[Opinión] ¿Australia se equivoca en la prohibición de We Happy Few?

Esta semana se dio a conocer que We Happy Few, un juego del que ya les hemos hablado en algunas ocasiones, no saldrá en Australia, y más darte pudimos conocer los motivos por los cuales el Departamento de Comunicaciones y las Artes y la Junta de Clasificación de Australia le han negado una clasificación, prohibiendo el juego en su territorio.

Pero antes de entrar en detalles, primero hablemos un poco de qué va el juego. We Happy Few nos ubica en una sociedad que es obligada, por el gobierno, a tomar drogas que los hacen felices para mantenerlos ignorantes de la realidad. Los tres protagonistas se rebelan ante esta medida y durante la aventura deben descubrir los motivos por los cuales el gobierno hace esto. Como dice el equipo de desarrollo, el punto del juego es rechazar esta programación y luchar de vuelta, el título explora temas como la adicción, abuso de drogas y salud mental, recibiendo buenas críticas por parte de usuarios de cómo se tratan dichos temas, según el desarrollador. En el mundo distópico de We Happy Few quienes no se drogan son enemigos del estado, y todo mundo está en contra de tales rebeldes, obligándolos incluso a consumir la sustancia conocida como Joy.

Cuando nos señalan la mejor respuesta es correr y ocultarse

Una de las mecánicas del juego consiste justo en consumir Joy, no consumir nada de Joy nos permite estar atentos al 100%  y ver la realidad como es, pero seremos más fácilmente reconocibles por la población y la policía; si consumimos poco pero suficiente pasaremos desapercibidos ante los verdaderos adictos, tendremos un boost en atención y velocidad, pero tendremos algunas consecuencias negativas además de correr el riesgo de la adicción; mientras que si consumimos en exceso volveremos al control del gobierno y perderemos parte del avance que llevamos.

Sin embargo, parece que el Departamento anteriormente mencionado no tomó a profundidad el contexto del juego. En los motivos que da para justificar su negativa a el título de Compulsion Games, indica que:

En la opinión de la Junta, la mecánica de uso de drogas del juego haciendo la progresión menos dificil constituye un incentivo o recompensa para el uso de drogas y por lo tanto, el juego excede la clasificación R18+ que dice, «uso de drogas relacionado a incentivos y recompensas no está permitido».

La realidad puede ser percibida muy distinta con drogas y sin ellas

Aunque de acuerdo a cómo está redactada la clasificación australiana la Junta tiene la razón para rechazarlo, si se toma completo el contexto y la temática del juego la junta está omitiendo que We Happy Few da un claro mensaje de «no a las drogas». Sí, tomar Joy hace el juego más fácil momentáneamente, pero también nos habla de las consecuencias de la adicción, de que lo que ves bajo el efecto de las drogas no es la realidad, etc., son más los puntos contra las drogas que hace el estudio desarrollador que «los incentivos y recompensas».

¿Se equivoca Australia? Habrá quienes digan que no, habrá quienes digamos que sí, pero es cierto que tienen tanto puntos en los que están en lo correcto como otros en los que están equivocados. Para muchos otros jugadores el hecho de que se censure un juego ya de por sí es suficientemente malo, ya que es censurar «arte», que es otro tema enorme digno de su propio artículo.

¿Uds qué opinan?

Fuente

Deja una respuesta