Overwatch – Main Mercy, ¿Cuándo acabará el sufrimiento?

Recientemente, el popular juego de Blizzard conocido como Overwatch ha presentado un buen número de cambios en su plantel de personajes, o más bien, en las habilidades de los mismos.

No es sin sentido, ya que Overwatch es un eSport que cada vez atrae más gente y causa sensación entre los jugadores. Y por ello, realizar cambios para ajustar la jugabilidad de cada héroe, así como mantener la innovación en el juego mediante este tipo de cambios, es algo que el equipo de Overwatch ha decidido aprovechar.

Pero, ¿Qué pasaría si uno de esos cambios afectase a tu personaje favorito?

Esa es la cuestión a la que se enfrentan los jugadores que utilizan principalmente a Mercy. Mercy es un héroe que otorga curación y daño a su equipo de forma continua, además de contar con habilidades que le permiten desplazarse rápidamente entre sus aliados para producir una mejor curación y, en resumen, un mejor apoyo al equipo.

Sin embargo, por muy bueno que suene el papel de Mercy, la sanadora no se ha visto inmune ante los cambios en los héroes. No hace mucho tiempo, su habilidad definitiva (La cual no se puede lanzar esperando un simple tiempo de enfriamiento, si no que debemos producir daño a los enemigos y utilizar nuestras habilidades para cargarla sin depender de qué héroes utilicemos) era muy distinta a la de ahora. Esa habilidad fue lo primero que el equipo de Overwatch decidió quitarle, y se trataba de una resurrección en área que podía llegar a resucitar a todo el equipo de forma instantánea. Esto significaba que Mercy era un héroe necesario en toda partida competitiva, ya que si en algún momento los dos equipos se enfrentasen, en cuanto varios héroes de un equipo muriesen (O incluso todos) su Mercy daría la vuelta completamente a toda la partida, ya que reiniciaría la batalla para su equipo manteniendo las bajas y el daño que habría sufrido el enemigo.

Sin embargo, una habilidad que obliga a los competidores a utilizar al personaje en cuestión para no perder estrepitosamente era algo que se veía un poco exagerado, así que su primer cambio fue quitarle esa habilidad y ponerla como habilidad normal, con un enfriamiento de unos 30 segundos, eso si, resucitando a sólo un aliado y no de forma instantánea.

A cambio de esto, le proporcionaron un «Ultimate» que le otorgaba un aumento en sus características muy útil, además de la capacidad de volar por el mapa y reducir el enfriamiento de su resurrección.

Pero pese a todo, ya no era la misma Mercy. Y la cosa no terminó ahí; parece que el equipo de Overwatch no sabe cuándo parar de «destrozar» a Mercy, según cuentan sus jugadores. Y esto se debe a que, después de ese gran cambio anteriormente mencionado, en los próximos parches veríamos que Mercy recibiría todavía más cambios que afectarían a su utilidad, como reducir las bonificaciones de su Ultimate.

Los jugadores no soportan ver cómo Mercy no deja de recibir «nerfs», y esperan el día en que por fin se terminen los cambios en la sanadora por excelencia de Overwatch.

Deja una respuesta