[NOSTALGIA] Lo que pudo y no fue… Revolution X

Recordando viejos juegos de las consolas que me gusta disfrutar, vamos a sacar un juego de la Sega Megadrive, Revolution X, donde el juego destacaba principalmente en que la banda Aerosmith había participado en el juego, teniendo la música del grupo y saliendo en el mismo.

Un juego que podía tener la pinta de ser medianamente bueno, hubiera tenido su éxito y su aceptación, pero aquellos que creían que eso podía ser así, es que estaban bastante equivocados, ya que no pasaba de mediocre a malo por distintas cosas que iremos hablando en este post, y es por ello que actualmente se tiene bastante olvidado exceptuando por algún jugador de Sega Megadrive o seguidor del grupo de los 90.

Una historia que no engancha demasiado al jugador

Una de las primeras pegas de Revolution X es la historia, antes de comenzar, no hay que olvidar que muchos juegos donde caracterizan a algún famoso o grupo no suele tener una historia importante, en este caso tampoco se comieron la cabeza.

En 1996, la nueva Unión (una dictadura en Estados Unidos) prohíbe la música, videojuegos, televisión y videos, y en ese momento, cuando los Aerosmith están de gira, estos son capturados por la Nueva Unión, y nuestra misión es rescatarlos, cada uno está en un lugar distinto y tendremos que ir viajando y acabando con los policías para conseguir rescatar al grupo.

Como se puede ver no es algo que te vaya a tener enganchado para saber el final, pegar los tiros, acabar con todo lo que aparezca en pantalla y salvar al grupo tan conocido de los 90, poco más se puede decir, pero bueno, en estos estilos de juego la historia es algo secundario si lo que buscas es la acción desenfrenada del mismo.

Una dificultad realmente alta, siendo a veces imposible

Una de las cosas donde Revolution X había pecado mucho, fue en su dificultad, pues había en misiones donde era posible evitar el daño que los enemigos nos pudieran hacer disparando, pero en otras zonas era realmente imposible que no acabáramos perdiendo una vida, o unas cuantas intentando finalizar la pantalla.

Es algo que muchos lo pusieron como una falta, y es algo sumamente real, pues en una recreativa ya es algo tedioso tener que ir gastando monedas en niveles por culpa de esto, pero en la consola lo es todavía mas, porque tenemos una cantidad de vidas, y si estas se acaban, fin del juego y vuelta a empezar, y si te toca alguno de estos niveles donde recibir daño es casi asegurado, y con pocas vidas, lo más seguro es que te toque nuevamente empezar el juego.

Dando ejemplos de los niveles mencionados, justamente al comienzo de la partida, después de pasar el club de alterne, nos tocará enfrentarnos al helicóptero de la policía, pues en esa escena, casi con seguridad, acabemos perdiendo una cantidad importante de vida, o un continue con suma facilidad, pues nos aparecerán policías en patines donde al haber demasiados será imposible ir acabando con todos antes de que estos empiecen a apuntarnos y dispararnos.

Los enemigos finales son poco interesantes

Como otro punto a tener en cuenta en Revolution X, es los enemigos finales con los que nos iremos topando a lo largo de la aventura, pues nos daremos cuenta rápidamente cuál es por la forma de moverse y de atacar, pues son más bastos y peligrosos, pero la realidad es que son muy repetitivos, y que casi seguro acabarás perdiendo algún continue con bastantes de ellos, y no por ser difíciles, si no que habrá ataques que no podamos defendernos de ellos.

Esto los vuelve frustrantes cuando vamos cortos de vida, pues si estamos con una vida corta, y pocos continues, seguramente lo echaremos en falta más adelante, o acabaremos perdiéndolos todos y volviendo a comenzar el juego…, y la realidad es que en estos juegos, siempre tiene que haber una opción de poder esquivar o cortar el ataque enemigo, para evitar estos casos.

Revolution X es un juego con potencial que habiéndose realizado con más ganas seguramente hubiera sido uno de los buenos juegos de la consola, pero como quedó finalizado, siendo un port de la recreativa (aunque no puedo opinar demasiado en ello pues no conozco la arcade), es un juego que no pasa de lo mediocre, aunque a mi me llegue a gustar, pues los juegos de disparos en primera persona de ir acabando con todo lo que salga en pantalla me tiene enganchado, no quita que sea un juego que acabes muchas veces por dejarlo apartado una temporada hasta que nuevamente tengas esas ganas de volver a intentar finalizarlo.

Deja una respuesta