[Opinión] 2017, el año de ensueño para Nintendo

Nintendo está en un momento en el que nadie creyó verlos, ni ellos lo creyeron. En 2016 anunciaban en una presentación propia la salida de su próxima consola, la que se convertiría en la sucesora de Wii U. Después de meses de rumores, se confirmaba por fin que la Nintendo Switch sería una pequeña consola híbrida con controles desmontables. Mucho se dijo, tanto bueno como malo, y era prudente mantener las expectativas bajas, una consola así no existía y la Gran N había perdido mucho atractivo durante los años de Wii U. De hecho hubo quienes consideraron que las 2 millones de consolas que Nintendo pretendía vender en sus primeros meses era una cifra muy alta y que debían bajar sus expectativas.

Pero esos últimos se encontraban en el error. Nintendo lanzó su consola en marzo después de un par de meses bastante flojos, 3DS no tuvo mucho apoyo al inico del año (con la salida de un port de Dragon Quest y uno de Yoshi’s Woolly World) y Wii U tan solo esperaba The Legend of Zelda: Breath of the Wild, que fue título de lanzamiento para Switch, para despedirse. Switch y BotW fueron un éxito, uno que nadie esperaba, las consolas se agotaron, las filas para obtener una eran enormes, cuando había stock no duraba, etc., y esto se mantuvo en varias partes del mundo durante varios meses. Hay quienes consideran que Nintendo dejó bajo el stock para generar ruido, otros creemos que simplemente no pudo cumplir la demanda en ciertas regiones, ninguna encuesta de mercado te da la seguridad de que el interés se convierta en ventas.

En cuanto a juegos fue posiblemente el más flojo para 3DS, además de los mencionados vimos Hey! Pikmin una aventura de plataformas alejada del tradicional estilo de Pikmin que no agradó mucho, Miitopia, un curioso título RPG usando Mii’s, Ever Oasis un RPG que prácticamente pasó desapercibido, la versión portátil de Fire Emblem Warriors (exclusiva de New Nintendo 3DS), Layton’s Mystery Journey criticado por sus puzzles, Mario Party The Best 100 reuniendo los mejores minijuegos destroza amistades y otro Dragon Quest.

Sin embargo, fueron lanzados cuatro títulos muy importantes en 3DS, tres de ellos remakes: Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia, el primero de una serie de títulos remake de Fire Emblem que prometió Nintendo, Metroid Samus Returns, excelente juego (desarrollado por los españoles MercurySteam) que le daba una merecida actualización al título de Game Boy y marca un triunfal regreso de la saga Metroid, Mario & Luigi: Superstar Saga que agrega además una aventura alterna y finalmente Pokémon Ultra Sun y Ultra Moon, que podríamos decir son expansión de Sun y Moon y que fue bien recibido como es usual de la franquicia.

Mientras que el 3DS tuvo un año flojo con 4 grandes títulos y Wii U comienza a pasar al olvido, Nintendo Switch fue un gran éxito, contó con juegos que son ports de títulos de Wii U como Pokkén Tournament, Breath of the Wild y Mario Kart 8, tuvo títulos nuevos muy exitosos como Super Mario Odyssey, Splatoon 2, Mario + Rabbids: Kingdom Battle, Fire Emblem Warriors y Xenoblade Chronicles 2, además del debutante Arms. Adicional a prácticamente un juego 1st Party al mes, Switch vio su catálogo expandido con numerosos indie multiplataforma de gran calidad e incluso juegos AAA como Resident Evil Revelations, FIFA 18, Sonic Mania, DOOM y Skyrim. Cada semana había lanzamientos y el éxito obligó a Nintendo a aumentar su proyección de ventas anuales, además de que ha logrado atraer a todo tipo y tamaño de desarrolladores, algo que Wii U no consiguió.

La consola como tal tuvo ciertos problemas, un error de un Joy-Con fue algo que sonó mucho, pantallas congeladas, consolas descompuestas, etc., es decir, lo usual de un nuevo lanzamiento, nada fuera de lo común. También el multijugador ha sido duramente criticado sobre todo por la falta de chat nativo de la consola para juego online, el usar apps para tenerlo es algo demasiado limitante, nada práctico y una respuesta no adecuada para lo que demandan juegos como Splatoon 2. Pero el problema más grave que tiene la consola es el hecho de que los cartuchos no pueden almacenar juegos grandes como DOOM, obligando en primera que los títulos sean ligeramente más caros en Switch y que el usuario tenga que adquirir memorias microSD para aumentar la capacidad de almacenamiento y albergar el contenido extra que exigen los juegos.

Para Nintendo 2017 fue de ensueño, sobre todo por el lanzamiento de Switch, más considerando que este se dio en marzo (mes sin atractivo par un lanzamiento), que cargaban el lastre de sus dos desastrosos previos lanzamientos de consolas y que era un concepto novedoso y extraño. Pero, a pesar de los problemas y el exitoso año, Nintendo debe encarar 2018 con la misma agresividad para Switch, trayendo títulos nuevos, ports de excelentes títulos y seguir atrayendo a más público. 3DS al parecer se mantendrá con títulos pero los lanzamientos se verán reducidos al tener el foco Switch, aunque no se sabe si tendrá un sucesor o si Switch ocupará el puesto de 3DS y Wii U. Sin duda el próximo año será de desafíos, y esperemos también de mucho éxito, ya que eso le beneficia a la industria en general.

Deja una respuesta