[Review] Nurse Love Addiction – El sueño se queda en la experiencia

Últimamente me he aficionado bastante a las novelas visuales, o como normalmente los llaman, visual novels. El caso es que es un género que siempre he tenido en cuenta, Ace Attorney en parte es una visual novel, es una obra con muy poca jugabilidad y mucho texto. Aún así, nunca me he acercado a ningún juego que de aleje de las facetas “occidentales” en cuanto a este género se refiere. Las visuals novels, al menos el 90% de ellas, son japonesas, es un mundo que si no te atrae mucho obviamente este tipo de juegos no va a cambiar tu opinión. En Japón sobretodo se suelen hacer muchísimas obras parecidas entre sí, hay mucha más cantidad pero poca originalidad. Siempre este tipo de obras en los que hay muchas chicas, siempre tienes citas con ellas, son chicas jóvenes, guapas, y al final, pasa lo que tiene que pasar.

Como es obvio la mayoría de estas obras no cruzan el charco ya que son demasiado japonesas, tienen una idiosincrasia diferente, pero, ni todas quedan excluidas. Suelo ser alguien que ve muchísimo anime, lo que vendrían a ser los dibujos animados en Occidente, y me siguen chocado este tipo de juegos subidos de tono. Tienes relaciones con chicas que son prácticamente niñas, les sigues el rollo, y en principio, te tiene que entretener. Pues hoy he dado ese paso, hoy me he puesto de espectador en un campo de minas lleno de chicas las cuales tienen relaciones entre ellas. Hoy hablamos de Nurse Love Addiction.

Nurse Love Addiction es una visual novel bastante sencillita, es un juego que ya de por si no me atraía demasiado, no me he aburrido tan pronto del género como para abarcar todo. El caso es que a la hora de adentrarme en esta obra no tenía demasiadas esperanzas puestas en ella y, ¿Cómo he salido? Pues prácticamente igual, ha sido una obra que me ha sorprendido, que interesante ya dar un mensaje pero, se queda a medias. No es tan ambiguo pero queda del todo claro, hay muchos cabos sin atar en la propia historia y se deja llevar por otro puntos totalmente incongruentes.

El género que le podría añadir al juego sería Slice of Life, es decir, una historia de vidas cotidianas. Una historia sencilla, tranquila, sin ningún tipo de inquietud sobrenatural en el ambiente, ni poderes, ni asesinatos, nada. Hay muchos puntos por los que pasa en los que peca de esto, estar leyendo y tener que tragarte un montón de tropos. Que por otra parte lo entiendo, la historia no requiere nada del otro mundo, hay sorpresas, giros argumentales, pero siempre de desinflan a la hora de la verdad. Siempre dejan ese momento de tensión para algo bastante simple y que no lleva a nada más, aún así, la obra no lo pide.

Nurse Love Addiction tiene un objetivo pero la obra de centra más en el viaje que en la propio final en sí. Se preocupa más por preparar el telón que en el resultado, siempre queda algo que te podías esperar, pero también sorprende con algo propio que no te esperas. El juego disfruta las conversaciones con los personajes, hace que entablen una verdadera amistad y que disfruten de la vida que tienen. La historia que nos cuenta no suele interesar pero tampoco suele estar demasiado presente, la protagonista es Asuka, una chica joven, 19 años, quiere ser enfermera debido a una historia de niños, a un cuento, quiere alcanzar las estrellas. Es una chica muy despreocupada, añora los días de verano junto a su brigada imaginaria, quiere ser esa niña soñadora, sin tener que estudiar ni memorizar. Y a partir de aquí ya tendréis unas cuantas preguntas, ¿Por qué ha decidido estudiar enfermería por una causa tan tonta? ¿Por qué no cambia de actitud y madura? Es posible que si estuvieseis ahí se lo diríais. Pero, ¿sabéis que? “No seamos tan duros”

La protagonista es demasiado mona y amable como para decirla algo, es verdad que puede llegar a desesperar, pero al final llega a transmitir esa sensación de tranquilidad y paz. Junto a ella está Nao, su hermana, es más pequeña, por un año, pero si no fuera por ella, no estaría aquí. Es su principal apoyo, la cocina, cuida y la despierta para ir a clase, parece mentira, pero al final vas digiriendo esa situación y adaptándote a ella. Ellas dos se han graduado y van a empezar a estudiar enfermería, un centro bastante exclusivo, con esto, nadie sabe cómo ni porqué, acaban aprobando. El que Asuka apruebe por su mera voluntad es solamente una excusa para que la trama avance, te quedas con dudas, sorprendido, y aún así, avanzas. Porque es entretenido y quieres saber más, básicamente.


El siguiente elenco de personajes importantes es Sakuya, la “pija” y rica del grupo en el que al final, a medida que avanzamos, esa imagen se diluye, y no, no es spoiler. Desde que entablan amistad sabes que va a cambiar, aunque la obra lo hace de una forma muy buena. Ah, y por ultimo, Itsuki, un personaje misterioso y alguien muy querido para Sakuya, aquí lo dejo a libre interpretación. Con estos personajes y esta trama ya tenemos la típica visual novel japonesa en el que sí o sí va a haber relaciones más que amistosas. El juego no lo oculta y es que tanto los personajes, que son femeninos todos, como la zona de trabajo, en la que todos son chicas, da por sentado que va a haber relaciones por todas partes. La trama obviamente no va explícitamente a ello pero sí se nota que es un juego dirigido por y para japoneses.

Al final aunque haya destripado estos clichés de la propia obra tan obvios, no siguen siendo tanto desventajas como añadidos, sabes que están ahí por que está hecho en Japón, le das votos de confianza para que al final te entregué una obra que está “bien”. Mecánicamente es como cualquier visual novel, vas acabar leyendo mucho, interactuando poco y teniendo que interesarte por la historia para poder continuar. Como digo, ni es para todo el mundo, si es el primer juego que coges del género, no te lo quedes, no es lo mejor que te vas a encontrar, para los que llevan algo más de experiencia, te va a entretener, reír, sorprender y emocionar. Al final es una obra que habla sobre el viaje en sí, no sobre su final, no coge lo más importante, si no lo más insignificante, lo que menos importancia tiene, le da un nuevo significado, y te cuenta una historia llena de esperanza. Porque todos tenemos un objetivo en la vida, por muy ridícula que sea la causa, tenemos un porqué. Un objetivo en el que tenemos que disfrutar muchísimo más la experiencia que la propia meta en sí.

Deja una respuesta