[Opinión] ¿Por qué los juegos de plataformas son menos jugados ahora?

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,77$
¡Oferta!

Hace ya bastantes años que los juegos de plataformas, tales como Super Mario Bros., Kirby y otros tenían una importancia en el mundo de los videojuegos, pero a lo largo del tiempo, el género ha ido perdiendo seguidores a tal punto que exceptuando las mascotas exclusivas de la compañía nipona Nintendo y algún que otro indie, es raro ver que algún juego de este estilo aparezca en escena intentando llamar la atención de los jugadores.

Esto ya le ha pasado también a las aventuras gráficas pero de ese caso hablaremos más tarde, ¿cuál puede ser la razón de que este género se haya ido olvidando poco a poco?, alguna teoría puede correr por mi mente, pues en mi caso he sido uno de los jugadores que le ha encantado jugar a estos juegos, pero raramente en un triple A se llega a ver un juego «de plataformas», pues la mayoría pese a que tengan algo de plataformas finalmente suelen tirar más a la acción, haciendo que este factor se pierda entre tantos combates y tiros.

La primera cosa que hay que pensar para saber qué ha ocurrido es… ¿qué es lo que le daba vida al género? Pues aquí se pueden barajar muchas cosas, como, por ejemplo, son juegos donde la diversión es lo principal. En esto se puede remitir a muchos juegos de la época tipo Super Mario o Sonic, juegos que entrabas y sin saber realmente qué es lo que ocurría en la historia, te tenía atento en todo momento para saber dónde saltar y en qué momento para que un molesto koopa que paseaba una tarde no te golpeara, así para que uno de los múltiples enemigos de Sonic no entraran en escena estorbando al héroe que hicieran perder todos sus anillos o vidas, cosa que actualmente no se suele ver. Muchos juegos actualmente quieren meter una historia, que eso siempre está bien, pero hay en ocasiones que no cuaja.

Otras situaciones implican que los estudios intentan llevarlos a un nivel más tirando a la acción, con escenas de ir acabando con todo enemigo antes de seguir avanzando, o donde esconderte a seguir avanzando destruyendo enemigos hace que más que vivir el plataformeo que seguir avanzando en el nivel y acabando con enemigos o consiguiendo objetos pasen algo desapercibidos.

Por dar un ejemplo, Prince of Persia es una saga que cuando paso a las tres dimensiones, pudimos observar un cambio de su entorno de acción a algo más tirando a plataformas, con niveles donde nuestra pericia con el personaje nos iría dando paso a seguir explorando su mundo, algo que es simplemente genial, pero en cambio, había en ocasiones donde aparecían enemigos a los que tenias que destruir para seguir pasando por los escenarios, cosas que ralentizaban el juego, aparte haciéndote olvidar que tienes que seguir avanzando para descubrir más su historia o seguir pasando por niveles, y ahí reside el problema de muchos de estos tipos de juegos.

Soy de aquellos que les encantaría ver a una compañía como Sony o Microsoft sacando un juego de plataformas muy bueno, pero parece que por el momento es algo que no ocurrirá, pues al menos a mi conocer no he visto ningún triple A de esas compañías para tirar cohetes en este termino, o son juegos más enfocados a un público infantil, o no son exactamente de plataformas, y otros como Crash Bandicoot N. Sane Trilogy no cuentan, pues prácticamente es un refrito de los juegos de plataformas más exitosos de Sony con su primera consola, por lo que ya estaba creado, y ya sabía que el público veterano lo iba a comprar, aparte de aquellos jóvenes que quisieran probar fortuna con el juego.

remaster crash bandicoot

Otra cosa que muchos juegos pecan es en su dificultad, una cosa que tenían las consolas antiguas a la hora de traerte un juego de este estilo, es tener un nivel de dificultad acorde a que irías avanzando empezando por una dificultad moderada para hacerte con los controles, y luego ir incrementando la dificultad, para que al jugador le sea un reto, cosa que ahora se ha perdido mucho, y solo hay que ver estos juegos donde al morir apareces cerca del lugar caído o tienes vidas ilimitadas, haciendo que sea fácil y que no sea un reto en ningún momento.

