[Nostalgia] Snoopy: Magic Show: El primer juego de Snoopy para portátil

Un año después del lanzamiento de la mítica Game Boy de Nintendo, salía un juego de un perro muy querido por el público de las viñetas de “Peanuts”, se trata de Snoopy, que hizo aparición en septiembre de 1990, en el que sería su primer juego en una consola portátil, llamado Snoopy Magic Show desarrollado y publicado por Kemco, con un estilo de juego muy bueno y con bastantes niveles que teníamos que pasar, algo extraño en la época de la portátil.

Snoopy tenia una tarea, que era entretener a su público, o así es como se puede ver que nos lo muestra el juego, ¡¡más de 100 niveles a pasar en un tiempo determinado!!, y no será tarea fácil, ya que en este juego de acción y puzzles, pensar rápido o interactuar con los objetos será la guinda para conseguir pasar el nivel, o en su defecto haber perdido alguna vida en el intento.

Manejo sencillo pero adictivo

Snoopy: Magic Show tiene una jugabilidad sencilla, algo que se puede agradecer, solamente tenías que usar el pad para mover a Snoopy por el escenario y coger a los Woodstock, uno de los amigos de Snoopy antes de que acabe el tiempo, y evitando los obstáculos que nos irán poniendo, que mayormente serán unas pelotas que irán rebotando por el escenario, si nos llegan a golpear, perderemos una vida, por lo que hay que tener cuidado cuando veamos una pelota rebotando cerca de la zona.

En los primeros niveles observaremos que buscan que nos habituemos a él, enseñándonos las cosas que nos iremos encontrando así como se mueven los bloques y los teletransportes que pueden haber escondidos, después de eso irán poniendo niveles cada vez más difíciles. La dificultad empieza en el nivel 20 que ya es cuando el juego empieza a ponernos en algunos apuros, y a medida que avancemos se irá volviendo mas complicado.

En el nivel 60, un nuevo personaje hará aparición…

Después de que hayas conseguido pasar el nivel 60 con Snoopy, parecerá que es el final, pero… ¡¡va a ser que no!!, ya que tendrás que volver a pasar los 60 niveles con una dificultad añadida, y es que hace aparición Spike otro de los personajes de Peanuts que es idéntico a Snoopy pero este llevara un sombrero y portara un bigote.

Puedes pensar que no será tan complicado hacerlo con Spike en el escenario, caso error… el que se convierte en el enemigo de Snoopy en los siguientes escenarios buscará que no consigas tu objetivo, aparte de seguirte hará movimientos aleatorios siendo en ocasiones difíciles de esquivar por no saber como se moverá, también moverá los objetos si se puede, haciéndote perder un tiempo valioso que puede hacerte perder vidas.

La banda sonora una delicia

Comparado a otros juegos de la Game Boy donde no existía una banda sonora demasiado extensa, poniendo unas dos o tres canciones, en este caso, veremos que en Snoopy encontraremos bastantes bandas sonoras, pudiendo portar más de 6 que irán turnándose en los niveles que vayamos jugando, incluso tendremos una especial para el nivel 60 y 120 respectivamente.

Parece algo que no es importante, pero en estos juegos, donde son puzzles y tienes que realizarlo en un tiempo sin que te lleguen a quitar vidas, premia que no sea la misma música sonando una y otra vez, pues se te llega a hacer pesado e incluso hace que tomes dos opciones, buscar la opción para quitar la banda sonora o bajar directamente el volumen de tu consola, es muy bueno que en esto no peque Snoopy: Magic Show

Para ser de los primeros juegos de Snoopy, así como los primeros de la portátil de Nintendo, es un juego muy buen estructurado, con muchos niveles que pasaremos más de una hora aseguradas para conseguir pasar todos los niveles, y que se nota el mimo con el que el juego ha sido creado, ya que en los sonidos y en los cambios de banda sonora que premia mucho querer seguir avanzando. Aunque lo único que hay que ‘achacar’ es que no tuviera un sistema de password por lo que, no se puede jugar y seguir en otra ocasión, sino hay que hacérselo en el momento en el que enciendes la consola.

Deja una respuesta