[Nostalgia] Animal Crossing, el comienzo de una hermosa saga

He tenido muchos juegos en mente para hablar de ellos, pero hoy me he decidido por el juego de comienzo de una saga (para el resto del mundo fuera de Japón), Animal Crossing de GameCube donde encarnamos a un pequeño humano que llega a un pueblo, donde los habitantes son animales y tendremos que realizar distintas acciones para vivir en el pueblo e ir mejorando nuestra casa y el mismo pueblo entre otras cosas.

Animal Crossing está más enfocado al tema social, pues es muy divertido jugarlo con otras personas, ir visitando sus pueblos para ver cómo les va e ir ayudándolos, en su segundo juego (el primero es de Nintendo 64 exclusivo de Japón), de 2004 para GameCube, también traía esa temática de ser un juego social pero al no ser internet algo tan fuerte, su forma era muy distinta de la que iré comentando.

La magia de crear tu propio pueblo

Llegaremos como el alcalde del pueblo, el juego toma el horario mismo de la consola por lo que si jugamos de día se presentará de mañana con todas las cosas correspondientes como locales abiertos o cerrados, también habrá distintos eventos que ocurrirán en un distinto día de la semana así como a distinta hora, teniendo que estar atento si queremos aprovechar el evento, que puede ser una persona que venda cosas bastante raras o algún evento que te de bastantes bayas (que es el dinero del juego) entre otras cosas.

Con bastantes bayas podremos ir creando cosas, desde mejorar nuestra casa, crear decoraciones para la ciudad como una fuente, siendo esto un punto muy fuerte del juego, que es algo que a día de hoy se puede seguir viendo en juegos de Animal Crossing, pero en el año 2004 no era algo que te ofrecieran muchos juegos y menos con una estética de lo más divertida.

Según fuéramos avanzando y realizando acciones iremos recibiendo la visita de distintos NPC que se quedarán a vivir en el pueblo, el mapa es bastante extenso para la época y siempre había un aviso de las casas que había en el juego en el mismo mapa, incluso podías llegar a ver cómo alguien se iba a mudar pues la casa aparecía antes, y su habitante llegaba un día más tarde.

Viviendo el día a día de manera muy divertida

El juego como les comento está lleno de eventos que suceden en días y horas determinadas, pero lo bueno también es que cada día siempre hay algo que hacer, pues cada cierto tiempo el juego va poniendo nuevos objetos, así como frutas y otras cosas que hay que recoger, por lo que puedes estar fácilmente pegado al Animal Crossing horas en la búsqueda de objetos, cavar con la pala para encontrar fósiles o distintos objetos en el juego, o esperando que abra una tienda o que en la comisaria aparezca algún objeto no reclamado para vender o en su defecto colocar en tu casa.

Y es una de las esencias grandes del juego, sin duda no es un juego en el que tengas que estar 8 horas haciendo cosas, es un juego pensado para echarles unas cuantas horas, y luego seguir con otro juego, y dentro de unas horas o del próximo día volver y realizar distintas acciones y conversar con sus habitantes para hacer misiones o que nos otorguen cosas.

Rese T. Ado, el habitante que nos echa la bronca

Este habitante es uno a destacar entre los demás, a lo mejor quien no haya jugado no le sonará, pero su nombre viene de “Reseteado” es decir de hacer que algo (en este caso la consola) se reinicie. Este habitante en el pueblo no suele aparecer, solamente aparecerá cuando estemos jugando al juego, y apaguemos la consola sin haber guardado el juego previamente, ya sea por descuido o porque no nos ha gustado lo que hemos cogido o por una acción que no hayamos querido realizar y nos hayamos gastado algunas bayas; al apagar, encender y volver a cargar la partida, este animal nos aparecerá para echarnos la bronca de que esto no se debe hacer.

Es una gran forma de echarles la bronca a los habitantes de Animal Crossing que decidan hacer trampas cuando algo no le sale como debería.

Más habitantes para Animal Crossing, con tarjetas de memoria

La forma social de este juego que hable anteriormente no está reflejado en internet pues en 2004 todavía no se había convertido en el BOOM de los videojuegos, en ordenador estaba en avance pero en las consolas era algo secundario y realmente pocos juegos pedían online. Entonces Animal Crossing se ingenió de una manera con la que tienes que socializar con las personas de manera física (algo que Nintendo apoya bastante) y es que para que alguien se mudara a tu pueblo en el que tienes 4 casas para meter habitantes, necesitabas que tu compañero jugara con tu tarjeta en el segundo lugar de la consola.

Entonces esta persona podía ir con su personaje a tu pueblo, visitarlo y realizar distintas acciones, también podía quedarse en una de las tres parcelas restantes, y el otro jugador, al cargar su partida en el slot 1 de la memoria, podía ver los objetos y la decoración de la casa.

Era la única manera de que la gente visitara tu pueblo, como se puede observar esto es algo que desde sus inicios siempre ha querido perdurar, y ahora con internet es relativamente fácil (código de amigo y venga a visitarse mutuamente), pero en el pasado tenías que tener a tu compañero con el mismo juego, ir a visitarlo con tu tarjeta de memoria y que él entrara en el pueblo.

Es bonito ver cómo un juego como Animal Crossing no ha cambiado tanto en este sentido con sus siguientes entregas, y es por ello, su tema social de ir visitando otros pueblos y su temática “Second Life” lo que le ha dado tantos seguidores y que siga siendo uno de los juegos importantes de las consolas de Nintendo. Incluso a día de hoy, el juego es una de las joyas que podemos encontrar en la GameCube, pues no es de los juegos baratos, y si eres amante de estos estilos de juego es uno que no puede faltar en tu catálogo.

Deja una respuesta