[Review] Wartile – Asaltos vikingos y sangre

Wartile es uno de esos juegos que sorprenden a la vista. Tanto por la temática (no hay muchos juegos que exploren la cultura nórdica), como por la jugabilidad, como por el apartado gráfico.

Veamos que en qué consiste Wartile, un juego en el Acceso Anticipado de Steam.

Se trata de una curiosa adición al género de la estrategia, en este caso siendo un híbrido extraño que no encaja ni en la estrategia en tiempo real ni en la estrategia por turnos, tomando un poco de cada. En Wartile debemos escoger entre una serie de figurillas, cada una siendo un vikingo de una clase distinta, con armas y habilidades distintas. Desbloquearemos más figurillas en la taberna conforme avanzamos en la historia, mientras que las armas se compran en la herrería. Por otra parte, las figurillas suben de nivel cuantos más niveles completemos con ellas.

El menú principal es una especie de sala. En el centro hay una mesa con el mapa donde aparecen los niveles, y a los lados de la mesa están la taberna, la herrería… Cada nivel está construido como si se tratara del mapa de un juego de estrategia 4X (estilo Civilization), dividido en celdas hexagonales que ocupan las figuritas. Aunque se podría decir que funciona por turnos, estos tienen un tiempo límite automático, así que más bien es en tiempo real porque es muy fluido.

Al acercar las figuras a un enemigo, estas atacarán solas cada vez que puedan. A la hora de los combates es necesario tener en cuenta tanto la altura (los personajes en posiciones bajas están en desventaja al poder fallar sus ataques) y la inferioridad numérica. Por eso, como jugadores, siempre debemos intentar por todos los medios posibles colocar nuestras figuras en sitios elevados y de difícil acceso, para que, en caso de estar rodeados, poder ir eliminándolos uno a uno.

El hecho de que sean figuritas en un tablero da una sensación como si se tratara de un juego clásico de mesa al estilo de Risk o de Warhammer. La estética es muy llamativa, manteniendo una paleta de tonos pálidos que inspiran melancolía, pero con una gran variedad para poder diferenciar bien el terreno y a los enemigos.

Una cosa que verdaderamente destaca es su impresionante banda sonora. Os lo digo en serio, es **** alucinante. Os dejo una pequeña muestra de lo que os vais a encontrar:

Es uno de los pocos indies que he jugado que tiene una banda sonora de semejante calidad. No sólo por el increíble ritmo, ni la fantástica melodía, sino también por los coros y las voces que te dejan helado y te llevan a recuerdos de batallas en las frías tierras del norte. Si fuera sólo por la música (que podéis comprar por separado por tan sólo 5€), le daría un sobresaliente fijo. Pero tiene sus problemas.

El juego me resulta tremendamente tosco. La estética es genial, pero luego el juego no se ven tan bien como en las imágenes, o al menos yo no lo veo así con las opciones gráficas al máximo. La jugabilidad, aunque entretenida, me resulta forzada. No puedes controlar exactamente a quien atacar, por lo que es más difícil planear estrategias.

Además, me da la sensación de que el juego aumenta constantemente la dificultad artificialmente. Dado que las mecánicas son muy básicas y dan pocas opciones de juego más allá de la planificación, la única manera de hacer el juego más difícil es aumentar las estadísticas y, sobre todo, el número de enemigos. Se puede volver bastante frustrante enfrentarte a un par de enemigos sólo con que tengan a otros 3 cubriéndolos desde lejos con sus arcos.

El juego da pocas explicaciones y profundiza muy poco en su propia historia. En vez de jugarse como cualquier otro juego, en el que tienes una introducción y un guion cohesivo, según empiezas en el menú principal sólo tienes la opción de meterte directamente al primer nivel e ir avanzando por tu cuenta. No tengo una sensación de estar jugando a un juego completo, sino a un conjunto de misiones sueltas. Teniendo en cuenta que trata sobre la cultura nórdica (una de las más interesantes y de las menos exploradas), me esperaba alguna epopeya o al menos algo que me otorgara tensión. Si el juego realmente tiene una historia que envuelva los niveles, ni la he descubierto ni el juego ha intentado de ninguna manera interesarme por ella.

Todas estas cosas de las que me quejo probablemente se deban a que el juego aún está en Acceso Anticipado (espero), por lo que deberían de arreglarse conforme se acerque a la fecha de salida. A pesar de eso, os recomiendo que lo probéis. Si no estáis dispuestos a pagar los 20€ que cuesta el juego esperad a alguna rebaja y tenedlo en cuenta para vuestra lista de deseados. Quizás esté verde, pero podría ser un verdadero diamante algún día.

Os dejo el enlace a la página de compra de Steam, además del tráiler:

Wartile – Steam

Deja una respuesta