[Opinión] Metroid Prime Federation Force no merece tanto odio (parte 2)

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,77$
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

Como les mencionaba en el primer artículo, mucha gente estaba enojada con Nintendo por Metroid Other M, no hay forma de negarlo, el juego era bastante polémico por cómo personificaron a Samus, además de otras cuestiones. Cuando se anunció que el siguiente juego de la franquicia, aunque de la serie Prime, tendría como protagonistas a soldados de la Federación Galáctica, la gente no ocultó su molestia y por todos lados le llegaban golpes a Metroid Prime Federation Force.

Kensuke Tanabe mencionó en una entrevista que llevaba 10 años pensando en el concepto que se convertiría en Federation Force, un Metroid que explorara el punto de vista de la Federación y su pelea contra los Piratas Espaciales. Sería su oportunidad para expandir el universo de Metroid de una forma diferente.

Tanabe ya había experimentado con el multijugador y poner al jugador en otra piel que no fuera la de Samus. Metroid Prime 2: Echoes presentó un modo multijugador local donde todos los jugadores controlaban a Samus con diferentes colores de armadura que por cierto no fue muy popular; posteriormente en el título de Nintendo DS, Metroid Prime: Hunters, se nos presentaron a otros cazarecompensas y en el modo multijugador, fuera local o en línea, podíamos usar a uno de los diferentes personajes y hasta dejar a Samus de lado. Tanabe también había expandido mucho el rol de la Federación en sus juegos.

En la saga 2-D conducida por Sakamoto el rol de la Federación era algo limitado, básicamente era mandar a Samus a misiones imposibles para todos excepto ella; en Super Metroid nos enteramos que intentaban estudiar a los metroid para beneficio de la población, mientras que en Metroid Fusion se revela un lado más oscuro, intentando usar diversos organismos como armas biológicas, algo más parecido a lo que hacían los Piratas, además de conservar la mente de grandes personajes de la Federación y seguir usando su conocimiento y experiencia; pero fuera de esos detalles no se expandía mucho el rol de la Federación y desde entonces ha seguido igual, ya que Other M no aportó nada nuevo realmente.

Por su parte la saga 3-D de Tanabe empezó de la misma forma básica, pero en Prime 2 vemos bases, operaciones, registros y hasta una pelea de los soldados de la Federación, con un penoso retraso tecnológico respecto a la armadura de Samus. Metroid Prime 3: Corruption expandiría enormemente lo que conocíamos de la Federación metiéndonos de lleno en ella, estando rodeados en varios puntos de soldados, luchando casi a su lado, recibiendo pedidos de los altos mandos, etc., además de emplear a otros cazarecompensas. Para algunos no fue raro que Tanabe decidiera dejar de lado momentáneamente a Samus para expandir el universo Prime.

Hablando estrictamente de Federation Force, el juego por lo mismo de emplear soldados y no a Samus, basa su jugabilidad en misiones, los soldados de la Federación han probado no ser tan efectivos en planetas hostiles, por lo que se les brinda un pequeño mecha para ser más eficientes. Las misiones se ubican en tres planetas distintos, donde accidentalmente la Federación descubre que después de su derrota en Corruption, los Piratas casi sin querer consiguen diversas herramientas que les permiten construir una super arma que les ayudará a vengarse. Este descubrimiento accidental obliga a la Federación a seguir enviando a su escuadrón de mechas a cumplir diversas misiones para desvelar lo que planean los Piratas a la vez que solicitan ayuda a Samus que brinda apoyo táctico y ofensivo en distintos momentos.

La historia es bastante lineal aunque da algunos pequeños giros pero no por ello es mala, además de que expande el universo al introducir nueva tecnología y razas; la jugabilidad es sólida a pesar de a veces resultar incómodo apuntar con el C-Stick o moviendo la consola, pero es algo como lo que tuvimos en los juegos de GameCube. El juego en línea es estable aunque la falta de formas de comunicación lo perjudica, jugar en solitario es entretenido y personalmente me gustó mucho pasar el juego jugando de esa forma sin tener que lidiar con compañeros que no cooperaban, el reto es grande pero se puede conseguir sin mayor problema.

Federation Force funciona excelente como lo que es, un juego spin-off. Sin embargo, la gente y muchos reseñadores basaron cómo se sentían respecto al juego por el hecho de no controlar a Samus, tener misiones en lugar de mundos abiertos, y no controlar a Samus. Sí, lo repetí por que si leemos a detalle, muchas de las críticas negativas presentan esto como un problema una y otra vez, dejaron de lado juzgar el juego por lo que era y hacía bien o mal, y lo juzgaron por lo que no era y nunca pretendió ser.

Esta carencia de su protagonista afectó de más al juego gracias a lo mal que se le personificó en Other M, la gente quería redención para Samus y en su lugar la tuvieron como un personaje secundario. Lo peor es que en Federation Force se menciona una y otra vez lo mucho que la Federación necesita de Samus, y aún cuando se pelea contra ella en un punto, solo es como Morph Ball, sin usar todas sus capacidades, que si lo hubiera hecho no habría forma de hacerle frente.

Samus deja en ridículo a los mechas eliminando a cuatro enemigos difíciles de derrotar de un disparo

Es decir, el juego de Tanabe, un spin-off, terminó pagando por los errores del último juego de Sakamoto, se le juzgó como un juego malo sin merecerlo y se exageró negativamente lo que significaba, si Federation Force hubiera salido antes de Other M o  si este no hubiera sido tan malo, tal vez los fanáticos hubieran tenido una mente más abierta. Lamentablemente no fue así y fue objeto de un odio que, honestamente, no creo que se mereciera.

Ahora es cuestión de esperar que Metroid Samus Returns vuelva a poner a Samus en el lugar que le corresponde y que Prime 4 lo siga.

Deja una respuesta