My Roomate Sonic -¿Se nos está yendo de las manos la realidad virtual antes de tiempo?

Hace poco vi este video que me hizo cuestionarme muchas cosas sobre el futuro de la realidad virtual. ¿Hasta dónde es capaz de llegar la gente? Quizás aún no sepáis la razón por la que digo todo esto, pero lo entenderéis en cuanto os hable sobre esta experiencia de Realidad Virtual.

Resulta que ser el compañero de piso de Sonic  puede ser bastante traumático, así podemos verlo en “My Roommate Sonic”, juego de la colección prohibida de SEGA:“Sonic Dream Collection”, un conjunto de proyectos sobre Sonic que jamás vieron la luz.

En My Roommate Sonic, encarnamos en primera persona a un humano que es el compañero de piso de Sonic. La historia comienza cuando estamos viendo la televisión junto a Sonic en casa, podemos echar un vistazo y observamos que estamos en una salita con un sofá, una mesa y una televisión en la que vemos a un erizo real jugueteando. Miramos a nuestra izquierda y ahí está Sonic disfrutando del programa, parece que para él es muy entretenido.

De repente suena nuestro móvil: Es Eggman, que nos observa con unos prismáticos desde otro edificio. Nos pide que le hagamos cosquillas a Sonic en las axilas y después que le quitemos el zapato para hacerle cosquillas en los pies. Ver el pie de Sonic es una imagen bastante horrible,pues resulta ser un pie humano y alargado de color azul (muy macabro la verdad).

El móvil vuelve a sonar y de nuevo es Eggman, que nos pide esta vez que miremos a Sonic a los ojos. Al girarnos hacia él, nos encontraremos con la sorpresa de que Sonic se acerca hacia nosotros. La escena se vuelve un poco rara  y…¿picantona? La verdad que no sabría como calificar esto.

Pero… ¡Atención! Los ojos de Sonic comienzan a juntarse hasta formar un solo ojo gigante en medio de su cara. De repente el ojo se convierte en un agujero negro que absorbe nuestro móvil y después a nosotros mismos. Ahora estamos en otro lugar ¿Quizás la cabeza de Sonic? En cualquier caso, lo que vamos a ver es incluso más raro que lo que hemos visto hasta ahora y es que de la nada aparece un cuerpo humano sin cabeza que echa a andar, se desnuda y se vuelve musculoso y de color azul. Sin previo aviso encontramos que ese cuerpo decapitado y azul está corriendo por un escenario típico de los videojuegos de Sonic para salir rodando mientras vemos salir en el horizonte un móvil gigante que dice «¿Era esto lo que querías?»

 

Antes de acabar aparecerá un dedo que se mueve hacia abajo para apagar una Dreamcast, y…ya está, habremos terminado este… ¿juego? Seguro que no es una experiencia agradable, lo mejor que podríamos hacer después de ver esto es quitarnos el casco de realidad virtual e irnos a la calle a que nos dé el sol.

La cuestión de todo esto es: ¿Se nos está yendo de las manos la realidad virtual antes de estar normalizada? ¿Qué clase de juegos nos podremos llegar a encontrar en el futuro? Con todos los desarrolladores independientes y gente que por hobbie se dedican a hacer verdaderas “idas de olla”. ¿Nos encontraremos a menudo con cosas como esta? Crucemos los dedos y esperemos que en el futuro no abunden demasiado este tipo de experimentos virtuales.

 

Deja una respuesta