Retrospectiva; Trilogía Fable 2/3

Continuamos con la retrospectiva de Fable, en este caso, con la segunda entrega. Si bien en la anterior pude hablar de las tres versiones, en esta no hay demasiada necesidad en hacerlo, si tienes la versión Gold o Classic de Fable II, te encontrarás que tienes los DLC incluidos en el disco, y los DLC añaden objetos y no afectan a la historia principal, de modo que la diferencia es esa, objetos y poco más.

Fable II salió en 2008 siendo un juego exclusivo de Xbox 360, el único de la trilogía en no tener una versión de PC, lo cual es un absurdo tremendo, teniendo en cuenta que esta decisión se tomó para vender unas cuantas consolas más, bien podrían haberlo lanzado posteriormente a su otra plataforma. Pero centrándose en el juego, fueron cuatro años de desarrollo entre el primero y este, de modo que han cambiado muchas cosas, algunas para mejor, otras para peor. Como dije al finalizar el texto del primer juego, lo más importante es valorar los cambios y las mejoras en una secuela, y Molyneux sin duda tomó nota de las críticas que recibió su juego lo cual se nota en este. Debo darle crédito a lo que lo tiene y todo lo que prometió que tendría Fable II está presente en el juego, pero el problema, es que está solo a medias. Empecemos con la historia.

El juego tiene lugar 500 años después de la historia del anterior, y tu junto con tu hermana, estáis a la intemperie, calentándose al fuego de una antorcha, cuando un mercader llega a la ciudad, y tu hermana decide conseguir dinero para comprar una caja de música, que es un artefacto mágico que te concederá un deseo. Similar a la intro del primer juego, tienes que decidir como ganar ese dinero y de igual forma que en mi primer artículo sobre Fable, llegaré a ello en un minuto. Después de encontrar todo el dinero y comprarla, realiza el deseo el cual es poder vivir en el castillo, pero en ese instante, la caja se eleva y desaparece. Sin embargo, esa misma noche, unos guardias os buscan a tu hermana y a ti, pues Lord Lucien, amo del castillo, solicita vuestra presencia, lo que lleva al descubrimiento que tu y tu hermana tenéis sangre de héroes y siendo ello un impedimento para los planes de Lucien, acaba con la vida de tu hermana de un disparo, y cuando tu eres disparado, te encuentra Theresa, una vidente ciega, la hermana del héroe del primer juego, quien curará tus heridas y te criará hasta que tengas edad de cumplir tu destino.

Varios años después comienza tu aventura, tras dar los primeros pasos bajo la constante atención de tu cuidadora y mentora, tendrás que ponerte en camino. Además de ti, hay otros 3 héroes que debes encontrar para derrotar a Lucien, quien esta restaurando La Aguja, un artefacto del viejo reino de gran poder que puede cambiar la realidad a su antojo.

Desde luego, la historia es un paso adelante en su concepto respecto al juego anterior y pocas quejas tengo sobre la historia en sí, es una historia épica de venganza corriente en un videojuego, pero tengo problemas con su ejecución. Antes de nada, esta intro es la mejor de la saga en mi opinión, tiene todo lo que hacía que la del primer juego fuese disfrutable y añadió gran carisma a los personajes, muchas de las personas que conoces de niño tienen un rol en el futuro. Rose, tu hermana, en tan poco tiempo demuestra ser un gran personaje, un miembro de una semimafia le ofrece dinero por tener sexo con ella, pero ella a se niega a pesar de no tener donde caerse muerta, y te reprende por tus malas acciones para conseguir el dinero si tomas esa ruta, pero entiende que debéis sobrevivir. De no tener una muerte tan prematura en la historia, hubiese sido un gran personaje a lo largo del juego, no tengo dudas sobre eso. El problema comienza luego, con los héroes en concreto, realmente no llegas a conocer de verdad a ninguno estos, completas una serie de misiones y acto seguido se unen a tu causa, cada uno por sus motivos, pero no existe ninguna conexión entre tu persona y ellos. El caso de Theresa es aún peor, en ningún momento muestra la preocupación que cualquiera mostraría por alguien a quien ha criado, ni tu por ella. Estas cosas son las que te sacan de la historia que por otro lado, como ya he dicho, es una historia ordinaria en este género. Lo que sí que no puedo dejar pasar es el jefe final del juego. Para ser justos, toda la recta final de la historia parece hecha con mucha prisa y poco desarrollo, como si se hubiesen quedado sin tiempo y la fecha para entregar el juego se les venía encima, pero los motivos me dan igual, esto es lo que han sacado al mercado y es lo que yo reseño, pero el jefe final, es la conclusión más anticlimática y decepcionante que he enfrentado nunca en un videojuego.

