[Opinión] El 2017 de Xbox: entre Xbox One X y falta de juegos

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,89$

Estamos a punto de terminar el año y es preciso hablar de lo que trajo el año calendario a las tres empresas que compiten en el mercado de consolas, comenzaremos con la que lamentablemente ha tenido más problemas, Microsoft y Xbox. Uno de los grandes problemas con los que carga la consola Xbox One es la carencia de juegos y, me atrevo a decir, falta de identidad. Al decir esto me refiero a que un consumidor conocedor de la industria, en este momento, bien podría decir que no vale la pena comprar una consola Xbox One y que es preferible adquirir una PC, mientras que un consumidor sin tanto conocimiento podría ver las diferencias de los catálogos entre Xbox One y PlayStation 4 y darse cuenta rápidamente de quién tiene más exclusividades.

Lamentablemente o afortunadamente, los juegos «exclusivos» de Xbox han comenzado a ser exclusivos de Windows, para muchos consumidores esto significa que con una buena PC pueden jugar Gears of War o Forza, lo cual es muy atractivo. Pero el enfoque de Microsoft en unificar sus plataformas de juego ha llevado de la mano el quitar la justificación de adquirir la consola. Claro que siempre habrá quienes prefieran comprar una Xbox a adquirir una PC más cara o evitar el tedio de armar una, pero aquí viene el otro problema, no hay un catálogo exclusivo tan atractivo como el de PlayStation 4, Nintendo Switch y hasta de Wii U, esto es peor cuando nos damos cuenta que muchos juegos que se veían prometedores fueron cancelados, este año tenemos como ejemplo Scalebound.

Halo, en su estado más puro, se mantiene como la última gran exclusiva de Xbox, pero recordemos la pésima recepción que tuvo Halo 5 Guardians, Halo 3 no tuvo la esperada edición de Aniversario tras cumplir 10 años y no tuvimos noticia de Halo 6 durante este año. De hecho el E3 aunque se mostraron muchos juegos prácticamente todos los que decían «exclusivo» venían acompañado del «temporal».

Sin embargo, fue un año importante para las ambiciones de Microsoft respecto a «la consola más potente de la historia«, la Xbox One X o XBOX tuvo una gran recepción, superando las expectativas de la empresa que desde su anuncio mencionó que por su costo era para un público más exclusivo, a pesar de ello XBOX logró según la compañía buenos números pero aún tiene que demostrar lo que la potencia significa y atraer sobre todo a desarrolladores que ayuden a hacer más robusto su catálogo exclusivo. Porque no es que Xbox One no tenga juegos, sí tiene juegos exclusivos y buenos, pero son escasos, y aunque también cuenta con la gran mayoría de los multiplataforma estos juegos podemos encontrarlos también en PlayStation 4.

2018 será un año desafiante para la consola, tras un 2017 de altos y bajos.

Deja una respuesta