[Reseña] Pumped BMX Pro – Vuela en una bicicleta

Reseña realizada con una copia de prensa otorgada por Plan of Attack.

A veces, una serie de juegos que sale casi de la nada puede sorprender a varios, en especial siendo un titulo de iOS. Así es como empezó Pumped BMX, un simple juego de móvil que vio la luz en 2012 y resultó muy entretenido. Similar a lo que muchos de nosotros habremos experimentado con juegos flash hace años, es simple y efectivo. Tras este suceso, se crearon más secuelas (Pumped BMX 2 y 3) hasta que, por merecimiento y algo de fortuna se aterrizó en consolas y PC (Pumped BMX +).  Ahora, una nueva entrega del juego llega a Xbox One, PC y Nintendo Switch, ¿Cómo habrá terminado?

Pumped BMX Pro salio a la venta este 7 de febrero para las ya mencionadas plataformas. Fue desarrollado por Yeah Us! Games en colaboración con Warp Digital Entertainment (Thomas was Alone, The Flame in the Flood) y distribuido por Curve Digital. Es el quinto juego de la serie Pumped BMX.

Jugabilidad

Antes que nada, he de aclarar que la versión que probé fue la de Xbox One, por lo que la experiencia puede variar (en especial en Switch, la cual tal vez seria la más cómoda). Los controles en general son simples, aceleraremos  hasta llegar a una rampa o algo similar. Mientras mayor sea la aceleración al alcanzar la rampa, mejores serán el impulso y tiempo para realizar las maniobras. Para descender, es recomendable ajustar el ángulo de la bici, pues una mala caída resulta en la pérdida de la aceleración o incluso fracaso del nivel. Por otro lado, si es bien controlada tendremos un impulso incluso mayor, haciendo que el próximo salto sea incluso más alto.

Durante el tiempo que estemos en el aire tendremos que realizar distintas maniobras. Ya sea una vuelta hacia atrás, uno o más giros de 360 grados entre otros, debemos saber cuando sí y cuando no está bien utilizarlos. Algunos tardan más en realizarse que otros, dándonos un menor margen de error. La variedad de estos es amplia, reforzado por la necesidad de combinar la mayor cantidad posible para conseguir una mejor puntuación.

El juego cuenta con 6 escenarios principales, cada uno posee 10 niveles y cada nivel 12 retos. Los escenarios se desbloquean a medida que consigamos superar estos retos. En cada escenario se implementan distintas mecánicas nuevas, ya sea el grinding o un nuevo conjunto de trucos para realizar.

Si bien es sencillo, dominar los saltos y aterrizajes requiere un poco de precisión y puede llegar a ser entretenido. El problema es que a pesar de serlo, no es un cambio muy significativo con respecto a los anteriores juegos.

Apartado Visual y Sonoro

Gráficamente, Pumped BMX Pro no destaca  demasiado (y  tampoco trata). Sirve el cometido de ser una mejora con respecto a los anteriores juegos y ya. Aun así los escenarios y la construcción de los mismos son muy interesantes y hasta entrañables. Ya sea una casa en una colina, un bosque o un desierto, tienen algún que otro detalle para evitar sentirse vacío.

El apartado sonoro, sin embargo, es otro tema completamente distinto. La música en sí no es el problema, sino el cómo es utilizada. A lo largo de 10 niveles de cada escenario (y las veces que quieras reintentarlos) escucharás una y otra vez la misma música. Al principio no molesta, pero luego se vuelve monótona y repetitiva, y puede llegar a volverse irritable por momentos. También hay veces en la cual esta se corta tras finalizar, dejando un silencio incomodo hasta que vuelva (la duración de estos silencios puede variar en cada escenario).

Veredicto Final

¿Puede  algo simple, como esto suena, ser divertido? Para la persona correcta sí, ya que poseemos una amplia variedad de cosas para experimentar y pasar el tiempo, quizás hasta retando amigos a ver quien lo hace mejor. Un juego interesante para aquellos no allegados a la serie.

Sin embargo, para aquellos que ya están mejor familiarizados con las anteriores entregas, no es un viaje demasiado placentero. Algunas mecánicas, aunque bien recibidas, no parecen hacer demasiado para mejorar al juego con respecto de las entregas previas. Además puede que sea para mi, o para muchos, pero simplemente no parece ser el tipo de juego para una consola de sobremesa. Dado que sus inicios están en dispositivos móviles, puede ser que no sea el único que lo sienta así. Agregando eso a los problemas que encuentro con el sonido no termina de asentar muy bien.

Al final, para aquellos que solo buscan pasar el rato, puede que les llame la atención, pero para otros, Pumped BMX Pro es una acrobacia que se queda corta.

Deja una respuesta