[Nostalgia] Aladdin 3, cuando los juegos piratas estaban de moda

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,77$
¡Oferta!
¡Oferta!

La NES pese a ser una muy buena consola con un gran y extenso catálogo, no se puede decir que todo los juegos listados estuvieran a un mismo nivel de calidad. Muchos juegos no estaban licenciados y salieron a la venta sin que la gran N lo apoyara. Este fue el caso de Aladdin 3, un juego donde de aquel cuento de las 1001 noches que hizo Disney solo podemos quedarnos con el nombre, pues si íbamos ilusionados a jugar con aquel protagonista que quería aspirar a ser príncipe para casarse con Jasmin… no encontrareis absolutamente nada de aquello.

En una época donde la desinformación hacía que incautos compradores vieran un juego con un nombre de alguna película o personaje famoso y fueran casi flechados a comprarlo, ignorando que únicamente el título es lo que tiene que ver con lo que menciona en sí, o le pegan la cara al personaje y copian todo lo demás de otro juego más famoso. Esta fue una de las duras épocas que vivió la NES/Famicom, pero de esto ya lo hablaré más adelante, ahora centrémonos en esta “tercera parte de Aladdin”, que en esta ocasión es un juego que de “Aladdin” solo tiene su nombre y la mayoría de cartuchos donde nos ponían imágenes bonitas haciendo alusión tanto al genio, como a Jasmin y al protagonista Aladdin.

El juego no trataría en nada la historia de la película de Disney, ni tan siquiera de la historia original de las 1001 noches que es más cruel, sencillamente no tiene historia ni nada. De primera verás un genio para que pulses el Start, y automaticamente te mete en un matamarcianitos donde “Aladdin” está montado en una alfombra mágica con su super arco (ya sabéis, ese que escondía siempre para que nadie lo viese), a darle flechazos a todo lo que iba apareciendo en pantalla.

Se puede pensar “bueno, al menos el juego será interesante, y pelearemos con enemigos de aquella época o…”, ni lo penséis, el juego esta hecho de tal manera que podremos pelear con Ninjas voladores, abejitas (gigantes de esas que te puedes encontrar por Agrabah, Aladdin ya contó alguna anécdota sobre cómo le picaron 3 abejitas en la espalda y se parecía al jorobado de NotreDame), a Super Ñ de TPH Club (se vio que después de TPH no encontró trabajo y tuvo que meterse en un juego no licenciado, pobrecillo) entre otros que no pega con el mundo de Agrabah.

En los cuatro niveles que contara el juego, la cosa pierde sentido cada nivel que se pasa, dando ejemplo, el primero aparte de los enemigos mencionados, nos enfrentaremos a una bruja (no sé qué leches hace una bruja volando en Agrabah, estaría emigrando y «Aladdin» se la cargó), un… ¿dragón metido en un jarrón?, al final acaba viajando al espacio (se ve que le mandaron allí a rescatar a Jasmin…) y te toca pelear ¡¡con una boca que lanza fuego!!… y luego fin.

Pero al menos el manejo no es del todo malo, y eso es algo de agradecer pues en otros juegos no licenciados el manejo suele ser horrendo que te da ganas de estampar el mando al suelo, aquí no ocurrirá en ese punto, aunque es muy corto y en 15 minutos podrás haber finalizado los 4 niveles de los cuales consta el juego, algo negativo ya que podían haber realizado el juego con niveles ilimitados…

Deja una respuesta