La música, que había sido un gran punto fuerte de su predecesor, también lo es aquí. De nuevo, ambos compositores vuelven a dar esa atmósfera que Albion necesita, y realmente se nota el cambio de época, si bien en la primera entrega nos encontrábamos con un Albion en la Edad Media, ahora podríamos situar su periodo histórico en la Ilustración, y la música encaja con el nuevo ambiente del juego a la perfección, comenzando por los pueblos que se han quedado en sus antiguas costumbres como Oakfield hasta las zonas más oscuras de la región.

https://www.youtube.com/watch?v=fvLhuWSmY3g

https://www.youtube.com/watch?v=Ff0a9jO-EMI

De modo que sí, la música sigue siendo estupenda y la historia tiene sus problemas, es más ambiciosa que la de su predecesor, pero sin tomarse demasiado en serio ya que el humor de Fable sigue presente en este título. El gran punto que hace que yo pueda disfrutar más del primero que de este, es el gameplay.

Lo primero es lo primero, si Fable TLC es muy fácil, este puede considerarse un juego infantil. Como he dicho, yo no morí en el primer Fable, nunca, pero la muerte es real, si los planetas se alinean y algún día logro morir en ese juego, solo volveré a la vida si tengo en mi poder una de las pociones de resurrección. En Fable II la muerte es un paseo, cuando mueres, pierdes algo de experiencia, tu modelo de personaje tiene una cicatriz permanente en el cuerpo y eso es todo, lo único que hace la poción de resurrección en esta entrega es evitar las cicatrices. ¿Realmente puedo considerar un juego algo en lo que no puedo perder? Pero lo peor es que si tienes una de las dos entregas en la cual incluyen los DLC, o bien los compraste aparte, tendrás una poción que te quitará todas las imperfecciones y cicatrices de tu cuerpo, de modo que el concepto de la muerte en este juego es inútil. En un principio, la idea del juego era que al morir tu personaje, un nuevo héroe, tu hijo en caso de tenerlo, tomase tu lugar y siguiese la historia, de carecer de progenie, Game Over. Ese concepto se abandonó, cosa que me alegra, porque no tendría ningún sentido dilatar tanto el problema en el tiempo desde el punto de vista del Story Telling, Lucien no podría sobrevivir a cinco generaciones de protagonistas.

Otro gran problema que tiene este juego es su senda amarilla. Esta función es el reemplazo del GPS en tu minimapa, es un camino de luz que te guiará hasta tu destino. Dios mio, esto es ridículo, es un juego de mundo abierto, zonas que explorar, y lo que el juego nos ofrece, es un camino que nos dice en todo momento a donde ir y que debemos hacerlo ya. Puede desactivarse, pero luego para acceder al minimapa, tienes que pausar el juego, lo cual destroza la inmersión por completo y el mapa del juego no es útil. Lo más grave, es que se crean que en un juego tan fácil, en el cual no puedes morir de ninguna forma, necesitamos que nos lleven de la mano. El inventario es otro gran problema, si el inventario estaba bien para Fable, en este juego en el cual tenemos muchas más opciones, muchos más objetos, ropa, tintes para personalizar la ropa y el cabello, cuando llegas a la mitad del juego y cuentas con una respetable cantidad de objetos a tu disposición, se hace imposible usarlo eficazmente.

En este juego tienes una mayor interacción con el pueblo de Albion, conocerás a sus gentes, y dependiendo de tu relación con ellos, te pueden dar regalos, o incluso hacer descuentos si son dueños de alguna tienda. Genial concepto, en teoría, pero la relación social en este juego es terrible, la opinión de la gente puede cambiar en una instante ¿Has matado a mil civiles en todo el juego? No importa, tu baila un par de veces y cuenta unos chistes en la plaza del pueblo, la gente se desternillará y todo quedará olvidado, el pueblo te ama, eres su nuevo Dios en la tierra. Y el caso contrario, puedes encontrarte a un pobre mercader ambulante siendo atacado por unos bandidos o criaturas salvajes, naturalmente, sacas tu espada/rifle o cargas tu conjuro, y le salvas la vida, pero estás armado, ergo eres una amenaza, ese hombre te empezará a odiar, incluso tras haber salvado su vida. ¿Has conseguido muchos puntos de fama y tu personaje es atractivo? Felicidades, cada vez que camines por una ciudad, todas la gente del género opuesto y la gente homosexual de tu mismo sexo, querrá que te cases con el/ella. Si esa persona está en otro matrimonio y tiene tres hijos, carece de importancia, el NPC en cuestión se convertirá en un tapiz en blanco para ti en el momento en que regales un anillo. ¿Quieres tener hijos en el juego? Pues ten sexo sin protección una vez y listo, porque todo el mundo que está buscando ser padre/madre sabe que conseguirlo a la primera es la cosa más sencilla del mundo. Toda la relación social de este juego es pésima, tu hijo puede odiarte pero si haces una broma con un calcetín en la mano a modo de marioneta, te amará de nuevo. Y si no le das dinero suficiente a tu familia, tu cónyuge se separará de ti, e inevitablemente morirá y algo terrible ocurrirá con tus vástagos, y la gente te verá como una persona horrible por ello. Entiendo que me vean como una persona horrible sin estoy podrido de dinero y no doy oro a la familia para que se alimenten, pero ¿Cómo soy yo responsable de sus muertes en otra ciudad? El gameplay con alineación hacia el mal, puede ser injugable, la gente huye de ti antes de que llegues a ellos, de modo que no puedes ni comprar en las tiendas la mayoría de las veces, jugar como malo en este juego es una idea pésima desde mi experiencia.

