[Nostalgia] Spanky’s Quest, la aventura en los castillos

Natsume, una compañía bastante conocida en la época de los 90, trajo en 1991 a un mono con una estética de juego parecida a la mítica Bubble Bobble, pero a su propio estilo con distintos niveles y enemigos, siendo Spanky’s Quest un juego llamativo y que salió para la Super Nintendo y la Game Boy siendo la versión portátil la que analizaré.

La aventura de Spanky’s Quest comienza eligiendo uno de los 5 castillos, donde uno es inaccesible hasta que hayamos conseguido derrotar a los jefes de los otros castillos, por lo que nos tocará elegir uno y empezar la aventura que constará de 15 niveles donde hay que acabar con todos los enemigos y la ultima habitación, la número 16, donde nos enfrentaremos al enemigo final de ese castillo, teniendo cada uno su forma de actuar.

Lo bueno de nuestra aventura es que si desconocemos el estilo de juego, al empezar en el primer castillo nos pondrán unos niveles sumamente sencillos para que mayormente vayamos aprendiendo a manejar a Spanky, pues su forma de atacar no es saltando encima de enemigos, si no es con una bola blanca que suelta, y mientras que vaya golpeando en su cabeza esta se irá agrandando, haciendo que a la hora de lanzarla haga distintos efectos.

Si la lanzamos siendo blanca a un enemigo este solo se quedara con los ojos como platos y no se le destruirá, pero si en cambio volvemos a golpearla dándole al botón que utilizamos para lanzarla esta se volverá oscura destruyendo al enemigo. Según las veces que bote sera una bola pequeña, saldrán varias bolas, una bola grande que explotará en cuando golpee a un enemigo y finalmente la que lanzará 5 bolas grandes.

Resultado de imagen de spanky's quest gb

Con lo contado parece que puede ser fácil pero la realidad es que no es así, ya que nos tocará para hacer los golpes más fuertes y en ocasiones necesarios agrandar la bola lo máximo posible y eso hará que tengamos que estar atento en todo momento a la bola como golpea en la cabeza de Spanky y que no se vaya desviando pues es fácil que acabe botando a la izquierda o derecha y tengamos que movernos a seguirla.

Y ese punto es uno de los factores que le dan dificultad a Spanky’s Quest ya que necesitaremos mantener la bola lo más grande posible para lanzarla y acabar con los enemigos antes que uno de ellos acabe saltando encima de nuestra cabeza acabando con una de nuestras vidas.

Aparte el juego consta de una manera para acabar con todos los enemigos de la zona, algo que no es fácil pues tendremos que realizar la ardua tarea de crear la palabra “Spanky” abajo, ¿como se hace esto? Pues los enemigos en ocasiones al acabar con ello nos soltarán una esfera que irá cambiando la letra con las 6 palabras de Spanky, y la dificultad reside en que si acaban con tu vida en algún momento la palabra se resetea teniendo que volver a la tarea de crearla desde cero.

Cuando lleguemos al castillo 5 el juego se tornará a ser un “Boss Rush” donde tendremos que acabar nuevamente con los 4 jefes anteriores, y siendo el quinto la bruja maligna que tendrá dos formas y no será nada sencillo de vencer.

Spanky’s Quest son de estos juegos que lo mismo no son tan conocidos pero desprende una jugabilidad y una calidad que es una pena que posteriormente no salieran sagas de dicho simio, pues pese a la gran idea que fue nunca se llego a ver un juego posterior con Spanky como protagonista.

Deja una respuesta