Un pequeño vistazo al pasado con Zoo Tycoon

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
11,89$
¡Oferta!
¡Oferta!

Siempre gusta volver a jugar juegos antiguos que nos dieron horas de entretenimiento y momentos para el recuerdo. Los humanos somos nostálgicos por naturaleza, y aunque en el aspecto tecnológico siempre tendremos un futuro mil veces más prometedor y elaborado, está bien girar la cabeza unos días y recordar viejos tiempos. Los videojuegos nos han ofrecido esta sensación desde que pudieron considerarse clásicos ciertos títulos, aquellos con los que más hemos jugado de pequeños, y que mejor nos devuelven a nuestras raíces. Digo todo esto porque llevo ya unas cuantas horas jugadas a Zoo Tycoon, el simulador de zoológicos que nos trajeron la extinta Blue Fang Games y Microsoft Studios hace ya dieciséis añitos de nada. En en 2001. Junto con sus dos expansiones (porque antes se llamaban expansiones y no DLC) Dinosaur Digs y Marine Mania, formaban Zoo Tycoon Complete Edition, la versión que estoy jugando, la considerada por muchos el mejor juego Tycoon de todos los tiempos, y una maravilla de los juegos de gestión que se mantiene fresca pese al paso del tiempo.

El objetivo de Zoo Tycoon es la de crear un zoológico próspero mediante la creación de atracciones y dar un hogar a los animales en éstas, al mismo tiempo que mantenemos a los clientes contentos. Para ello tenemos la creación del hábitat y del sector donde se ubicará el animal, que es una de las principales tareas, ya que éste debe mantenerse óptimo y contento dentro de un tiempo permanente. Para que el animal llegue a estar feliz y contento, y por lo tanto más dinero en nuestros bolsillos, las atracciones deben ser adecuadas y bien estructuradas, siendo esta situación tomada en cuenta por los visitantes del zoológico, perjudicando o favoreciendo así la reputación del recinto.

Las opciones son variadas y tanto como el terreno, el follaje, las rocas, refugios, vallas, juguetes y la presencia de trabajadores se pueden modificar, ya que todos estos factores contribuyen a la buena organización del zoológico. También existen variados edificios; como baños, restaurantes, puestos de comida, tiendas, edificios de entretenimiento, cines, etc. Se incorpora de igual manera, la estética del zoológico, que consiste en aumentar la felicidad ligeramente en los visitantes, los elementos que existen en esta categoría pueden variar desde postes de luz o bancos hasta arreglos florales y estatuas. Para ayudar a administrar el zoológico, también se puede emplear personal de limpieza, veterinarios o cuidadores y guías turísticos. Es enorme la cantidad de contenido que llega a tener el juego, pero aun así no se hace difícil ni de entender ni de manejar. Incluso cuando entran en juego las expansiones, y con ellas aspectos como los espectáculos marinos, o las tareas científicas para restaurar fósiles, sigue siendo asequible a nivel de aprendizaje.

Zoo Tycoon nos presenta dos formas de juego muy diferenciadas, el modo carrera o «escenarios», donde tanto el mapa como los objetivos serán decisión de la CPU, y el clásico modo libre, donde no hay final en base a nuestra imaginación y la habilidad que tengamos en crear un zoológico donde todo el mundo quiera estar. También tuvimos una segunda parte, Zoo Tycoon 2, la cual añadió muchos más animales, nuevas instalaciones, maneras de jugar y hasta modos en primera persona, donde eramos nosotros mismos quienes encontrábamos los fósiles en pequeños minijuegos de búsqueda. Pero que queréis que os diga, la primera parte me tiene cautivado, y así seguirá por siempre.

Zoo Tycoon salió en PC en 2001 (la Complete Edition un año después). También tuvo su versión para Nintendo DS en 2005, y en 2004 su secuela. Actualmente podremos encontrarlo en tiendas de segunda mano en físico, y una versión para Xbox 360 que no es muy recomendable. Definitivamente no se esforzaron en hacer bien esta versión para consolas.

Deja una respuesta