[Review] Dex: acción cyberpunk de manual

Dex, del estudio checo Dreadlocks Ltd, es un videojuego cuya ambientación que deja claras sus influencias desde el primer momento. El título bebe de clásicos cyberpunk como Blade Runner, o Ghost in the Shell. No en vano, el personaje protagonista (Dex) tiene un «aire» a Motoko Kusanagi, la protagonista del clásico japonés. Dex es una chica que vive en Harbor Prime, una ciudad controlada por mega-corporaciones. De pronto y sin motivo aparente, Dex se convierte en blanco del Complejo, una organización secreta que controla los hilos en Harbor Prime, y nuestro objetivo será desvelar las razones por las cuales la protagonista es tan importante para el Complejo.

Uno de los personajes del juego ofreciéndonos «cositas buenas».

Dex es un juego en dos dimensiones que mezcla exploración, combate y rol (occidental). Avanzamos por la historia explorando el escenario, y cumpliendo misiones que nos encomiendan los NPCs que vamos encontrando por el camino. Podemos hablar con ellos y los diálogos nos permitirán ser más o menos amigables, y eso en algunos casos dará lugar a otras misiones u otras. El desarrollo no es lineal, es decir, podemos elegir no cumplir ciertas misiones y centrarnos en otras, o explorar ciertas partes del escenario; pero en general querrás hacerlo todo para encontrar todos los objetos y subir tu personaje al máximo.

Los niveles están diseñados con multitud de caminos que podemos explorar.

La parte rolera viene dada por las habilidades, que desde el primer minuto en que es posible acceder a ellas, tienen influencia en la manera en la que podemos superar misiones. Por ejemplo, según subamos la habilidad de pelea podremos eliminar a enemigos más fuertes; pero si subimos la habilidad de cerraduras, podremos colarnos por puertas cerradas sin necesidad de luchar. Las habilidades se suben con puntos de experiencia que obtenemos luchando, cumpliendo misiones y hablando con los personajes.

Habilidades que podremos ir subiendo, poco a poco.

Y luego vienen las partes de hackeo. El hackeo es un mini-juego en el que controlamos un cursor que podemos mover por un escenario (el ciberespacio) buscando la información que nos hace falta. Podemos movernos y disparar en diferentes direcciones, muy al estilo de Geometry Wars. La mecánica es sencilla, pero ayuda a darle variedad a la jugabilidad.

Hackeo en curso: somos el cursor azul.

Si te gusta el cyberpunk debes estar frotándote las manos con todo esto. Bueno, la parte mala es que no todo es de color de rosa; hay ciertas partes mejorables. Las animaciones, por ejemplo, son simplemente correctas; estamos acostumbrados a juegos 2D con animaciones suaves y detalladas, pero en este caso no tienen la expresividad que hemos visto en otras ocasiones, y al principio parecen toscas. Pero no significa que el control sea malo en absoluto, la respuesta de los controles es buena y rápida (recomendado jugar con mando).

Este enemigo nos ha dado ha quitado 15 puntos de vida de un golpe. Y a él le queda un 55% de vida.

El combate es más duro de lo que cabría esperar; en la primera pelea ya es posible que te encuentres con problemas para sobrevivir. Al principio podemos dar puñetazos, protegernos, y rodar por el suelo; pero más tarde tendremos acceso a armas y combos de combate que aderezan. Debemos familiarizarnos con estos controles lo antes posible, y subir la habilidad de pelea cuanto antes si no nos vemos capaces.

El diseño artístico, junto con la música y la historia, son posiblemente lo mejor del juego. La melodía del menú principal es pegadiza y en cuanto llevemos un par de partidas, ya nos encontraremos tatareándola cuando estemos fuera del juego. Como nota a mejorar, en algunos escenarios cuesta ver dónde es posible subirse o bajar, aunque el juego nos ayuda avisando de la acción disponible.

Esta escena de la introducción nos recuerda al principio de «Ghost in the Shell».

El juego salió con problemas, lo que lastró la recepción entre la crítica y los jugadores. Pero en Dreadlocks no se han olvidado de su juego y en este momento, tras los parches que se han ido publicando, es un juego muy disfrutable. Y es que más allá de sus problemas, la sensación es estar frente a un juego entretenido. Se nota que Dex es un trabajo realizado con amor por parte de los creadores. Todos los elementos suman.

En resumen, Dex no es un juego perfecto, pero dispone de muchos alicientes como para que los jugadores nos sumerjamos en Harbor Prime y exploremos todos sus rincones. Los aficionados al cyberpunk lo van a disfrutar como nadie.

https://www.youtube.com/watch?v=35naoYgKA9s

Deja una respuesta