[Review] Guacamelee! 2, exquisito y divertido guacamole

Reseña realizada en PC con una copia otorgada por el editor

Hace unos años era de esa parte de los jugadores que nunca ha tocado un juego independiente pero que creía lo que muchos otros decían: «juegos basados en la nostalgia». Guacamelee!, lanzado originalmente en 2013, sin haberlo jugado creía encajaba en esa descripción, un metroidvania repleto de referencias e inspirado en los clásicos de antaño. Lo dejé pasar. Para cuando Nintendo sacó su primer Humble Nindie Bundle en 2015 decidí darle una oportunidad a los indie y lo adquirí como regalo de cumpleaños, el juego de DrinkBox Studios fue el primero que probé, un año exacto más tarde la reseña de la versión Super Turbo Championship Edition sería mi primer artículo en Pato Gamer. Podrán entender mi emoción cuando se anunció Guacamelee! 2 en octubre del año pasado.

Aun así intenté mantener la cabeza y el corazón despejados y objetivos, mando en mano y máscara de luchador puesta probé la secuela de mi indie favorito, ¿qué me pareció? Pues hablemos de ello, bueno, escribiré y uds leerán.

Guacamelee! 2 no es un juego perfecto, pero casi (a mi consideración). Así que hablemos de lo que me parece negativo. Como suele suceder con las secuelas, Drinkbox Studios vuelve a usar muchos de los elementos presentes en la entrega anterior, que si bien se entiende el por qué, no deja de causarme un poco de pena ver cosas repetidas, esto sobre todo con enemigos, que aunque hay nuevos la mayoría del tiempo estaremos con viejos conocidos.

Al tener la opción para multijugador de 4 personas, el juego cambia la mecánica de los trajes, mientras en el primero cambiar de traje otorgaba bonificaciones y penalizaciones, como lanzamientos más potentes pero menos fuerza en los golpes, esta segunda entrega se deshace de esta mecánica por completo y no importa el traje que uses todo será igual. A mi parecer esto pudo haber sido retomado como algo opcional e incluso hacer que el multijugador dividiera un poco a los jugadores en roles.

Y ya. ¿Creyeron que iba a seguir la lista? Pero si dije que es casi perfecto. Además, realmente los puntos negativos de Guacamelee! 2 solo son por ser una secuela, no por sí mismo.

Juan recuerda las glorias del pasado, acompañado de sus hijos y su panza

Ahora sí, a lo positivo, en esta ocasión la historia toma inspiración en The Legend of Zelda: Ocarina of Time, con una línea de tiempo en la que Juan fracasó en su misión del primer juego. Pero nuestro héroe, ahora un padre de familia, está fuera de forma, por lo que debe de recuperar todos los poderes (o movimientos especiales) que ha olvidado para detener al villano de dicha línea de tiempo y evitar que destruya el Mexiverso… al comer el Guacamole Sagrado.

Guacamelee! 2 en jugabilidad es casi idéntico al primer juego y de nuevo se nota exquisitamente pulido, afinado incluso un poco más, los movimientos de Juan o Tostada, o cualquier personaje que usemos, son fluidos y responsivos, los ataques se sienten precisos y esquivar bien está en función de nuestras reacciones y habilidad y no de simplemente apretar el botón sin sentido. Además, esta vez nuestra transformación en pollo ha sido mejorada, contando con movimientos especiales propios que se utilizan tanto en combate como en exploración, todo esto dentro de una sub-historia muy divertida.

El sistema de combate hace uso también de todos los poderes y en general los promueve de forma inteligente con excepción de dos que son más difíciles de usar en todos los lugares. Para aprender a usarlos en combate un viejo enemigo se une a la aventura como tutor. Mientras que con la mayoría de los enemigos podremos machacar el botón de ataque, con otros que presentan escudos tendremos que usar nuestros poderes. Las peleas contra jefes son un punto a destacar, con una excepción que la verdad, para la variedad del resto, me pareció decepcionante, pero no les diré cuál para que lo descubran uds.

Aunque los enemigos sean repetidos, bien usados presentan nuevos retos

Siendo un buen metroidvania el título nos invita a obtener todos los poderes de Juan y posteriormente explorar todos los rincones del juego en búsqueda de los diversos cofres con vida o estámina, además de dinero, que servirá para desbloquear mejoras opcionales para Juan, como ataques especiales más poderosos, poder generar más dinero tras combos numerosos, etc.

La exploración es un auténtico goce, los escenarios están diseñados de forma que cada nuevo poder sea usado de forma adecuada durante los instantes posteriores a su obtención, comenzando con algún obstáculo pequeño e incrementando la dificultad de su uso de forma que podamos utilizarlo en situaciones más complicadas hacia el final del juego. Muchos cuartos secretos se limitan a romper un obstáculo con uno de estos ataques especiales, otros requieren una combinación de varios.

Como metroidvania Guacamelee! 2 es excelente, pero como juego de plataformas es donde realmente brilla. Como dije previamente, una cosa es descubrir un cuarto con un poder, otra es usarlo para no caer en un precipicio u obstáculo, y los retos que nos imponen involucrarán utilizar diferentes poderes uno detrás de otro, lo que requiere reflejos, velocidad y planeación. A lo largo de la aventura encontraremos cuartos que retarán a los plataformeros de forma muy, muy buena, algunos están pensados para ser completados como Juan, otros como pollo y otros como una combinación.

Los desafíos de los pollos Illuminati…, sí, leyeron bien, son fáciles de analizar, difíciles de ejecutar

Visualmente el juego de nuevo es muy hermoso, presentando pueblitos, templos y paisajes coloridos y pintorescos, mostrando también parte de la cultura e iconos mexicanos de forma respetuosa y a la vez divertida. En esta ocasión casi no veremos memes, estos estarán limitados a un área que seguro hará reír a unos y otros los molestará. Las referencias de nuevo están a lo largo del juego, pero también creo que son mucho menos pero siguen siendo bastante divertidas e incluso algunas alteran la jugabilidad momentáneamente. Personalmente, pueblo que visita pueblo en el que me la pasaba riendo con las referencias y diálogos.

En el aspecto sonoro creo que el juego mejora respecto a la entrega anterior y en esta ocasión sí tengo varias canciones rondando mi memoria. Muchos enemigos no solo tienen claves visuales a la hora de hacer sus ataques, sino también sonoras, por lo que si en algún cuarto te pierdes visualmente entre varios enemigos si prestas atención a sus sonidos podrás detectar sus ataques también.

Otra ventaja/desventaja del juego es el modo multijugador, en los combates vaya que es útil contar con alguien que nos ayude, pero en muchas otras secciones de plataformeo se pueden convertir en un gran distractor, a veces esto no es malo y es hasta divertido, pero tienes que encontrar la pareja o el grupo ideal para ello.

Como conclusión, Guacamelee! 2 es mucho más que una digna segunda entrega. Puede que no presente muchas novedades en el sistema de combate y movilidad, además de enemigos, pero lo que carece en estos aspectos lo compensa por mucho con niveles excelentemente diseñados y desafíos magníficos para los fanáticos del género de plataformas. Este juego es de esos que me siento con la obligación de recomendar a los fanáticos de los géneros que abarca, pero también a quienes, así como yo hace años, increíblemente no le han dado una oportunidad a la industria independiente… y en general a cualquier persona que quiera jugar videojuegos. Como dije, este es un juego casi perfecto y no puedo esperar a la tercera parte.

Deja una respuesta