[Nostalgia] The Fist of the North Star: 10 Big Brawls for the King of the Universe, cuando lamear compensa

Pensando en cuáles juegos retro de mi época podía analizar, me he encontrado con un juego de una serie bastante conocida y que en su momento vi algunos capítulos y me dije a mi mismo ‘¡esto hay que probarlo!’, con ello me puse a probar The Fist of the North Star: 10 Big Brawls for the King of the Universe (se quedaron corto con el nombre vaya xD), un juego de lucha de 1989 creado por Electro Brain, donde lejos se queda de ser un buen juego de peleas.

Se nota que hablamos de una época donde todavía los juegos de combate como Mortal Kombat, Street Fighter o King of Fighters no habían salido a la luz, y se buscaba innovar en este estilo de juego, The Fist of the North Star cuenta con un plantel de 11 combatientes, y niveles variados, pero donde pierde mucho es en su sistema de combate, del que hablaremos ahora.

Lo primero que ves en el juego son unos gráficos que para hablar de 1989 no son del todo malos, al revés, creo que están bastante bien, y un plantel llenito de personajes para combatir que son: Kenshiro, Heart, Shin, Jagi, Uygur, Souther, Raoh, Falco, Han, Hyou y Kaioh, algo que se puede poner como aceptable y bueno ya que los juegos de lucha no traían el plantel tan extenso y eso ya te hace verlo con muy buenos ojos, pero la cosa cambia cuando elegimos a un combatiente.

Me gusta dividirlos en tres categorias, los que son personajes injugables dado que no pueden ni saltar y solo tienen puñetazos y embestidas donde están Heart y Uygur, os aseguro que es fácil que te venzan ya que los enemigos suelen saltar y lanzar ataques desde lejos que no podrás bloquear o esquivar; luego los menos inspirados donde están Shin, Jagi, Souther y Han, los tres primeros no pueden meter patadas por lo que el botón B de la Game Boy no servirá de nada, mayormente es fácil lamear con ellos a base de saltos y ataques a distancia, mientras que Han pese a parecerse a Kenshiro y demás del siguiente grupo, sus ataques son algo más lentos, haciendo que en ocasiones no consigamos acertar los ataques sin que el enemigo nos golpee antes.

Por último, el grupo de los más lammer donde tenemos a Kenshiro, Raoh, Falco, Hyou y Kaioh, estos cinco son fáciles para terminar el juego en poco tiempo, ya que en este juego exceptuando la patada todos los ataques usan un frame o dos a lo sumo para realizarse, ¿qué ocurre con esto?, que puedes ser prácticamente un conejo desbocado pegando saltos y patadas a ton ni son que le meterás golpe al oponente y muchas veces será imposible de que te devuelva el golpe, exceptuando en los últimos niveles donde tendrás que usar la táctica de los menos inspirados de atacar de lejos.

Así me hice al menos el 70% del juego

 

Esto es lo que hace que el juego sea prácticamente malísimo, pues sin duda su planteamiento no estaba del todo mal, es verdad que el de Heart y Uygur no se lo pensaron nada bien, ya que ¿cómo puedes poner a un personaje que no salte si no puede ni tan siquiera bloquear ataques?, es como a Link le quitaran el escudo y lo necesitaras para devolver un ataque…

Con lo que comento en 10 o 15 minutos te habrás realizado lo que sería el modo de un jugador, es lo triste del juego, pues en otros puntos como el diseño de los niveles están muy bien, pese a que no hay movimiento, me gusta mucho cómo están realizados los escenarios, así como el diseño de algunos personajes (otros me parecen muy pobres, de hecho) que se le puede valorar de positivo.

Sin duda pienso que este juego no tuvo que ser lanzado en aquella época, pues los juegos de lucha todavía estaban muy verdes y utilizar el nombre de “The Fist of the North Star” fue como manchar el nombre de un gran anime con un juego que no llega ni a unas mínimas expectativas, y que quedó en el olvido de muchos jugadores.

Deja una respuesta