Esos tres puntos son los que más echan para atrás del gameplay de este juego, son tres grandes problemas. Pero el juego tiene cosas buenas también. Lo primero, en Fable II puedes elegir el sexo de tu personaje. No hay diferencia alguna en la trama de ser hombre o mujer. El mundo de Albion en esta entrega es enorme, gigantesco, titánico en comparación con el visto en el título anterior y es mucho más abierto y explorable. Hay muchos más cofres para abrir y con la ayuda de tu compañero canino, podrás desenterrar tesoros ocultos. Y los coleccionables, amigos, los coleccionables han vuelto con su venganza sobre nosotros. En el anterior juego teníamos, con la expansión The Lost Chapters; 15 puertas demoníacas (aunque muchas eran obligatorias para continuar la historia), 30 llaves de plata, y 12 cofres de plata. En este tenemos 9 puertas demoníacas y todas son más complicadas de abrir, 50 llaves de plata, 18 cofres de plata y como novedad, 50 gárgolas, que son bustos de la criatura en cuestión encantados esparcidos por el mundo, los cuales te insultan para darte pista de su existencia y tu debes disparar contras ellas. Dije en el anterior que consideraba que el número de coleccionables en el juego anterior era perfecto, pero el incremento de este juego no me molesta en absoluto, las zonas son mucho más amplias y para conseguir todos ellos debes explorar cada rincón y tener amplio conocimiento de cada zona, lo cual es lo que busco en estos títulos, estás sidequests solo me proporcionan una razón más para hacerlo. Pero eso soy solo yo, entendería que alguno pensase que en esta entrega son demasiados pero yo personalmente no lo creo.

Otra cosa, este juego tiene cooperativo, offline y online, la pega es que es una porquería. El segundo personaje no interactuará con nada, ni siquiera contigo, es como si fuese parte de la imaginación de tu personaje. En caso de jugar online, tu amigo jugará con su personaje, pero si es offline, hay un modelo de hombre y otro de mujer genéricos en los 3 tipos de alineación, buena, mala y neutral.

Por fin, mi mayor queja en el anterior juego fue que o eras un santo o eras el anticristo, y a pesar de seguir bastante presente en este juego, en Fable II puedes tener opciones neutrales en algunas misiones e incluso una de las opciones al finalizar el juego es neutral, de modo que eso se ha mejorado. No me entendáis mal, aún esta lejos de juegos como Mass Effect, pero fue sin duda un paso hacia delante. Además, este juego sí tiene más sidequests, lo cual añade muchísimo al juego.

Sobre el combate, ha empeorado. Es cierto, hay una gran cantidad de armas: en las de corta distancia tienes a tu disposición diferentes tipos, cada una es mas rápida y hace menos daño que la otra, empezando por la katana y terminando por un descomunal martillo de dos manos, de modo que puedes elegir el tipo de arma que más te guste. Lo mismo en las armas a distancia, no solo puedes elegir entre rifles, ballestas y pistolas, si no que además puedes elegir si las quieres de repetición o de un solo disparo de daño masivo. Pero por desgracia eso no cambia el hecho de que ambas disciplinas de combate han sido capadas para esta entrega. Si eres un luchador cuerpo a cuerpo, ahora vas a necesitas las florituras, cada dos o tres golpes los enemigos empezarán a cubrirse de todos tus ataques, por lo que necesitarás ese movimiento para atravesar su defensa o no llegarás muy lejos. Eso unido al hecho de que las armas físicas tienen un daño considerablemente menor, te verás en la situación de estar en constante desventaja en este tipo de combate. Las armas a distancia, ahora tienen apuntado automático, tienen un daño considerable el cual se puede aumentar si mantienes apretado el botón de disparo unos segundos en lugar de spamearlo y lo más importante es que los enemigos no pueden bloquearlo, solo unos cuantos pueden esquivarlo de una voltereta, pero esquivan uno de cada cinco disparos más o menos, de modo que sigue siendo una opción mucho más efectiva que la espada. En cualquier caso, la magia ha sido bufada a niveles ridículos, la mejor forma de vencer en el coliseo es cargar tu magia de detener el tiempo hasta el nivel cuatro y luego lanzar un conjuro ígneo de nivel cinco, esa combinación mágica es gamebreaker.

