarlo, el resto no le va a la zaga. Veremos quién se alza con la victoria.

Deja una respuesta