PlayerUnknown’s Battlegrounds, o cómo entrar por la puerta grande del Early Access

De dónde ha salido Playerunknown’s Battlegrounds

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
24,75
¡Oferta!
¡Oferta!
11,30
¡Oferta!
8,45
¡Oferta!
¡Oferta!

Cuando uno se decanta por apoyar un juego en acceso anticipado suele entrar en una suerte de lotería de como resultara su desarrollo y si al final el juego estará bien y será completamente funcional. No son pocos los títulos que han quedado abandonados o muy poco visitados en este límbo de la producción, pudiendo poner como máximo ejemplo a DayZ de como puedes tener a todo un público enganchado, y perderlo por ser demasiado ambicioso. Por eso hoy día los desarrolladores tienen que empezar prometiendo mucho para captar al público, financiarse debidamente y a su vez conseguir manejar todo el feedback comunitario para sacar el producto adelante y que no quede estancado o se convierta en un despropósito. Y en el punto medio de esa balanza ha sabido aterrizar, no sin experiencia previa, Brendan Greene y su últimamente sonado título PlayerUnknown’s Battlegrounds, que ha arrasado en las redes durante los últimos meses y excedido tanto lo que sus creadores esperaban que iba a interesar al publico que ya han recibido la oportunidad de pasar a consolas en algún momento futuro.

Cualquiera que haya echado unas cuantas horas a DayZ acaba pensando en lo irrelevantes que acaban siendo los no muertos en ese juego cuando las situaciones de mayor tensión y autenticidad salen de los encuentros con otros jugadores. Y precisamente despejar esa parte de la fórmula es lo que ha llevado a este título a fijarse en qué fallaron y acertaron todos esos títulos anterires con un planteamiento similar que quedaron en la nada y hacer la combinación perfecta: Un modo de juego estilo battle royale en el que 100 jugadores se enfrentan y solo puede quedar uno vivo, con un mapa abierto en el que ya desde el primer momento tienes que empezar a planear una estrategia para sobrevivir, encontrar cualquier objeto de los que se reparten aleatoriamente por todo el escenario para defenderte y equiparte, y mantenerte a salvo dentro de una zona segura resaltada del mapa la cual fuerza a los jugadores a moverse constantemente, acercarse unos a otros y fomentando los encuentros.

Por lo de pronto no ofrece nada tan apabullantemente distinto a lo visto anteriormente como para interesarse tanto por el, pero este acierto de título surgió después de que su director y diseñador, conocido por su alias Playerunknown (de ahi el título) trabajase en una versión sin zombis del mod de Arma 2, DayZ, y acabase por pulir la fórmula e interesando a un productor coreano para hacer un nuevo juego que encajase en ese nicho de mercado del que venía. Así comenzó su desarrollo y gracias a la integración con Twitch que tiene el título se dio a conocer por ahí, haciéndose muy viral y terminando por reventar la caja de ventas para un juego de estas proporciones, el cual no lleva ni 4 meses en acceso anticipado y ya ha recibido un espacio muy grande en la pasada conferencia del E3 de Microsoft anunciando su salida en consolas.

La autenticidad con la que el juego es capaz de hacerte sentir tensión es tal que desde el principio de las partidas, las cuales son y se sienten realmente únicas, necesitas encontrar un buen sitio donde caer en paracaídas mientras los otros 99 jugadores hacen lo mismo y comienza ya un pequeño tira y afloja de marcar los territorios iniciales para abastecerse con armas, protección, vehículos, materiales… en un inventario no muy excesivo y manejable que determinará como comenzar a organizar tu supervivencia: quizá estés armado hasta las cejas y puedas ir como un kamikaze a matarlos a todos o quizá debas ser más discreto y buscar mejor equipo para defenderte, a la vez que debes mantenerte en movimiento dentro de la menguante zona segura, o morirás. Al final toda esta presión constante mantiene unas partidas largas y variadas en las que, con amigos o sin ellos, debes llegar lo mas lejos que tus habilidades te lo permitan, y rezar por tu suerte para conseguir ser algún día el último hombre en pie.

Es un título que tiene un concepto nada revolucionario pero que lo arregla por todos sus rotos y descosidos transformándolo en un título de nicho y ofreciendo una experiencia, duración y calidad por un precio de 30 euros que ya muchos juegos AAA querrían o deberían ofrecer, y una fase de acceso anticipado que por lo de pronto se asegura muy estable y fructífera, gracias a lo viral que se ha hecho por su cantidad constante de streamings y el boca a boca tan positivo que ha recibido.

Deja una respuesta