[Review] Bullet Witch – La bruja permaneciendo en el pasado

Reseña realizada con copia de prensa otorgada por el publisher

El hack and slash es un género que siempre ha tenido un atractivo en la industria, una historia no muy pesada, unos cuantos personajes y a darse de golpes. Es un género que siempre ha tenido un hueco y que en prácticamente ninguna ocasión se ha desperdiciado, un mundo en el que todo lo que importa es el propio jugador, unos cuantos enemigos y unas buenas armas para poder batallar con los enemigos.

Algo sencillo del que siempre se puede sacar y del que siempre se ha hecho algo siempre atractivo, sobretodo en el diseño de personajes, siempre tienen algún protagonista carismático para poder sacar con algún arma, buenos enemigos y, aunque la historia simplemente sea una excusa, unas buenas mecánicas para poder mover el propio juego. Unas mecánicas del que siempre hemos tenido la costumbre de simplemente apretar botones y salir fuera a pelear. Un protagonista del que todo lo que necesitamos es subir de habilidades para estar en plena forma y seguir repartiendo a todos los enemigos y jefes que nos encontremos. Siempre con una estructura similar, yendo en fases pasándonos niveles, mapas y demás. Un diseño y estructura de niveles sencillas pero que, como el propio genero indica, no necesita mucho más.

 

Bullet Witch

El shooter también ha sido un género que siempre ha sido muy querido por los jugadores, en prácticamente toda la generación de juegos hemos tenido muchos y, es por ello, que siempre va a ser un género al que representar y el poder ponerle muchos aspectos para que pueda relucir. Siempre es buena la experiencia de tener enemigos a los que destruir con tus balas y siempre es bueno poder tener unas buenas armas con las que poder apuntarles.

Por este género y todo el mundo que ha creado hablamos hoy de Bullet Witch. Un juego que salió en 2006 y que tras estos años ha vuelto redigitalizado, una vuelta que, aunque se note, puede ser un muy buen juego para los que no lo jugaron o simplemente quieran recordarlo. Bullet Witch es un juego que, por una parte, se nota mucho los años que tiene, si eres nuevo y empiezas sin saber ya vas teniendo alguna idea de todos los diálogos, historia, mecánicas y personajes que puede tener. En ese sentido no le favorece, pero sí que es verdad que tampoco se le puede pedir mucho, es un juego que tiene muchos años y por tanto, como el género que es, se nota bastante.

La historia de Bullet Witch es simplemente una excusa para salir ahí y matar demonios, como ya se presuponía es un género con el que la historia siempre va a ser una excusa, y éste no es la excepción. Simplemente la trama se podría resumir en que la humanidad ha sido prácticamente desvanecida del planeta y el causante de ello han sido unos demonios. Esta vez la tierra se ha quedado prácticamente vacía y las víctimas son simplemente pura decoración que va a aparecer en el escenario, les podemos regenerar vida pero, de momento, poco va a poder solucionar.

Mientras tanto todo está lleno de demonios, unos demonios que al parecer tienen armamento, vestimenta y comportamiento militar. Tienen vestimenta militar, armas y pueden hablar como nosotros. Prácticamente son humanos aunque todo lo que hacen es llegar y pegar disparos. En este apartado los enemigos son poco variables, aparecen los soldados de distinto rango con distintas armas, que tampoco hacen mucha diferencia de daño, las mentes cerebro las cuales permiten controlar objetos y lanzarlos, los gigantes los cuales tienen mucho más daño y cuesta más dispararles y los jefes. Los enemigos no son muy variables y a poco de que les dispares o hagas los mismos ataques ya los has derrotado.

Bullet Witch

Siguiendo con los personajes, la protagonista es Alicia, una bruja que ha aparecido de repente y  que su misión es matar a todos los demonios. Mientras en esta aventura se encuentra con los soldados y su capitán militar, un personaje que, a medida que avanzas en la trama, ves por dónde va. Son personajes planos, simples y muy pocos, aun así, la historia sigue siendo una excusa y todo lo que dialogan siempre surge y acaba en lo mismo. Son personajes que no molestan, simplemente hacen de transición a todo lo que puede venir entre cinemáticas.

La mecánica principal del propio juego es el hack and slash y el shooter, una acción frenética que siempre puede ir algo parada si quieres ir en cobertura. Siempre tendremos nuestra ametralladora que podremos mejorarla y aunque también podemos tener otras armas, no es algo necesario; podremos tener magias y poderes para los enemigos más fuertes y prácticamente todos los enemigos se derrotarán de la misma forma. Es un juego con un diseño de niveles simple y propio del género, todo puesto de forma que te lo puedes pasar de forma sencilla.

Es una obra que habla sobre todo lo que se quedó en el pasado, la historia sigue siendo una excusa para matar demonios y aun así las mecánicas se quedan en buena forma para poder tener un juego más o menos mantenido. Un juego que trata toda la historia de la protagonista como si fuera un pasado trágico, algo con el que no se va a recordar ya que ella sigue siendo una bruja. Una niña que siempre quiso estar en los brazos de su padre y que siempre tendrá ese pasado trágico, ese recuerdo en el que siempre lo tendrá. Una bruja que permanece en una ciudad del pasado.

Deja una respuesta