Recomendación: Flower, ese incomprendido de PS3

Lo reconozco, la primera vez que probé esté juego, lo quité a los cinco minutos, confuso, pensando en a qué demonios había estado jugando, y para qué mentir, usando adjetivos que eran de todo menos bonitos.

Y ahí lo dejé apartado, venía como complemento del juego al que realmente quería jugar, pensé. Ese juego era Journey, del que ya os hemos hablado por estos lares. Así lo hice, me puse con el juego «principal» y cuando terminé, quedé tan enamorado que no tuve otra que pensar: «si estos chicos de Thatgamecompany han hecho esta maravilla, algo tendrá también esa cosa rara llamada Flower, ¿no?».

Con esa motivación, me armé de valor y le di una segunda oportunidad a un juego que en un principio sólo me había generado rechazo. Pero heme aquí escribiendo un artículo en el que pretendo conseguir que este incomprendido sea disfrutado por al menos alguien más que yo.

Belleza y paz, sello de identidad

Según fui jugando vi de donde habían salido muchas mecánicas de Journey. Esa belleza y esa tranquilidad venían heredadas de Flower, un juego que consigue que el Yoga y demás métodos de relajación se queden como simples juegos de niños. Fuera de bromas, una vez que entres en su mundo, te alejarás de la adrenalina de los disparos y la acción de los juegos de hoy en día, y pasarás a un estado «zen» que pocas veces habrás experimentado en un videojuego. Sólo por esa experiencia, merece la pena.

Sin marcadores y prácticamente sin botones

Flower intenta desde un primer momento meterte en su atmósfera, y para ello elimina cualquier marcador o menú de la pantalla, mostrando sólo los parajes enormes (y preciosos) por los que tienes que hacer volar los pétalos de las flores. Para ello simplemente usa el control sixaxis del mando y un botón para controlar a donde llevar las ráfagas de viento. En un par de minutos será tan intuitivo como satisfactorio.

Poesía con mensaje

En definitiva, Flower es un viaje hacia la belleza del mundo, con un mensaje poético que tendrás que descubrir tu mismo jugándolo y en el cual te acompañará una banda sonora que está al nivel del resto de aspectos del juego. Si tienes la opción de jugarlo y no te llama la atención, piensa esto: Son sólo unas pocas horas de tu vida y desde aquí te aseguramos que estarán muy bien empleadas.

Deja una respuesta