Por qué el nuevo «Sega Megadrive Classics» es diferente de los demás recopilatorios

Ah, la nostalgia. Esa gran fuerza que mueve a los jugadores a jugar a títulos antiguos, desfasados técnicamente y, en algunos casos, hasta jugablemente. Pero hay quien piensa que los juegos antiguos eran más divertidos, y parece que también Sega, que vuelve a anunciar un recopilatorio (otro más) de sus grandes éxitos de Megadrive, llamado Sega Megarive Classics, para PS4, XBox One y PC. Pero resulta que en PC tenemos una recopilación muy parecida llamada Sega Megadrive and Genesis Classics. Aprovechamos el anuncio de Sega para repasar lo que ofrece la versión de PC, y por qué es diferente a todos los demás recopilatorios y emuladores.

Los recopilatorios básicamente están estructurados en un menú desde el cual se accede a los juegos incluidos. Quizás alguna opción para extras, galerías de arte, etc… pero esa es la estructura. Sega Megadrive Classics en PC, para empezar, nos ofrece dos formas de acceder: mediante un menú tradicional mediante el que elegimos el juego y nos lanzamos a jugar, o mediante una novedosa game room. De esta manera veremos en nuestra pantalla una habitación 3D típica de los años 90, con posters de los juegos de Sega, y al fondo una tele de tubo con una Megadrive conectada. Y a la derecha, una estantería con nuestra colección de juegos, que se irá incrementando según adquiramos nuevos juegos en Steam (a modo de DLC en la versión existente en Steam).

Esta es la «game room» de Sega. Un nostálgico vistazo a cómo jugábamos en los 90.

Desde la estantería podemos escoger un juego (veremos el lomo de la caja original) y jugar con él; veremos cómo el cartucho se introduce en la consola y luego la cámara se centrará en la tele de tubo, que permite algunas modificaciones en cuanto a filtros, suavizados, etc. Todo esto con una acertadísima elección de sonidos al sacar el cartucho, meterlo, reiniciar la consola, etc. que nos transportarán en el tiempo. Y la cosa no acaba ahí. La iluminación que entra por la ventana de la habitación cambia según la hora a la que juguemos, y los sonidos también: si jugamos de noche, no habrá casi luz y oiremos grillos en el exterior; y si jugamos de día, la luz inundará la estancia. Eso sí, cuando juguemos a algún juego todos estos efectos desaparecen para concentrarnos en el juego en sí. La emulación, por otra parte, es de gran calidad.

Nuestra flamante colección de clásicos de Megadrive, iluminada por el sol que entra a través de la persiana. Puro placer de coleccionista.

Con todo esto puede decirse que Sega Megadrive Classics es el emulador de Megadrive más bonito que existe, pues el cariño y la cantidad de detalles son sorprendentes. Incluso tratándose los juegos como DLCs, la propuesta de Sega es honesta. El «juego base» (el emulador y la game room en sí) es gratis. Cada juego nos cuesta 2.49€, el cual se materializará en la game room como un nuevo juego apilado en nuestro mueble. Si nos da por rebuscar en el disco duro, encontraremos que tenemos una carpeta llamada «uncompressed ROMs» que contiene las ROMs de nuestros juegos. Efectivamente, lo que estamos comprando realmente son ROMs legales.

Por defecto, vemos los juegos como si jugáramos en un CRT. Aunque filtrados para mayor calidad de imagen.

¿Cómo se trasladará todo esto a las versiones físicas de XBox One y PS4? Pues lógicamente incluyendo todos los juegos de serie (falta ver si estarán accesibles de salida o habrá que jugar para desbloquearlos). La game room aparece en el trailer, con lo que es seguro que disfrutaremos de ella. Y como novedades, tendremos multijugador online, logros, modo espejo, función de rebobinar y posibilidad de guardar la partida. Además las ediciones físicas contarán con un poster. 

Parece que no hay nada más en la habitación, pero si miramos hacia los lados podremos ver más muebles, incluida la cama.

Desde luego, todo parecen ser ventajas en esta recopilación, que aparecerá el 29 de mayo tanto en físico como en digital a un precio de 29.99€. Lo malo es que los usuarios de Switch no podrán jugar (al menos de momento) a esta recopilación. Algo que esperamos que se resuelva próximamente, porque nada nos gustaría más que disfrutar de una auténtica Megadrive portátil.

Deja una respuesta