[Review] Boo! Greedy Kid – Un niño y sus bromas locas

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,89$
¡Oferta!

Los plataformas siempre han sido un género en el que siempre se puede jugar a ser algo, es un nivel tras otro y un desafío en el que siempre hay enemigos para poder atravesar y luchar contra ellos. El hecho de ser un héroe nos convierte en alguien con quien poder saltar, disparar y luchar contra enemigos para poder seguir y seguir. Es un género que sigue y avanza creando distintos mundos a los cuales enfrentar, abarcando y creando subgéneros que modifican la formula, pero tendremos siempre algún enemigo al cual enfrentarnos y lo más característico será el cómo tengamos que hacerlo. Por este género y todo el mundo que ha creado hablamos de Boo! Greedy Kid.

Desarrollado por Flying Oak Games y distribuido por ellos mismos junto con Plug In Digital, Boo! Greedy Kid es un juego de plataformas que fue lanzado en febrero y que tiene una idea muy curiosa. Nos convierte en un niño gritón que lo único que quiere es dinero para poder coger una latas de refresco. Para ello, nos ambienta en un asilo de mayores a quienes tendremos que quitarles el dinero para conseguir nuestro objetivo. Un objetivo que aunque poco avaricioso sí tiene ese punto de malo al tener que hacer todas las locuras que se nos permite.

Boo! Greedy Kid

La historia de Boo! Greedy Kid es bastante simple, tan solo nos van a poner en ese sitio al igual que al final nos sacarán de él. Para conseguir quitar el dinero a los mayores tendremos que asustarles, con lo cual dejarán caer sus monedas y nosotros podremos seguir el camino y completar el nivel. Es un objetivo que parece fácil y sencillo, algo rápido que tendremos que solucionar en un momento y no costará mucho tiempo en sí. Con una estética pixel el diseño de niveles se reduce a una serie de niveles hechos de forma que te los pases muy rápido y puedas seguir con lo tuyo.

Los niveles no deberían de durar más de un minuto y siempre se pueden repetir de forma fácil para poder marcar el récord y conseguir las tres estrellas. Al final uno de los objetivos del juego es completárselo en el menor tiempo posible obteniendo el mayor dinero posible. Los movimientos son sencillos, cortos y hacen que cada nivel se pueda desbloquear en poco tiempo. Todo muy reducido de tiempo y espacio.

Boo! Greedy Kid

La mecánica principal del propio juego es asustar a los mayores para conseguir el dinero, asustamos con un botón y con los demás iremos escondiéndonos, corriendo y asaltando a todo aquel que vaya al frente. Habrá enemigos como son los guardias, irán aumentando de dificultad y aunque todos tienen su punto débil habrá que tener cuidado para que no baje la propia vida. Para poder despistar a estos enemigos tendremos que escondernos y correr para que no nos vean. Las enfermeras lo que harán será proporcionar de nuevo vida para los mayores y si las asustamos obtendremos vida. Incluso los mayores serán un problema ya que algunos se enfadarán e irán contra nosotros. Cada vez que algún mayor, enfermera o guardia va contra nosotros nos quita vida y entonces tendremos que esquivar o recuperar. El juego utiliza una estrategia como la que es pensar rápido, hacer que cada vez el nivel sea más complicado, más amplio y tengamos que hacerlo todo de forma bastante acelerada.

Boo! Greedy Kid

Tendremos siempre que pensar en cómo hacerlo y si al principio podremos ver el nivel entero en ocasiones no podremos y tendremos que pensar rápido y recordar todos los huecos que hay en el propio nivel. Una estrategia que tendremos que ir solucionando un intento tras otro para poder tener mayor habilidad y agilidad a la hora de utilizar al protagonista.

Boo! Greedy Kid es una obra que habla sobre todas las locuras que puede hacer un niño y algo que no tendríamos que hacer. Siempre nos avisa de todo esto y tiene un humor bueno en el que deja ver todo lo que puede sacar ese niño que grita a los mayores. Es una obra que utiliza estrategias para poder seguir tentando al jugador cada nivel. Un niño que estará haciendo locuras hasta poder conseguir su objetivo en un mundo simple y entretenido.

Boo! Greedy Kid

Los videojuegos indies siempre han sido un mundo por explorar para todos los desarrolladores, con posibilidades para poder descubrir algo bueno y lo mejor de todo es que siempre hay ideas. Por supuesto todos tenemos una idea para desarrollar un videojuego, el caso es que hay que hacerlo y arriesgarse a que esa idea funcione, pero que funcione es algo complicado y tenemos que arriesgar para poder saber si lo hará. Este es el caso del juego de Flying Oak Games.

Deja una respuesta