Y con más ejemplos, tengo unos sobrinos que les encantan los videojuegos, ellos pueden jugar por ejemplo al Sonic de Wii o parecidos, pero en cambio juegan a uno de plataformas retro, y no suelen pasar de los primeros niveles y esto no es porque sean malos o buenos, sino que se lo ponen muy fácil en los nuevos, mientras que en los viejos eran un reto que te hacía mejorar, llegando un momento en el que cualquier juego de plataformas lo dominaras rápidamente y aun con esas acabarías rasgando continues y te tocara volver a empezar la aventura.

Eso si, podemos dar gracias a los juegos Indie de no haber dejado morir el género, pues se encargan, junto a Nintendo, de que siga vivo a día de hoy. De Nintendo se puede observar en su ultima consola cómo en Super Mario Odyssey, pese a seguir siendo una historia típica de un villano que se lleva a la princesa y el estado pagafantas del ex-fontanero le haga viajar por muchos mundos para salvarla, es una aventura interesante. De esto hablaré un poco más adelante, pues me gustaría enfocarme ahora a los Indie, que son aquellas pequeñas compañías que, aparte de buscar innovar para destacar entre los demás, también siguen reviviendo aquellos tipos de juegos que las compañías más grandes han dejado de lado por no atreverse a mirar si tiene algo de público al que venderlo.

Muchos juegos podemos nombrar en la lista: Braid, Deadlight, Freedom Planet, Squidlit… entre muchos más, pasando por Shantae y Shovel Knight, muchos que mayormente no tiraban con un presupuesto tan alto, pero en cambio han sabido atraer al público y convertirse en verdaderas joyas.

Braid nos cuenta una historia típica como la de salvar a una princesa, pero de una manera distinta, que nos tendrá enganchados en todo momento, hasta que descubramos la realidad del juego; así como unas mecánicas que parecen ser una ventaja, en realidad es una forma de que sigas intentándolo pese a no haber llegado al lugar indicado.

Deadlight en su caso nos mete en una historia de un apocalipsis zombie y como un superviviente tiene que ir moviéndose de un lado al otro para ir sobreviviendo, y todo mediante ir pasando por edificios y demás zonas manejando el puzzle y las plataformas de maneras realmente versátiles.

Freedom Planet coge al viejo Sonic y hace una aventura donde su historia te tendrá enganchado en todo momento, haciéndote que cada nivel que juegues tengas ganas de seguir en su historia, y hacerlo con sus otros personajes para ver cómo vive la historia cada uno de ellos.

Squidlit es un juego que tira de los juegos donde tienen un manejo sencillo y te hace disfrutar de los gráficos del juego, así como de vivir una aventura corta pero que te sacara una sonrisa fácilmente, estas cosas realmente pocos juegos pueden conseguirlo, y hay que aplaudir a aquellas compañías que siguen buscando que este estilo de juego no se pierda.

Y juegos actuales como Sonic Mania o Super Mario Oddisey siguen haciéndolo a día de hoy, Sonic Mania tira de las plataformas de los años 90, algo de agradecer para todo jugador ya esa joven o adulto, pues vas disfrutando del entorno y de ir moviéndose por sus escenarios. Al igual que Mario, que es de los pocos juegos de plataformas en 3D que goza de verdadera popularidad, como aquel Banjo-Kazooie o el actual Yooka-Laylee que es el sucesor espiritual del oso y el pájaro; pero volviendo con Mario, Nintendo sigue dando vida a un personaje que lleva muchos años porque sabe meterte en el mundo que te quiere llevar, así como niveles donde la libertad de dónde moverse, o cómo realizar las cosas, hacen que tengas ganas de recorrer todo ese extenso mundo en cada nivel buscando las lunas, así como superar pruebas que no serán nada fáciles, y serán un reto constante, y es eso que hace tan exitoso al fontanero frente a sus competidores.

Estaría genial que algún día volviese en toda su gloria de antaño este género, que por el momento esta algo abandonado y quitando algún juego ocasional o los desarrolladores indie, es algo que se pierde, ya sea por su sencillez, o ya sea por su poca entrega por parte de los desarrolladores, que hacen que el juego acabe entre los peores de su genero, como Mighty No. 9 que todos conocerán por el tema de su crowdfunding y lo que finalmente fue…

Más juegos así por favor

Deja una respuesta