Lo que hay que reconocer de este juego es que tus decisiones tienen mucho más peso, depende de tus acciones como niño en la intro del juego que el casco antiguo de Bowerstone sea una zona tranquila o un agujero, de modo que ves que tus acciones pueden ayudar o perjudicar de forma mucho más evidente. Eso es uno de los grandes puntos a favor que tiene Fable II, el entorno cambia con tu personaje, dependiendo de tus acciones, tanto en la trama principal como opcionales. Además, este juego sí tiene un postgame, hay varias cosas que solo se pueden realizar tras completar la historia, de modo que puedes ver el mundo libre de Lucien, y los DLC pueden hacerse durante la misión, aunque hay cierto tiempo de espera entre una misión y otra para que estés preparado para los desafíos que se avecinan, pero estarán completamente disponibles al finalizar la trama. Esta vez, puedes comprar propiedades, tanto tiendas como casas, en las que puedes vivir, mejorar su muebles o ponerlas en alquiler. También podías comprar cuatro casas en el Fable original, pero tenían tan poca presencia que no merecen ni mención.

En cuanto a los DLC, tienes un traje y espada cameo de la saga Halo, los cuales no poseo porque son trajes y no pretendo gastar dinero en algo puramente estético. En lo que a DLC de contenido se refiere, tenemos See The Future, en el cual compras unos artefactos mágicos, además de otros exclusivos del DLC. Estos objetos se compran en la tienda ambulante de Murgo, el vendedor del prólogo y al usarlos te transportan a un lugar. Estos son: La bola de nieve, un mundo dentro de la misma tiene una maldición de unas criaturas que han robado todo el color. La calavera, donde tendrás que engañar a criaturas del mundo de Albion para avanzar por un cementerio macabro. El coliseo, donde te enfrentarás a hordas de enemigos y si cumples ciertas condiciones, tendrás premios exclusivos. La aguja, un último objeto que será un teaser de Fable III. Además, este DLC incluye otros dos coleccionables, 10 estatuas de Murgo con el propósito de ser un logro para desbloquear y 10 tintes para ropa y pelo exclusivos de Murgo, que aparte de un logro tienen un uso práctico. Sobra decir, que estos dos nuevos coleccionables se encuentran en el mundo de los objetos de este DLC.

El otro DLC es Knothole Island, la Isla Knothole tiene un gran problema con el clima, y debes encontrar los totems que permiten controlar la estación en la que viven. Además, en este DLC tenemos una tienda muy peculiar, tiene unas cajas con un objeto extraño y único dentro. Para conseguirlos, tu tienes que conseguir ciertos objetos a cambio de la caja en cuestión. Además incluye pociones para cambiar de raza a tu perro, y otro coleccionable, 10 tomos de una enciclopedia sobre la historia de Knothole, los cuales se encuentran desperdigados por toda la isla.

Estos DLC añaden entre 10 y 15 horas si los completas al 100%, el inconvendiente es que con los problemas que he mencionado antes, es posible que no quieras hacerlo. Desde luego este juego ha mejorado en muchas cosas, es inegable, y las cosas que siguen siendo malas, han mejorado desde el primero con la notable excepción del combate, de modo que ¿Por qué no considero que este Fable como el superior de la trilogía? Bueno, realmente lo reconozco, lo es, pero a nivel personal, las cosas malas que tiene me echan más hacia atrás que las del Fable original, pero eso soy solo yo. Si no os convence el primero, tal vez lo haga el segundo, tiene los cambios suficientes para darle otra oportunidad a la franquicia, y adoro las pequeñas cosas que muestran, el primer jefe del juego es un matón que había en tu ciudad cuando eras niño, y tiene muchos guiños al juego anterior que no son intrusivos para los nuevos jugadores. No me entendáis mal, este juego lo puedo disfrutar, y lo he revisitado varias veces, pero menos que Fable The Lost Chapters y no puedo más que repetirme llegado a este punto, si buscas darle una oportunidad a la saga y no te convence el primero, dásela con el segundo.

Con esto, pongo punto y final a la segunda entrega de esta retrospectiva, con solo un juego restante en espera, y los problemas vistos en ambos juegos ¿A la tercera irá la vencida? Tal vez si, o tal vez no, como he dicho, lo importante a la hora de ver una secuela, es ver si ha mejorado en los fallos, la próxima semana veréis si Fable III lo ha hecho del mismo modo que Fable II.

Deja una respuesta